Géneros y Sexualidades

SEMANA MEDIATICA

El Cuervo Tinelli y la pelea "modelo" de Nicole y Pampita

Mientras miles se organizan por sus derechos, en el show de Tinelli las mujeres protagonistas son otras. Las mujeres solidarias y organizadas no miden en el prime time.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Juana Galarraga

@Juana_Galarraga

Domingo 2 de octubre de 2016 | 21:32

Si hay algo que le sobra a Tinelli es rating. Si hay algo que le falta son nuevas ideas. El show del Bailando por un sueño tiene más de ficción que de baile, y uno de los históricos condimentos del programa han sido las disputas "de cartel", faranduleras, entre participantes y jurado.

Por el show no solo han pasado modelos o actrices mediáticas. Bailarines internacionales como Paloma Herrera, Hernán Piquín o Laura Fidalgo han sido protagonistas, pero su veta artística y de destreza estuvo en un segundo plano, porque precisamente lo que “vende” es la pelea.

¿Compañeras?

Durante esta semana la disputa entre las modelos Nicole Neumann y Carolina "Pampita" Ardohain estuvo a la orden del día. Ambas modelos se cruzaron luego de la performance de Nicole en el ritmo bachata. Según versiones, en el pasado una Nicole ya famosa y establecida en el ambiente artístico le dio la espalda a la inicial y recién llegada Pampita. Esta le reprochó a Nicole haberle negado la posibilidad de salir juntas en tapas de revistas, entre otras cosas.

Durante sus inicios repercutió en los medios el sobrenombre con el cual la habían apodado: “la muqui”. La historia data de hace más de una década. Pampita era una chica que vino a probar suerte en Buenos Aires y la pegó. "Muqui surge porque ella trabajaba para Pancho Dotto y ella le pasaba cuántas horas trabajaba por desfile o por presentación. A partir de ahí, sus compañeras se reían por la forma en que Pancho le pagaba a Pampita. De ahí le ponen el apodo por mucama. Por la que trabaja por hora", detalló el periodista de espectáculos Adrián Pallares.

El mundillo de la farándula y de la moda, como se ve, parece más que hostil, cargado de prejuicios y egoísmo. Estos son los condimentos picantes que Tinelli explota en su show al máximo y que, de paso, profundizan ciertos estereotipos sobre la mujer: competitiva, quilombera, ombliguista. Prejuicios que nacen de la cultura en la que vivimos, esa que muestra que ser bonita signifca tener un cuerpo 90-60-90.

Podés leer: No ser, para estar OK

Estas características son las que se desprenden de analizar la conducta de las mujeres “bellas y exitosas” que participan de su show, cual de todas más preocupada por qué parte del cartel ocupa.

  •  Soy Nicole desde que tengo 12 años, en el 92. Nunca tuve un mal año laboral, jamás en la vida. Quizás a vos te sirvieron después las tapas conmigo para estar donde estás hoy - disparó Nicole, sacando chapa de su trayectoria.
  •  Tuve muy pocas tapas porque no quisiste hacerlas conmigo. Hicimos una vez nada más y nunca quisiste volver a hacerlo. Me lo dijeron los de la revista Gente. Me he ido vestida de producciones porque me decías que no.
  •  Jamás en la vida hice ir a alguien a unas fotos y me fui.
  •  Un día fui vestida y maquillada y como recién estaba empezando vos dijiste ’no, con esta la tapa no la hago’. La verdad que tengo muy malos recuerdos de vos como compañera - sentenció Pampita.
  •  Tengo la conciencia muy tranquila. En el medio todos saben lo buena compañera que soy yo. La verdad que no vine acá a pelear con vos, para nada. Después de la maternidad y de todas las cosas como madre y mujer, te tengo un gran respeto.

    Una tertulia que nada suma a combatir los sentidos comunes que se imponen día a día, contrarrestar la competencia en contraposición a la solidaridad. Toda persona que ve televisión sabe que personajes como Tinelli no hacen más que relegar el rol de las mujeres a peleas degradantes, cosificadas y estereotipadas. Sin duda las palabras compañera y mujer tienen, en boca de estas modelos, una connotación muy distinta - desde lo material a lo cotidano- que en la vida real de miles de mujeres que deciden protagonizar otras peleas de forma organizada. Como fue el masivo reclamo contra la violencia de género que irrumpió el 3 de junio y reunión a miles durante dos años consecutivos.

    La masividad del #NiUnaMenos, fuera del prime time

    La misma semana en que se sucedían los vericuetos entre las modelos mediáticas en Mendoza sucedió algo histórico. Luego de los tres femicidios que conmovieron a la provincia gobernada por Alfredo Cornejo, en pocos días se produjo una masiva marcha por las calles de la ciudad para manifestarse y pedir justicia.

    Contradicciones de un medio que profundiza estereotipos sobre la mujer, pero no puede evadir a las miles que rompen con ellos. Mientras la mujer objeto, la rivalidad y la competencia son show, la organización y la solidaridad deben ser noticia porque miles hartas de la violencia irrumpen en las calles y se cuelan en los informativos.
    Ahí sí hay mujeres compañeras. Ahí sí están quienes entienden que a una de las suyas no se le da la espalda. Ahí sí hay miles que entienden que unidas pueden ejercer una gran fuerza para la conquista de lo que les corresponde.

    La reflexión sobre lo que muestra la TV se hace necesaria estando a días del XXXI° Encuentro Nacional de Mujeres, que promete ser histórico por su masividad y en el marco del Ni una menos que congrega a miles en las calles desde hace dos años. En las calles, en los Encuentros, más que vergüenza, las trabajadoras domésticas sienten orgullo de serlo y se organizan como tales para participar.

    La foto de Tinelli con el cartel de #NiUnaMenos fue solo para Twitter. Mientras el proceso de organización y lucha de las mujeres se extiende, mientras miles eligen salir a la calle para pelear contra la violencia machista, él sigue eligiendo poner en el prime time contenidos que van totalmente a contramano.

    Te puede interesar: Tinelli, la década bailada entre políticos y vedettes

    Como dijo Myriam Bregman en una columna de este diario, “desde la cultura de masas legitiman y reproducen la violencia, nos victimizan y revictimizan con personalidades como Susana Giménez, Tinelli, Gustavo Cordera que hacen un gran favor a los machistas violentos y a su envalentonamiento".

    Por suerte cada vez son más, y en este próximo encuentro prometen ser muchas, las que no eligen las peleas banales, para ser miles, solidarias, organizadas y en las calles.







    Temas relacionados

    Nicole Neumann   /    Carolina "Pampita" Ardohain   /    Marcelo Tinelli   /    Teatro   /    Géneros y Sexualidades

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO