Economía

INFORME UIA

Desplome industrial: en abril la caída fue de 31 %, la mayor desde 1994

El efecto de la cuarentena profundiza la crisis de la industria. Un informe de la UIA sostuvo que en abril la caída interanual fue de 31 %, el retroceso más pronunciado desde 1994. Así el primer cuatrimestre de 2020 acumuló un desplome de 11,9 %.

Lunes 22 de junio | 22:13

Una nueva publicación del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina, confirma que sigue profundizándose la crisis en la actividad industrial debido al impacto de la pandemia. El desplome registrado en la industria para el mes de abril interanual fue del 31 %, el mayor desde 1994 según el relevamiento elaborado por la UIA.

Esta pronunciada baja se debió a que fue el primer mes con un alcance pleno de la cuarentena. Mientras la retracción mensual, es decir respecto al mes de marzo fue del 17,4 %. Así para la UIA en el primer cuatrimestre del año la caída industrial fue del 11,9%, respecto a igual período de 2019. Los datos van en línea con los que informó el Indec sobre capacidad ociosa, que en abril ascendió a 58%.

Podés leer: Cuarentena y crisis: en abril la industria con el 58% de capacidad ociosa superó el nivel del 2002

Desde la cúpula empresaria, que viene siendo uno de los grupos que mayor presión ejerce para ampliar la apertura económica en el medio de la pandemia, sostuvieron que en el mes de mayo "los datos preliminares anticipan una fuerte caída de la producción". A pesar de la vuelta a la producción de grandes fábricas como las automotrices, alimenticias; y muchas otras, con el visto bueno del Gobierno pero sin las condiciones de higiene y seguridad necesarias. Las denuncias de los trabajadores crece día a día.

Mirá: Paro en Firestone, crecen los contagios en Coca y Mondelez: las vidas trabajadoras importan

Hundimiento industrial por rama

La entidad sostuvo que las abruptas caídas en abril se enmarcaron en un contexto de parate productivo por la vigencia del aislamiento obligatorio, que sólo permitió el funcionamiento del 43% del empleo industrial formal autorizado en abril.

*La caída productiva se registró en ese mes en todos los sectores, llegando al extremo de la industria automotriz que estuvo completamente paralizado, con una producción nula que implicó una caída histórica del 100%.

*Detrás del hundimiento de la producción automotriz, se ubicó el sector de minerales no metálicos (incluyendo a los despachos de cemento) con una baja de 67% interanual. Acompañando la fuerte caída de la construcción.

*En la rama de textil la contracción fue del 57,8%, explicado en mayor parte por caídas en hilados de algodón y tejidos y acabado de productos textiles.

*La industria de metales básicos registró una baja de 65,4%, con caídas en subrubros que promediaron hasta 70%, mientras que la refinación de petróleo cayó 40%, y la metalmecánica se contrajo 38,7%, por la menor producción de equipos eléctricos, autopartes y fundición.

*En el extremo opuesto, algunos rubros considerados esenciales-que nunca interrumpieron su producción- como alimentos y bebidas y la producción de sustancias y productos químicos y farmacéutica, fueron los únicos en presentar caídas más moderadas o leves subas interanuales.

De esta forma, alimentos y bebidas fue la única rama que registró una suba interanual de 0,9%, principalmente por la mayor producción en carnes y productos lácteos. Mientras en la producción de sustancias y productos químicos se registró una caída de 3,4%, amortiguada principalmente por la mayor producción de agroquímicos, aunque la venta de medicamentos se contrajo 3% interanual.

*Por último, la UIA sostuvo que las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) cayeron 58,3% interanual. Siendo los subrubros calzado (-99%), material de transporte terrestre (-90,2%), y caucho y sus manufacturas (-77,8%), los que presentaron las bajas más pronunciadas. La menor exportación de vehículos se explica por los menores envíos a Brasil (-95%), lo cual generó que las exportaciones MOI dirigidas hacia ese país cayeran 75,5%.

Al calor de la contracción de la industria por los motivos mencionados, un sector cada vez mayor de trabajadores ven afectados sus puestos laborales. Así lo reflejan los datos del Observatorio despidos durante la Pandemia: más de 4,8 millones de trabajadores afectados por despidos, suspensiones y ataques al salario.

Mientras se espera que la crisis económica se profundice, aún luego del peor momento de la crisis sanitaria, las implicancias sobre el mercado laboral podrían ser alarmantes. Para evitar que esta situación que implicaría una escalada en la catástrofe social en curso; la organización de los trabajadores es clave. Para defender los puestos laborales, seguir exigiendo condiciones laborales seguras y denunciar los ataques sobre el salario como las rebajas, el aguinaldo en cuotas y la suspensión de paritarias.

Te puede interesar: Punto de quiebre: la crisis hacia una tormenta perfecta







Temas relacionados

Industria automotriz   /    Industria   /    Ajuste   /    Despidos   /    UIA   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO