Sociedad

Edenor le cortó la luz a una jubilada electrodependiente

Su nombre es Sergia Morán , tiene 78 años y vive en Isidro Casanova. Desde noviembre está anotada en el Registro de Electrodependientes, pero la empresa no respondió esa solicitud.

Miércoles 30 de enero | 19:58

El calor no da tregua y Edenor tampoco. A las altas temperaturas de los últimos días, las privatizadas que tienen a su cargo el provisionamiento eléctrico como Edenor y Edesur, responden con cortes de sumistros, ya sea por problemas técnicos subproducto de la desenversión o por falta de pago de facturas, que para la mayoría de la población se han vuelto impagables.

Ese es el caso de Sergia Morán, de 78 años, que padece las consecuencias de un ACV, tiene demencia senil y EPOC. Por lo que debe ser aspirada y nebulizada permanente en su casa de Isidro Casanova donde vive con su familia.

La Asociación Argentina de Electrodependientes hizo público la noticia luego de que Edenor decidiera interrumpir el servicio de luz en la casa de Sergia en reclamo de varias facturas impagas que van desde los $14.000 hasta los $ 21.000 valores totalmente impagables.

"Nos pidieron que hagamos el pago a cuenta para que me devuelvan la luz, es el segundo pago que hago y la verdad que no tengo aparatos para que gastemos lo que dicen que gastamos”, afirmó una de las hijas de Sergia, que hizo públicas las facturas.

La familia de Sergia también relató a varios medios que desde el mes de noviembre están inscriptos en el Registro de Electrodependientes, pero la empresa no ha aceptado su solicitud.

Esto ocurre, mientras aún permanecen sin luz cerca de 75.000 familias en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense en la mañana de este miércoles. Mientras que en la jornada del pasado martes, los cortes afectaron a más de 285 mil usuarios, en un día en que la térmica superó los 45 grados de sensación térmica.

Terminar con el lucro de los servicios públicos

En los últimos tres años de gestión macrista los tarifazos en los servicios eléctricos llegaron a 2338 %, un verdadero saqueo al bolsillo de la población en beneficio de las empresas concesionarias de los servicios públicos. Empresas como Edenar, comandadas por empresarios de estrecha relación con el presidente Mauricio Macri, Macelo Mindlin.

Hasta la derechista Elisa Carrió, que es parte del Gobierno y no se cansa de manifestar su apoyo incondicional al presidente Macri, desautorizó los últimos tarifazos.

Los cortes de suministro dejan a la vista de todos los usuarios que las concesiones de los servicios en manos de privados tienen un único objetivo: aumentar las ganancias a través de tarifazos impagables, sin destinar un solo peso en mantenimiento y provisión adecuada del servicio. En este caso es la luz, pero la lógica lucrativa se repite en cada empresa privatizada como los trenes, el subte o el gas.

Te puede interesar: De Alfonsín a Macri, los servicios públicos convertidos en negocio

Que la bronca contra los tarifazos se haga sentir es un primer paso muy necesario, pero hay que transformarlo en organización y en demandas claras. En estos momentos de fuerte recesión, con el FMI digitando las medidas económicas a implementar; es imprescindible oponer las demandas de los trabajadores para enfrentar este ajuste.







Temas relacionados

Marcelo Mindlin   /    Cambiemos   /    Privatizadas   /    Edenor   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO