Internacional

GRECIA DEUDA

El FMI y el Eurogrupo exigen más recortes al Gobierno griego

El FMI y la UE continúan apretando las tuercas al gobierno Syriza, que viene implementado las anteriores medidas de ajuste.

Aníbal Maza

Zaragoza

Viernes 17 de febrero de 2017 | Edición del día

Foto: Alexis Tsipras y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios de la UE, Pierre Moscovici. EFE

El FMI lanzó un nuevo comunicado abusivo requiriendo a Grecia más recortes y privatizaciones para satisfacer las demandas de los acreedores de su deuda. Ante estos ataques, el gobierno griego ha mostrado su malestar.

El organismo financiero internacional afirma que, sin las reformas de las pensiones y la fiscalidad propuestas, la trayectoria de la deuda será insostenible.
Según los cálculos del FMI la deuda pública griega en 2017 alcanzará el 181% del PIB (Producto Interior Bruto) y amenazan con que supuestamente sin sus “consejos” llegaría al 275% en el año 2060.

El fondo afirma que los cálculos del Gobierno griego “parecen indebidamente optimistas” en cuanto a las estimaciones de crecimiento del PIB y de sus presupuestos. No obstante, reconoce que la economía griega podría crecer un 2,7% en 2017.

El FMI no ha aclarado aún si participará en el tercer tramo de rescate a Grecia que acordaron el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Mecanismo Europeo de Estabilidad. Además, el Fondo aún no ha concluido la segunda revisión del rescate, debido a las discrepancias que mantiene sobre las reformas laborales y energéticas de Grecia y su trayectoria fiscal en 2018.

Enfrentándose a estas predicciones, el ministro de Finanzas de Grecia, Euklides Tsakalotos afirmó que el informe del FMI difundido el pasado martes, “no hace justicia” al país; subestimando el “crecimiento” y los “progresos económicos” en estos años.

Afirma además que el país podría alcanzar en 2018 un superávit de un 3,5% del PIB (antes del pago de los intereses de la deuda externa).

‘Después de años de recesión, las primeras señales de un crecimiento robusto, caída del desempleo y aumento de la confianza en la economía han comenzado a aparecer, e indicios de vientos de cambio están al alcance de la mano’, agregó el ministro.

Esta demanda de un mayor recorte de las pensiones en Grecia entra dentro del “ritual” con el que el FMI “bautiza en sangre” a los estados que extorsiona: reducir los empleos y sueldos del sector público, instituir el copago sanitario, en la educación y en los productos farmacéuticos, privatizar los hospitales, activos y servicios públicos. Todas medidas antipopulares que ya viene implementando Syriza, pero que el FMI busca profundizar.

La demanda se da en el marco de las renegociaciones por un nuevo tramo del tercer "rescate" a Grecia por parte del Eurogrupo.

Entre sus exigencias más estrambóticas a Grecia estuvo la de que el Estado vendiese sus playas en 2011, cosa que el gobierno griego ya hizo con varias islas, tierras y puertos, como el estratégico puerto del Pireo en el año pasado.

Resulta que estos “profetas” del capitalismo fallan más en sus predicciones que los oráculos de la antigua Grecia, como se ha demostrado en el informe publicado el año pasado por el IEO (la Oficina de Evaluación Independiente), publicado parcialmente el 28 de Julio de 2016 por el Daily Telegraph. En lo concerniente a Grecia, este informe afirmaba que los griegos fueron "reiteradamente culpados de fracasos que deben ser achacados a las políticas puestas en práctica por la Troika" (FMI, Banco Central Europeo y Comisión Europea).

Desde entonces han profundizado la “receta” que ya vienen aplicando hace décadas: recortes, ajustes y que pague la crisis el pueblo trabajador.

En el caso de Grecia, a pesar de las expresiones de “malestar” del gobierno griego, ha sido Syriza quien se ha transformado en agente directo de las políticas neoliberales exigidas por la Troika, haciendo pagar la crisis a los trabajadores y los sectores populares en Grecia.







Temas relacionados

Troika   /    Grecia   /    Syriza   /    FMI   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO