Mundo Obrero

CHUBUT

Dueño de panadería atacó a tiros manifestación por reclamo laboral en Trelew

Se trata del propietario de la cadena de panaderías Dorita que respondió con gas pimienta y tiros los reclamos de trabajadores contra las malas condiciones de trabajo.

Viernes 25 de enero | 17:52

El conflicto que se hizo visible la mañana del miércoles 23 afecta a unos 15 trabajadores quienes iniciaron una retención de servicios, denunciando maltrato, precarización, incumplimiento de contratos, y el no aporte jubilatorio por parte de la patronal (distintos integrantes de la familia Gattoni). Esa mañana un dirigente del Sindicato de Panaderos, fue gravemente herido por uno de los propietarios de la cadena de panaderías, Sergio Gattoni.

Después de estos hechos, se estableció la conciliación obligatoria, pero el jueves los trabajadores se presentaron a sus puestos de trabajo y se les impidió el ingreso. Ante esto, inspectores de Trabajo realizaron un acta certificando el incumplimiento de la patronal.

En la mañana de este viernes manifestantes de distintas organizaciones sociales, se acercaron a las inmediaciones de la sucursal en conflicto en apoyo a les trabajadores realizando un escrache ya que el dueño tampoco acató hoy la conciliación.

Les manifestantes se enteraron que el dueño estaba a un par de cuadras, en otra de las sucursales y se trasladaron hasta allí. Al proferir cánticos en repudio, Gattoni, cerró las puertas de la panadería y rompió de un culatazo el vidrio comenzando a arrojar gas pimienta y lanzar tiros a los manifestantes. Se hicieron presentes efectivos de distintas fuerzas represivas y bloquearon la salida custodiando a la patronal.

Una menor de edad resultó afectada por el gas y tuvo que ser trasladada al hospital de forma particular. Varios de los presentes también se vieron afectados.

Fabián "Vikingo" Newen

En medio de los hechos se presentaron empleadas que estaban en una audiencia en la Secretaría de trabajo, y expresaron: “estábamos haciendo una marcha pacífica. Estuvimos en el otro local de Dorita, cuando vinimos para acá este desgraciado aprovechando que no había policías con la culata del arma rompió el vidrio, nos tiró dos tiros y le tiró gas pimienta a la gente. Hay dos compañeras que están en el hospital y una criatura [...] imagínate la impotencia porque habían bebés, habían criaturas y no le importo”.

“Reclamamos regularizar nuestros sueldos y categorías que cada uno tiene. Otra de las cosas, la mayoría somos mujeres dentro de la panadería y era el maltrato que vivimos diariamente, la hostigación por ejemplo verbales. Yo veía como a mis compañeras las insultaban por cosas que a veces salían mal”. [...]Te ibas cansada psicológicamente con esa presión. Ellos no nos están pagando los aportes, no tenemos obra social. Todos estamos blanqueados por solo 4 horas y las otras son en negro. Trabajamos entre 7 y 8 horas y más a veces.”

“Nosotros empezamos a hacer audiencias, en la anteúltima audiencia se firmó el acta de que si ellos no se presentaban iban a haber medidas de fuerza, la retención de servicios que se inició el miércoles, de parar la producción”. “desde allí se hizo una mediación que en ningún momento la cumplieron, ese día no nos dejaron entre a trabajar”.

Desde los disparos hasta que se llevaron a los propietarios y entre ellos al agresor, pasaron casi dos horas en el que se desplegó un fuerte operativo de las fuerzas represivas para custodiar los bienes de la patronal, esperando que desconcentren les manifestantes, finalmente la policía secuestró el arma de fuego, el gas pimienta y se llevó detenidos a miembros de la familia Gattoni.

Fabián "Vikingo" Newen







Temas relacionados

derechos laborales   /    Movilización   /    Represión   /    Chubut   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO