Mundo Obrero

CORONAVIRUS

“Edenor no está por defender la vida, ni la de los usuarios ni la de sus trabajadores"

Reproducimos a continuación la denuncia que varios trabajadores de Edenor enviaron a nuestra redacción. Exigen condiciones de higiene apropiadas para los trabajadores del gremio, licenciamientos para actividades no esenciales y el fin de toda represalia contra los trabajadores.

Martes 31 de marzo | 22:22

Al día siguiente que el gobierno dispuso la cuarentena obligatoria, Edenor lo único que hizo fue mandar a las personas de riesgo a su casa (mayores de 65 años y a los que tenían alguna enfermedad pre existente que pueda conllevar un riesgo en caso de contagio de coronavirus). No licenciaron a la mayoría del personal, que no realiza tareas esenciales, como dispuso el gobierno nacional. Luego dispuso solamente el cierre del área comercial y oficias y mandó a esos empleados a continuar sus tareas desde sus casas a través del teletrabajo. Pero al área de Técnica nos dejaron a mucha gente olvidada, no nos tuvieron en cuenta en ningún momento.

En nuestro lugar de trabajo somos aproximadamente 100 personas entre los tres turnos y es un gran foco de contagio. Los directivos nos envían videos motivacionales dando a entender que tenemos que seguir trabajando y no bajar la productividad, y objetan que en estas épocas es donde los empleados más tenemos que ponernos al frente de la empresa. Una vergüenza. Hay muchos administrativos del área técnica que podrían estar haciendo el trabajo desde la casa, pero la patronal dice que la primera prueba que se hizo de teletrabajo para este sector (con aproximadamente mil operarios) no les fue satisfactoria. Sin embargo ya pasaron casi dos semanas de cuarentena y en ningún momento la empresa buscó la manera de desarrollar el software para garantizar que ese sector tenga la misma posibilidad de teletrabajo que hoy tiene el área comercial y oficina. Mientras tanto a los que trabajan en las cuadrilla no se les brinda siquiera bidones con agua, ni jabón para que se puedan higienizar las manos durante sus labores, y se trata de gente que está todo el día expuesta a muchas cosas, tocando medidores, cambiando postes, con herrajes, en contacto con un montón de materiales que quizá lo tocó alguna persona contagiada con el corona virus y donde el mismo puede permanecer varios días alojado.

Recién en el sexto día de dictada la cuarentena nos proporcionaron algunos guantes y alcohol en gel en pastilleros, que los tuvimos que llenar nosotros mismos (y sabemos que no tiene la misma efectividad que el lavado de manos). La realidad es que no las arreglamos como podemos. Algunos supervisores improvisaron algunas medidas para el personal de cuadrillas, como por ejemplo asignar un automóvil por cada trabajador en cada salida de trabajo, pero no se realizan una higienización correspondiente de los mismos, y por lo tanto eso puede facilitar el contagio entre compañeros. También otros jefes indicaron al personal que trabaja en la calle que no se apersonen en la oficina de Técnica para no aumentar riesgo de contagio, sino que se reúnan en las zonas de trabajo, pero hay días en los que se cruzan los módulos y tenemos el doble de gente de lo que se debería en las oficinas.

Perfectamente se podrían reducir las cuadrillas de trabajo, hacer guardias mínimas, cuadrillas de reparaciones y reclamos, mediante un sistema de rotación de compañeros que a la vez que garantiza el suministro de electricidad a la población , minimice el riesgo de contagio para nosotros. No tendríamos que seguir haciendo trabajos programado por ejemplo, hasta que pase la pandemia. Y los administrativos del área Técnica deberían poder trabajar en la modalidad home office. No se necesita más que inversión y voluntad Edenor, teniendo en cuenta de que estamos ante una crisis sanitaria.

La realidad es que la empresa no quiere ganar menos, eso es lo único que la motiva a este trato negligente, porque están sesgados en su afán de ganar plata. Incluso dió ordenes al área comercial para que empiecen a llamar a usuarios que hicieron fraude (que se han “colgado” como se suele decir) para notificarles que les van a cortar la luz. ¡En este momento tan delicado! Ahí se ve que Edenor no está por defender la vida, ni la de los usuarios ni la de sus trabajadores.

Por otra parte el sindicato Luz y Fuerza no nos está dando bolilla. Los dirigentes gremiales no van al sector de trabajo porque están licenciados, muchos por su avanzada edad son personas de riesgo. Y si no vamos a trabajar por el miedo que tenemos, nos echan. No tenemos protección. Ya el año pasado hubo cerca de ciento setenta despidos y conseguimos la reincorporación de unos ochenta. Echaron a muchos trabajadores calificados, buenos compañeros, muchos que ya están a una edad crítica a pocos años de jubilarse. Ahí ven un ejemplo de lo que somos los trabajadores para Edenor.







Temas relacionados

Edenor   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO