Internacional

CRISIS POLÍTICA EN BRASIL

El 63% de los brasileños quiere que Temer renuncie antes de fin de año

Más de la mitad de los brasileños desaprueba la gestión del presidente golpista Temer y un 63% desea que renuncie, según una encuesta de Datafolha.

Lunes 12 de diciembre de 2016 | 15:41

El 51 % de los brasileños considera mala o muy mala la gestión del presidente Michel Temer, según un sondeo publicado el domingo, que destaca también una caída en la confianza económica del país.

El sondeo, elaborado por la firma Datafolha para el diario Folha de São Paulo, apunta que la popularidad de Temer ha caído notablemente desde julio cuando aquellos que le reprobaban representaban el 31 %.

De hecho, el 63 % se muestra favorable a una renuncia del mandatario brasileño antes de que termine el año para que se celebren elecciones directas, mientras que el 27 % de los entrevistados dijeron lo contrario.

El porcentaje que apuesta por unas elecciones anticipadas es parecido al divulgado en el sondeo de julio (62 %) cuando Dilma Rousseff estaba suspendida de su cargo y Temer ocupaba la Presidencia de manera interina desde el pasado 12 de mayo.

En esa ocasión fueron preguntados por la renuncia de los dos líderes y la mayoría apostó por ello.

Aun así, para el 40 % la gestión de Temer es peor que la de su predecesora Dilma Rousseff, que fue destituida de su cargo el pasado 31 de agosto por el Senado tras el golpe institucional que coronó el juicio político que dejó la Presidencia de manera definitiva en manos de su antiguo vicepresidente, Temer.

La encuenta también muestra otros signos de debilidad para Temer y la política de ajuste salvaje que viene aplicando:

El 75% considera que Temer es un "defensor de los sectores más ricos", el 65% que es "falso" y el 58% que es "deshonesto"

De cero a diez, los encuestados dan una nota por debajo de la media al desempeño del Gobierno de Temer de 3,6 puntos.

No obstante, el 34 % considera "regular" la gestión de su Ejecutivo, mientras que solo un 10 % se muestra satisfecho con el líder del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

El sondeo se realizó entre el 7 y el 8 de diciembre, antes de que saliera a la luz la delación pactada de un alto ejecutivo de Odebrecht que señala a la cúpula legislativa del país de haber recibido supuestos cobros ilegales de la compañía, en un nuevo escándalo que implica presuntamente a Temer.

Indicadores económicos

Según los resultados de Datafolha también empeora la confianza en la economía del país por parte de los encuestados Un 67% espera que la inflación vaya a subir, proporción parecida a los que esperan un aumento en las cifras de desempleo.

Asimismo, el 41 % cree que la situación económica va a empeorar en el futuro, mientras que el 28 % apuesta por una mejora por el 27 % que piensa que todo seguirá igual.

Brasil terminó 2015 con una contracción económica de 3,8 %, su peor resultado en 25 años, y según las previsiones se contraerá un 3,4 % este año, encadenando dos años de crecimiento negativo por primera vez desde la década de 1930.

En cuanto al empleo, el gigante suramericano cerró el trimestre comprendido entre agosto y octubre con 12 millones de parados y una tasa de desempleo récord del 11,8 %.

La encuesta fue realizada con 2.828 entrevistas a personas de 16 años o más en 174 municipios de Brasil y, según Datafolha, tiene un margen de error de dos puntos.

Presidenciables

La encuesta publicada el domingo se complementó con otra que se conoció este lunes sobre las chances de los posibles candidatos de cara a las elecciones presidenciales de 2018.

Según la encuesta, Lula lidera las intenciones de voto en la primera vuelta en todos los escenarios simulados, pero perdería en un balotaje. Es la ex senadora brasileña Marina Silva (del partido REDE) quién hoy lidera todos los escenarios para la segunda vuelta de la elección presidencial de 2018, según el sondeo del instituto Datafolha, superando tanto al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como a otros posibles candidatos, publicó el lunes el diario Folha de S.Paulo.

De acuerdo a uno de los escenarios, Lula, del Partido de los Trabajadores (PT), tendría un 25 por ciento de los votos en primera vuelta, frente a un 15 por ciento para Marina Silva, del partido Rede Sustentabilidade (REDE), y un 11 por ciento del senador Aécio Neves, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

En tanto, en una segunda vuelta Marina Silva obtendría un 43 por ciento de las preferencias frente a un 34 por ciento de Lula, según Datafolha.

Frente a candidatos del PSDB en segunda vuelta, Marina Silva vencería a Aécio Neves por un 47 por ciento frente a un 25 por ciento; al gobernador de São Paulo, Geraldo Alckmin, por 48 por ciento contra 25 por ciento; y al ministro de Relaciones Exteriores, José Serra, por un 47 por ciento frente a un 27 por ciento.

El estudio también arrojó que el presidente Michel Temer ahora ocupa el primer lugar en el rechazo para la primera vuelta electoral, con un 45 por ciento, frente a un 29 por ciento en el sondeo de julio. El segundo posible candidato con mayor nivel de rechazo es Lula, que alcanzó un 44 por ciento.

Los resultados de la encuesta llegan tras dos semanas de intensos "carpetazos" entre el poder judicial, el parlamento, Temer y Lula. El intento de la corte suprema de apartar de su cargo a Renan Calheiros, jefe de los senadores y miembro del mismo partido que el presidente, terminó con una negociación entre Temer y el poder judicial para dejar a Calheiros en su lugar. Sin embargo de esta jugada no solo salió desprestigiada la corte suprema sino que el poder judicial avanzó en las acusaciones contra Temer por tráfico de influencias. Junto con la acusación contra Temer llegó una nueva causa contra Lula, en lo que parece un nuevo capítulo de la crisis política brasileña que todos los partidos (incluyendo el PT), quiere cerrar lo más rápido posible, aún en acuerdo con el mismo parlamento corrompido hasta la médula que llevó adelante el impeachment a Dilma.

A pesar de los golpes, Lula sigue siendo el favorito para el PT, e incluso para la coalición más amplia con la que viene coqueteando, mientras que los resultados que refleja la encuestas sobre Marina Silva puede expresar parte del hartazgo con los casos más aberrantes de corrupción. Siguiendo los resultados de las elecciones municipales el PMDB parece venir cayendo en desgracia mientras que los datos favorables de la derecha en las municipales no parecen reflejarse detrás de ninguna de las figuras que el PSDB tiene para presentar hacia las presidenciales de 2018. Una carrera que si bien parece lejana, ya arrancó para todos los partidos del régimen brasileño.







Temas relacionados

Michel Temer   /    PMDB   /    PSDB   /    Marina Silva   /    Lula da Silva   /    PT   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO