Cultura

A 50 AÑOS DE SU LANZAMIENTO

El Revolver de Los Beatles (Parte 5)

Aproximándonos al final de este análisis del séptimo disco de Los Beatles, veremos la barroca “For no one” y la psicodélica ”Dr. Robert”.

Edgardo Videla

Delegado Comisión Interna de Cuyoplacas | Mendoza

Jueves 11 de agosto de 2016 | Edición del día

For No one

“For no one” (Para Nadie) fue compuesta por Paul McCartney a raíz de un discusión con su novia Jane Asher. Ella fue motivo de inspiración de dulces canciones de amor, pero también había despertado el enojo que Paul mostró en “I’m lookng throuoght you”, canción que apareciera en Rubber Soul, y la autocompasiva reflexión de este tema.

Las lecciones sobre composición clásica, que Paul recibía a instancias de su suegra, volvían a aparecer, como en Eleanor Rigby, esta vez con una melodía de tono barroco

Las lecciones sobre composición clásica, que Paul recibía a instancias de su suegra, volvían a aparecer, como en Eleanor Rigby, esta vez con una melodía de tono barroco. George Martin, siempre asombrado por los vuelos creativos de la banda, sugirió que al tema le vendría muy bien el sonido de un clavicordio y, siempre dispuesto a colaborar, hizo traer uno de su casa, sólo para probar como quedaría. El tema fue forjándose los días 9, 16 y 19 de mayo de 1966. Al momento de la grabación definitiva sólo Ringo Starr estaba en el estudio junto a Paul y George Martin. Junto a la batería tocó también maracas y pandereta, mientras que McCartney tocó el piano y luego agregó el bajo y, por último, el clavicordio.

Paul, fanático de los Conciertos de Brandemburgo de Bach, pensó en usar un corno francés (…) Para ello se convocó al primer intérprete de ese momento en la orquesta de la Corona Británica, Denis Brian, pero dos días antes de grabar el músico perdió la vida en un accidente automovilístico

Paul, fanático de los Conciertos de Brandemburgo de Bach, pensó en usar un corno francés para la parte del solo y tarareó las notas para él mismo. Martin lo aprobó, pero Paul insistió en que tenía que ser interpretado por el mejor músico para ese instrumento. Para ello se convocó al primer intérprete de ese momento en la orquesta de la Corona Británica, Denis Brian, pero dos días antes de grabar el músico perdió la vida en un accidente automovilístico. Alan Civil tomó su lugar, quien era el que lo sucedía en esa posición. Paul, que recién tenía conocimientos mínimos de como leer y escribir música, le pidió a George Martin que pasara las notas a una partitura. Al desconocer el rango de notas que puede interpretar un corno francés, Paul escribió una que no estaba en el registro. Alan Civil se mostró contrariado, pero tanto Paul como George Martin insistieron en intentarlo. El resultado fue que el corno francés alcanzó la nota sin quebrajarse. Y el resultado es una bellísima canción pop de un altísimo nivel artístico.

Un versión arreglada por McCartney para su álbum de 1984 “Give my Regards to Broad Street”.

Dr. Robert

Un tema lleno de anécdotas y presunciones, el más psicodélico sonido, limpio y sin efectos de grabación de todo el álbum

Un tema lleno de anécdotas y presunciones, el más psicodélico sonido, limpio y sin efectos de grabación de todo el álbum. La composición corresponde a John Lennon que ya comenzaba a jugar con mensajes cifrados para hablar de las drogas y su influencia en Los Beatles.

Una de las especulaciones habla que el “Dr Robert” era Rober Zimmerman, más conocido como Bob Dylan, que fue quien inició a Los Beatles en el hábito de fumar marihuana.

Otra suposición es que habla de Robert Fraser, un curador de arte a quien el mundillo del rock londinense conocía como “una farmacia ambulante”. Fue el “dealer” de Los Beatles durante esos años cuando pasaron, en primer término, John y George, luego Ringo y por último Paul. La experiencia fue de la marihuana al LSD. Fraser trabajaría con ellos en el arte de tapa de algunos discos posteriores a Revolver.

John, George y sus respectivas esposas comenzaron a sentirse paranoicos. Pensaban que el dentista quería involucrarlos en una orgía. Salieron del lugar, subieron los cuatro a un mini Cooper, que era de Harrison, y huyeron a toda prisa

También se cree que esta canción habla de John Riley, un dentista amigo de John Lennon (según Harrison, aunque Lennon dijo que era amigo de George) a quien con Cynthia, su esposa, y George Harrison y su esposa Patty, habrían visitado entre marzo y julio del 65. Este dentista les dio, sin el consentimiento de ellos, LSD (en esa época era legal mezclado con el azúcar del café) Cuando comenzaron a sentir los efectos no sabían de qué se trataba y prefirieron abandonar la reunión. El dentista, tratando de cuidarlos, les insistía en que no se retiraran. John, George y sus respectivas esposas comenzaron a sentirse paranoicos. Pensaban que el dentista quería involucrarlos en una orgía. Salieron del lugar, subieron los cuatro a un mini Cooper, que era de Harrison, y huyeron a toda prisa. Por su parte el médico, ya preocupado por la seguridad de los dos matrimonios, comenzó a seguirlos en su auto, lo que puso aún más esquizofrénicos a los cuatro que iban viajando en una alucinación colectiva, pensando que escapaban del infierno en llamas, y era el mismísimo Lucifer quien los perseguía en cuatro ruedas. Esa experiencia, la de iniciación al LSD, no fue tomada como mala por John y George, quienes luego siguieron experimentando por su cuenta. Ringo y Paul comenzaron a consumir LSD unos meses más tarde.

la más firme idea sobre el origen de esta canción es que la inspiró el Dr. Robert Freymann, quien tenía un consultorio cerca de la 5ta Avenida de New York. Allí acudían personajes adinerados, de la talla de Jackie Kennedy, para aplicarse inyecciones de vitaminas B-12, con dosis masivas de anfetaminas

Pero la más firme idea sobre el origen de esta canción es que la inspiró el Dr. Robert Freymann, quien tenía un consultorio cerca de la 5ta Avenida de New York. Allí acudían personajes adinerados, de la talla de Jackie Kennedy, para aplicarse inyecciones de vitaminas B-12, con dosis masivas de anfetaminas. Las actividades del Dr Robert eran un secreto a voces entre las celebridades de New York. Entre ellos había amigos de Los Beatles que les comentaban esto.

A John y Paul les causaba mucha gracia la idea de un médico que arreglaba a sus pacientes metiéndole drogas, y desarrollaron la letra de la canción en un tono sarcástico “a lo Lennon”.

Cabe destacar que durante su estadía en New York, a principios de los 70, Lennon fue “paciente” el Dr. Robert. El Dr. Robert perdió su licencia en 1975 por mala praxis. Este médico falleció en 1987.

El tema quedó grabado entre el 17 y el 19 de abril de 1966, con la clásica formación de una banda con John Lennon en la voz principal, guitarra rítmica y armonio. Por su parte Paul McCartney grabó bajo y coros, y luego colaboró agregando piano. George Harrison hizo la guitarra solista y agregó maracas. Mientras que Ringo Starr tocó la batería.

Dr. Robert

Telefonea a mi amigo, te dije que llamaras al doctor Robert

de día o de noche, está a cualquier hora, el Doctor Robert

Doctor Robert, es de una nueva raza de hombres

te ayuda a comprender las cosas, hace todo lo que puede ,el Doctor Robert

Si estás deprimido, te anima, el Doctor Robert

Bebe un trago de su taza especial, Doctor Robert

Doctor Robert, debes creer en ese hombre,

ayuda a todos los necesitados, nadie puede tener tanto éxito como el Doctor Robert

Bien, bien, bien, te sientes bien…bien, bien, bien, te curará, Doctor Robert.

Mi amigo trabaja en la seguridad social, el Doctor Robert

No habrás de pagar para que te visite el Doctor Robert

Doctor Robert, es de una nueva raza de hombres,

te ayuda a comprender las cosas hace todo lo que puede, el Doctor Robert

Bien, bien, bien, te sientes bien…bien, bien, bien, te curará, el Doctor Robert

Telefonea a mi amigo, te dije que llamaras al Doctor Robert

Telefonea a mi amigo, te dije que llamaras al Doctor Robert

Doctor Robert. Doctor Robert.

Bibliografía: Paul McCartney, Many Years from Now, Barry Miles, 1997

Shout!: The True Story of the Beatles, Philip Norman,1981

John Lennon, My Brother: Julia Baird, Geoffrey Giuliano 1988

Booklet, Anthology 1996

Videografía: Beatles Anthology 2003







Temas relacionados

The Beatles   /    Mendoza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO