Economía

DEBATES EN IDEAS DE IZQUIERDA 16

EE.UU. ¿un imperio informal?

En Ideas de Izquierda 16 entrevistamos a Leo Panitch, autor junto a Sam Gindin de La conformación del capitalismo global y discutimos sobre la situación y perspectivas del dominio norteamericano.

Esteban Mercatante

@EMercatante

Viernes 12 de diciembre de 2014 | Edición del día

En Ideas de Izquierda 16 entrevistamos a Leo Panitch, autor junto a Sam Gindin de La conformación del capitalismo global, un profundo estudio de la manera en la que el capitalismo norteamericano fue el actor central para imprimir a la mundialización del capital sus rasgos actuales.

Este libro, que muestra cómo a lo largo de más de un siglo el Estado norteamericano sentó las bases para desarrollar las capacidades que le permitieron avanzar desde la segunda posguerra en la constitución del orden liberal trasnacional e imponer instituciones de gobernanza global a través de las cuáles asegura una cooperación –y subordinación– del resto de los Estados en el sostenimiento de este orden, viene teniendo desde su publicación en 2012 importante repercusión. Sus autores acaban de ser galardonados con el Premio a la Memoria de Deutscher en el marco de la Conferencia de Historical Materialism realizada en noviembre, de la cual también damos cuenta en este número de la revista Ideas de Izquierda.

No podía ser para menos, ya que documenta sus planteos con amplia provisión de fuentes, rescatando los documentos donde fue plasmando los ajustes en la gran estrategia de los EE.UU.

El debate que plantean, que podríamos sintetizar en la formulación “imperio o imperialismo”, es de importancia estratégica fundamental. Desde Ideas de Izquierda hemos discutido la cuestión en numerosas oportunidad. Entre otros artículos que pueden leerse está en “El imperio contraataca”, “EE. UU.: ¿jugador solitario en el gran tablero global?”, “Analogías para una crisis histórica”, “BRICS: ¿Una alternativa al orden imperialista?”, “La fantasía del imperio colectivo”, y en “Capitalismo siglo XXI: un mundo menos plano que nunca”.

A lo largo de la entrevista, Panitch enfatiza lo que es un punto central de la investigación plasmada en el libro: el rol de los Estados en la conformación del capitalismo global. Al contrario de las tesis globalistas que interpretan la mundialización con el debilitamiento del Estado, que retrocedería en favor del mercado, para los autores los Estados, que juegan un rol central para sostener de múltiples formas la reproducción del sistema capitalista, deben extender sus funciones al mismo tiempo que se amplía la esfera de circulación del capital. Lo uno es impensable sin lo otro, sostiene Panitch. En particular, el Estado norteamericano se internacionaliza; ejerce funciones para sostener la reproducción global del capital más allá de las fronteras de los EE.UU. Para esto ha creado toda una serie de mecanismos de coordinación, a través de los cuáles es posible lograr que los Estados soberanos que conforman el sistema mundial capitalista actúen de forma coordinada para sostener la acumulación de capital en todo el mundo, den igual trato al capital local y extranjero, etc. Estos mecanismos es lo que Panitch y Gindin definen como imperio informal. Con esta definición buscan distinguir la coordinación global bajo dominio norteamericano del imperialismo, categoría que cuestionan por entender que va asociada a una rivalidad interimperialista que hoy no sería pensable.

El debate que plantea el libro, que podríamos sintetizar en la formulación “imperio o imperialismo”, es de importancia estratégica fundamental. Panitch aclara en la entrevista que no estima que el imperio vaya a sostenerse eternamente. Sin embargo, corre el riesgo de desestimar el alcance real de los desafíos que enfrenta el Estado norteamericano. Los rasgos de agotamiento histórico del poderío norteamericano –aún a pesar de la capacidad de reinventarse que señala Panitch–, la tendencia de los desafíos de integración capitalista a superar sus capacidades, y el surgimiento de divergencias entre los pilares del orden de posguerra, ponen enorme presión sobre el orden de posguerra. ¿Podrá metabolizarse esto sin una escalada en los conflictos? La experiencia histórica no resulta alentadora.

Como hemos sostenido en otra parte, sería necio subestimar el poderío norteamericano y tomar unilateralmente los signos de su decadencia. Pero también resulta un gran riesgo la exageración de las fortalezas del poderío norteamericano y de sus logros. Calibrar certeramente la situación del imperialismo norteamericano, principal fuerza de la reacción en todo el mundo, es de fundamental importancia para la perspectiva de la revolución obrera y socialista internacional. Por eso, discusiones como la desarrollada en este número de Ideas de izquierda sobre La conformación del capitalismo global son de fundamental importancia.

La revista Ideas de Izquierda se consigue en quioscos, y en el Instituto del Pensamiento Socialista Karl Marx (Riombamba 144 – Caba).







Temas relacionados

Panitch   /    Imperialismo   /    Ideas de Izquierda   /    Estados Unidos   /    Economía Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO