Internacional

HUNGRIA XENOFOBIA

El Gobierno húngaro quiere encerrar a todos los refugiados

El Gobierno húngaro ha presentado este miércoles al Parlamento un proyecto que permitirá encerrar temporalmente a los refugiados en centros cerca de la frontera.

Miércoles 15 de febrero de 2017 | 08:17

Foto: Campo de refugiados en Grecia, EFE

El Gobierno argumenta que esta medida sirve para "reforzar el cierre legal de las fronteras del país", explicó hoy Bence Tuzson, secretario de Estado de Comunicación, según la agencia MTI. Tuzson espera que la ley entre en vigor a finales de la primavera, una vez pasado el trámite parlamentario.

La propuesta modifica cuatro leyes relacionadas con la inmigración y la protección de las fronteras para permitir que todos los solicitantes de asilo que entren en Hungría puedan ser encerrados en centros especiales mientras se tramitan sus peticiones.

Esta medida significa un paso más en la negación de los derechos elementales de los solicitantes de refugio, ya que se trataría de detenciones en masa a quienes escapan de la guerra y el hambre.

El primer ministro, el conservador Viktor Orbán, dijo en enero que esta enmienda es contraria a la legislación de la Unión Europea, pero aun así está dispuesto a aprobarla. Su gobierno viene cuestionando por ultra derecha las ya restrictivas y xenófobas políticas migratorias de la UE.

Hasta ahora, los solicitantes de asilo eran trasladados a centros de acogida abiertos, desde donde la mayoría salía para continuar su viaje hacia otros países más ricos de la UE.

Hungría instaló en otoño de 2015 alambradas en sus fronteras del sur para detener el flujo de refugiados, y el Parlamento aprobó leyes que penalizan con hasta 5 años de prisión la entrada ilegal en el país.

Te puede interesar: VIDEO: El muro de Trump ya existe en Europa

Los líderes de la UE pretenden mostrar al gobierno de Orbán como una “excepción” a las normas supuestamente “humanitarias” de la UE. Nada más falso. En la frontera española, en los enclaves de CEUTA y Melilla, existe una valla con cuchillas para impedir el paso de los migrantes, y cuando éstos logran pasar la frontera son trasladados de forma masiva a centros de detención. Los CIEs, ubicados en varias ciudades españolas, son otro ejemplo de “cárceles” para extranjeros con condiciones habitacionales deplorables. Lo mismo ocurre en otros centros para refugiados en el continente. La xenofobia y el racismo son marcas registradas de la Europa del capital.

Te puede interesar: Samuel, otro niño que muere por la xenofobia de Europa







Temas relacionados

Viktor Orban   /    Hungría   /    Refugiados   /    Inmigrantes   /    Unión Europea   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO