Política

La patria financiera

El Concejo rosarino dio control del Banco Municipal a especuladores y derechistas

Entre las nuevas autoridades están Adrián Giachino, un hombre de Vicentin y Sebastian Azerrad de financiera Rosental. Los propusó Javkin, lo votaron desde el PRO hasta Ciudad Futura, el FSP y sectores del Kirchnerismo.

Viernes 3 de julio | 23:29

En la sesión de ayer del Concejo Municipal de Rosario que no hicieron pública, se aprobó el nuevo directorio del Banco Municipal con las autoridades propuestas por el intendente Pablo Javkin, el nuevo directorio fue votado a favor por concejales del PRO, del radicalismo y algunos kirchneristas además del oficialismo. Más que cuestionable la votación ya que incluye a Adrián Giacchino como director, un hombre reconocido por ser cercano al investigado Grupo Vicentin y Sebastian Azerrad que integra el directorio de la financiera Rosental. Un amplio arco político de Rosario deja el Banco Municipal en manos de la Fundación Libertad y Vicentin, sin titubear.

La patria financiera ahora maneja el banco rosarino. Esto no podría lograrse si los ediles del Concejo no hubieran apoyado con su voto, pero a excepción de Norma Lopez, Eduardo Toniolli y Alejandra Gómez Saenz, el resto votaron todos a favor, incluyendo a quienes en más de una oportunidad mencionan en su discurso la justicia social, la búsqueda de equidad y “achicar las curvas” y quienes dicen defender a las grandes mayorías. Ayer en el concejo, todos se bañaron en el mismo lodo. Los votos a favor fueron: - María Eugenia Schmuck, Fabricio Fiatti (UCR), Roy Lopez Molina, Agapito Blanco, Charly Cardozo, Anita Martinez, Marcelo Megna, Daniela Leon, Alejandro Rosello, Germana Figueroa de las Casas, Renata Ghilotti (PRO), Caren Tepp, Pedro Salina, Luz Olazagoitia, Jessica Pellegrini (Ciudad Futura/FSP), Marina Magnani, Andres Gimenez (La Campora), Fernanda Gigliani (IP), Verónica Irizar, Susana Rueda, Lichu Zeno, Aldo Poy, Lorena Carbajal y Mónica Ferrero (PS).

Adrian Giacchino, el nuevo director, integró el directorio del Banco Nación durante la gestión de Gonzalez Fraga en la que se dieron vía libre a los megacreditos del grupo Vicentin que dejó una deuda que hasta el día de hoy sigue vigente, a pesar de su incumplimiento en los pagos, luego integró el proyecto bancario de la Bolsa de Comercio rosarina donde respondía a un ceo de Avellaneda relacionado con Vicentin (Alberto Padoán). También fue votada la radical Patricia Cosgrove como vice directora quien ocupó cargos en los bancos Macro, Meridian y el Frances y como vocal Sebastian Azerrad, un derechista Think Tank perteneciente a la financiera Rosental, grupo que es miembro fundador de la Fundación Libertad.

En medio de una investigación abierta al grupo cerealero, donde se discute su intervención con idas y vueltas de parte del gobierno nacional y provincial, los concejales rosarinos no dudaron en dejar al Banco Municipal en manos de los mercados financieros que hambrean al pueblo trabajador en medio de una crisis económica descomunal conjugada con una pandemia. Resulta inadmisible que fuerzas políticas que dicen defender los intereses de las grandes mayorías no tengan reparos a la hora de elegir autoridades con esta trayectoria. Los hechos de la actualidad, donde inundan de despidos en las grandes empresas y multinacionales como Techint, donde Vicentin está en el foco de todos, y los ceos se enriquecen a cuesta del empeoramiento de las condiciones de vida, esta votación a espaldas de la ciudadanía es completamente repudiable.







Temas relacionados

Vicentin   /    Ciudad Futura   /    Kirchnerismo   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO