Política

REPRESIÓN EN EL CONGRESO

Después de la represión, la xenofobia y los pedidos de expulsión

El director de Migraciones afirmó que “la voluntad del Gobierno” es expulsar a los cuatro inmigrantes que fueron detenidos. Hoy habló Anil Baran, el joven turco.

Viernes 26 de octubre de 2018 | 11:33

Foto: Enfoque Rojo

El gobierno nacional avanza en su intención de expulsar a las cuatro personas extranjeras que fueron detenidas el pasado miércoles, en el marco de un brutal operativo represivo contra la movilización que rechazaba el Presupuesto 2019. Se trata de dos personas de nacionalidad venezolana, una persona del Paraguay y un joven de origen turco.

Este viernes, ratificado la línea política del gobierno, el director nacional de Migraciones, Horacio García, afirmó que “la voluntad política del Gobierno es producir la expulsión de las personas que rompan el contrato de confianza".

Las declaraciones del funcionario van a tono con lo que ya habían anunciado este jueves los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Seguridad, Patricia Bullrich. En conferencia de prensa, ambos integrantes del Gabinete nacional señalaron que se procedería a esa decisión.

Te puede interesar: Xenofobia transversal: Bullrich y Pichetto quieren echar a inmigrantes detenidos en Congreso

Esta política de criminalización de los inmigrantes fue respaldada también por el senador Miguel Ángel Pichetto. En el caso del legislador peronista no son ni las primeras ni las únicas declaraciones de carácter xenófobo.

Cacería y mentiras oficiales

Este viernes por la mañana fue entrevistado Anil Baran, el joven de origen turco detenido. En un diálogo con Ernesto Tenembaum, por Radio Con Vos, Anil afirmó qué él no estaba presente en la manifestación, sino que fue atrapado en el medio de la cacería policial.

Te puede interesar: Habló Anil Baran, el joven turco detenido en la represión: "Quería conocer Buenos Aires"

"Yo estaba en la 9 de Julio porque quería conocer Buenos Aires, llegué caminando a Humberto Primo, cuando vi 20 motos con policías que estaban tirando gases", señaló. El joven se encontraba en la Ciudad de Buenos Aires realizando trámites.

Durante el jueves, desde el gobierno se había afirmado que Anil había ingresado al país en marzo. Sin embargo, el joven afirmó que reside en el país hace más de dos años.

En la represión también fueron detenidos los hermanos Víctor y Felipe Puleo Artigas, de origen venezolano. Los efectivos policiales los apresaron en la puerta de su casa, que queda cerca del Congreso Nacional.

En una carta pública que difundieron en las redes sociales, señalan que solamente estaban presenciado la represión, cuando fueron detenidos. “Somos personas de valores y principios, emprendedores y trabajadores que al igual que muchos venezolanos, hemos venido a este país a construir un mejor futuro personal y profesional”.

En el texto de la carta desmienten las versiones que habían sido lanzadas por medios de comunicación afines al gobierno. “Nunca hemos sido funcionarios públicos en Venezuela, no hemos tenido relación alguna con el gobierno de Chávez/Maduro”, escriben.

Ni ellos tres ni Luis Fretes (nacido en Paraguay) registran antecedentes penales o pedidos de captura internacional, según un informe que ya emitió Interpol.

Más información: Falta de pruebas: sobreseen a joven que pasó 44 días preso tras las protestas de diciembre

El único argumento que el gobierno podría utilizar para seguir adelante con la expulsión sería, la residencia no registrada de tres de las personas que fueron detenidas en la represión. Sin embargo, eso no demuestra ninguna relación directa con los hechos por los que las fuerzas policiales argumentaron las detenciones.

Xenofobia y política represiva al servicio del ajuste

El discurso del gobierno y la oposición buscar aumentar la criminalización de la protesta social, al mismo tiempo que agita el fantasma de la xenofobia contra los extranjeros. Este último es un mecanismo clásico de las clases dominantes para incentivar sentimientos nacionalistas en la población contra quienes ingresan a la Argentina desde países en los que las condiciones laborales y de vida son peores.

Ese discurso nacionalista no se aplica contra los grandes grupos capitalistas extranjeros que saquean al país. Por ejemplo, los especuladores que fugan divisan son presentados como potenciales "inversores".

El énfasis gubernamental en estas expulsiones busca ocultar el motivo real que generó la manifestación del miércoles y la dura represión posterior. Ese día, con el apoyo del peronismo, Cambiemos logró media sanción para un Presupuesto de ajuste acordado con el FMI.

Un presupuesto que hundirá las condiciones de vida del pueblo trabajador en aras de garantizar los pagos de la deuda pública al gran capital extranjero. En ese objetivo están unidos Frigerio, Bullrich y Pichetto. Su discurso contra los extranjeros desaparece cuando entregan el patrimonio nacional al gran capital imperialista.







Temas relacionados

Rogelio Frigerio   /    Miguel Ángel Pichetto   /    Patricia Bullrich   /    Xenofobia   /    Represión   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO