Política

PARTIDO JUSTICIALISTA

El PJ jujeño continúa cruzado por dos intervenciones

La Justicia convalidó la intervención desde el Consejo Nacional justicialista. Mientras que el sector del vicegobernador de Cambiemos, Haquim, ratificó elecciones internas en abril.

Jueves 23 de febrero de 2017 | Edición del día

En los últimos días nuevos hechos nutrieron los episodios de la intervención del partido justicialista. Por el lado del PJ ex FPV que tuvo como conductor a la dupla de ex gobernadores, Fellner-Jenefes, éste obtuvo la convalidación del Juzgado Federal N° 1 de la intervención decida por el Consejo Nacional Justicialista con fecha de vigencia desde el 1 de diciembre de 2016.

Una notificación que llevó la firma del juez Federal Wenceslao Cardozo fue la respuesta de contragolpe de este sector del PJ, a otro golpe de efecto que fue el llamado a elecciones internas para el 9 de abril que hiciera el vicegobernador, Carlos Haquim. Una figura poco conocida dentro del Frente Renovador de Sergio Massa y que aún se presenta como autoridad partidaria máxima en la provincia.

La convocatoria a internas fue realizada en un Congreso Provincial el pasado martes (21) que ocurrió en medio de gritos y abucheos contra los congresales que responden al PJ que es parte de Cambiemos en el gobierno provincial.

Por el lado del vicegobernador de Morales, Haquim, el mismo sigue sin reconocer la intervención y aclaró en medios locales que “la cuestión de fondo aún sigue judicializada a la espera de una definición por la jueza Romilda Servini de Cubría”. Lo cual constituye todo un desafío al interventor nacional y una muestra de que el massismo jujeño va a seguir dando pelea dentro del justicialismo.

Desde el sector del PJ fellnerista se muestran confiados en el fallo de la Justicia (la misma institución que convalidó las 187 colectoras que llevaron a Morales a gobernador), y en la intervención a cargo del ex gobernador de Mendoza, Celso Jaque, quién sería la única autoridad hoy dentro del partido para tomar decisiones. Recordemos que uno de sus mandatos es la convocatoria a elecciones internas, aunque aún se desconoce si se presentó un cronograma al respecto.

Así lo afirmó el diputado del PJ ex FPV y empresario, Rubén Rivarola, “Yo calculo que el interventor va a tener que tomar posición. Hay una orden judicial y algún día se tienen que ir. Tendrá que ir Gendarmería, porque hablamos de un juez federal. Me daría vergüenza una situación así, pero nosotros también tenemos un límite de tiempo. La sede del partido es la casa de todos los peronistas, no de un solo sector. Ellos tendrán que decidir qué va a hacer el vicegobernador.”

Te puede interesar: El PJ de Jujuy recibe al interventor con los funcionarios de siempre

Intervención y desgaste

A esta altura el PJ jujeño atraviesa una intervención por partida doble y de difícil resolución. Primero la intervención del gobierno del radical Gerardo Morales, a través de su vice, Haquim; y luego, la “contra” intervención de las autoridades nacionales del PJ, a través de la figura de Jaqué.

En análisis de las fuerzas en pugna, podríamos decir que el peso de los elementos “negativos” de cada sector hace que las internas en el PJ sean un tema de difícil resolución; y cuanto menos, de permanentes idas y venidas. Allí los ideales sólo responden a quién tenga la billetera más abultada y el mejor cargo para ofrecer.

El sector de Haquim carga en su contra, la pertenencia al armado radical-Pro de Cambiemos y que su jefe, Massa apostó por unirse con la ex aliada de De la Rúa, Margarita Stolbizer, en la provincia de Buenos Aires. Una forma de desistir, por ahora, en la ardua tarea de unificar el peronismo como hasta fin de año pasado fue la especulación de muchos.

Los ex fellneristas, cargan con la dura derrota de 2015 y su rol como garantes de la gobernabilidad de Cambiemos en el plano nacional y local votando sus principales proyectos de Ley; cuestión que en los hechos reafirma su condición de una fuerza política ligada a los intereses patronales; y pone al desnudo el ensayo de un discurso “popular” frente a las mayorías trabajadoras que están recibiendo los golpes de un duro ajuste en todo el país.

El PJ jujeño en sus dos versiones, por el momento, no tiene otra salida que apoyarse en la Justicia, “los unos”; y “los otros” en el aparato de gobierno para dirimir su crisis; y se encuentran en una especie de “guerra desgaste” en un año electoral.

Pero, ¿qué está en juego? Lo de siempre. Ninguno quiere perder sus fabulosos privilegios de pertenencia a la oligarquía política que gobierna la provincia al servicio de las patronales azucareras, mineras, tabacaleras y de los terratenientes. Y a pedido de los dueños de la provincia instauraron un régimen policíaco contra los trabajadores y el pueblo pobre.







Temas relacionados

Carlos Haquim   /    Gerardo Morales   /    Eduardo Fellner   /    Peronismo   /    PJ   /    Jujuy   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO