Cultura

A 50 AÑOS DE SU LANZAMIENTO

El Revolver de Los Beatles (Parte 6)

Seguimos avanzando, canción por canción en este homenaje por los 50 años de Revolver, hoy vamos por “I wan´t to tell you” y por “Got to yet to into my life”.

Edgardo Videla

Delegado Comisión Interna de Cuyoplacas | Mendoza

Viernes 12 de agosto de 2016 | Edición del día

I Want to Tell you

Llegando a los últimos temas del álbum encontramos a “I want to tell you” (Quiero decirte), de George Harrison. Esta canción es una gran composición de Harrison, pero en el contexto de Revolver, y todo el vuelo creativo, queda opacado por el resto de los temas.

La letra presenta, enmascarada en una ficticia relación, una descripción de los problemas que Harrison estaba teniendo a la hora de componer. Ya dijimos que hasta esa época George, no tenía una línea de componer, para guardar material, sólo tenía la canción o las canciones que iban al álbum que estaban grabando, y quizás alguna idea a desarrollar.

A Harrison siempre le sorprendía que McCartney, pudiera hablar en sus canciones de experiencias que no había vivido personalmente. Paul se justificaba diciéndole que componer era como contar una historia. A Ringo y a George, siempre les resulto complicado componer, (hasta esa época). Recordemos que Ringo Starr dijo:” no era tarea fácil componer, teniendo a Lennon y a McCartney, con nosotros".

Tal era el esfuerzo que hacía George, qué cuando George Martin le preguntó el nombre de esta canción, Harrison dijo “No sé”, a lo que John Lennon, bromeó diciendo “Granny Smith II”. Recordemos que el tema hindú de Harrison “Love you to”, grabado dos meses antes para este mismo álbum, se comenzó a trabajar con el nombre de esta variedad de manzana. A sugerencia de Geof Emerick, el ingeniero de sonido de EMI, nombró provisoriamente a la canción como “Superb Laxton”, que es el nombre de otra variedad de manzana. Un día más tarde, cuando el tema llego a manos de George Martin, pasó a llamarse “I don’t know” que fue la respuesta que Harrison le dio al productor.

Entre el 5 y 6 de junio llegaron a dejar el tema terminado. Como hicieron en casi todo el álbum, todo fue sobregrabado, Harrison se hizo cargo de la voz principal, y se trabajaron mucho los coros con que Paul y John, (y el mismo Harrison sobre grabado) lo acompañan durante todo el puente de la canción. Paul tocó un piano que acompaña casi como una marcha, a toda la canción, y posteriormente grabó la pista de bajo, acompañando esa base de piano. Lennon por su parte, no tocó la guitarra en este tema, colaboró con la percusión tocando panderetas y palmas. La guitarra rítmica la proporciona Harrison, ya que curiosamente, el tema no tiene intermedio instrumental o solo, mientras que Ringo, tocó la batería y agregó maracas.

Harrison, había debutado como compositor, en el segundo álbum “With The Beatles” de 1963, luego había colocado algún tema en otros álbums, incluso dos en los dos anteriores, pero en Revolver, por primera vez, se grababan tres temas del guitarrista.

“I want to tell you”, fue el tema que George eligió para abrir sus recitales en su etapa solista, y mientras estuvo acompañado por Eric Clapton, arregló el tema para agregar un solo de guitarra.

Puede verse y escucharse en la Gira con álbum doble, “Live in Japan” de 1992.

Quiero decirte

Quiero decirte, Que mi cabeza está llena de cosas que contarte

Cuando estás aquí, Es como si todas esas palabras se escabulleran

Cuando estoy junto a ti .Los juegos empiezan a hartarme

Está bien .Quizá te seduzca la próxima vez

Pero si parezco poco amable .Es por mi culpa,

no es mi mente …La que confunde las cosas

Quiero decirte , Que estoy confundido y no sé porqué

No me importa, puedo esperar eternamente .Tengo tiempo

A veces me gustaría conocerte bien .Entonces podría decirte lo que pienso y hablarte

Quizá me entendieras

La versión del emocionante “Concert for George” de 2003 con Jeff Lynne y Eric Clapton, homenajeando a su amigo a un año de su fallecimiento.

Got to yet you into my life

Paul McCartney, se había considerado siempre un muchacho de clase obrera, bastante recto y encuadrado en los dictámenes de su clase social. Un joven que hizo, casi siempre, lo que se esperaba de él. El 28 de agosto de 1964, en el Hotel Delmonico de Nueva York, cuando Bob Dylan lo inició a toda la banda en el consumo de marihuana, Paul sintió que realmente había pasado a otro nivel, que descubría una nueva percepción de la realidad. El mismo McCartney describe muy gráficamente la experiencia de esa noche en el libro biográfico de Barry Miles: “Tuvimos una fiesta loca la noche que nos juntamos. Yo me la pasé pensando que por fin había encontrado el significado de la vida. Le dije a nuestro asistente Mal Evans que consiguiera papel y pluma. “¡Ya lo tengo Mal! ¡Consíguelo!” Pero Mal también estaba algo ido y no conseguía nada. Finalmente lo encontró y yo escribí mi Mensaje del Universo y le dije “¡Guarda eso!”. Al siguiente día Mal me dijo “Hey Paul, ¿quieres ver el papel que me diste anoche?”. Había escrito: “Hay siete niveles”. No resumía exactamente todo lo que había pensado pero nos divertimos mucho.”. Paul ha sido un confeso defensor del consumo de marihuana durante toda su vida, realmente fue revelador para él.

Dos años más tarde, durante las tardes de trabajo en casa de Lennon, trabajando en los temas de Revolver, Paul y John analizaron si era conveniente fumar hierba en presencia de Julian, el hijo de John y Cynthia, que por ese entonces tenía tres años. Llegaron a la conclusión de que no fumarían delante del niño. Un poco empujado por esta charla, y por los poemas sobre el vino de Charles Baudelaire, “El alma del vino”, o “El vino de los amantes”, fue que pensó en componer una especie de “Oda a la marihuana”. Por supuesto, siguiendo los estándares de la época, la letra debía ser un mensaje cifrado, que solo unos pocos entendieran. Así surgió la letra de “Got to yet you into my life” (Consigue entrar en mi vida).

La melodía juega todo el tiempo sobre notas altas al estilo del sonido de Memphis, o al soul de la Mottown, con lo que por iniciativa propia, McCartney contrato a Eddy Thorton, en trompeta, y a Peter Coe en saxo tenor, ambos músicos de Gergie Fame & the Flames, una buena banda de rhythm and blues. A George Martin, la idea le pareció estupenda, pero decidió completar la sección de metales, o sección de brass, y sumó a Ian Hammer y Les Condon en trompeta y a Alan Branscombe en saxo tenor, todos del circuito del jazz londinense.

Desde su entrada al estudio de grabación el 7 de abril de 1966, el tema fue pasando por distintas etapas. El primer día trabajaron pensando en que los músicos contratados, la sección de vientos, dejara concluido su trabajo, y lo consiguieron. En una de estas tomas que aparece en Anthology 2, puede escucharse la voz líder de McCartney, mucho más áspera de la que finalmente aparece en el disco. Durante más de dos meses, fueron mejorándolo esporádicamente, con el formato de una clásica banda de rock, la guitarra rítmica de Lennon, la guitarra principal de Harrison, el bajo de Paul, y Ringo que tocó la batería y luego agregó tambores, el siempre presente George Martín se les unió tocando el órgano, siempre probando su trabajo en conjunto, con la pista que los vientos grabaron el primer día. Finalmente, el tema quedó terminado a más de dos meses de su inicio el 17 de junio. Dato curioso, la única voz que aparece en el tema es la de McCartney, que se acompaña a si mismo en algunos pasajes el tema.

Consigue entrar en mi vida

Estaba solo, me di una vuelta …No sabía lo que iba a encontrar

Otro camino por el que quizá pudiera Ver otra manera de pensar

Ooh, entonces apareciste tú… Ooh, ¿te he dicho que te necesito

Cada día de mi vida?

No huiste, no mentiste… Sabías que sólo quería abrazarte

Y aunque te hubieses ido, sabías que a la larga

Nos habríamos encontrado porque te dije

Ooh, que tu destino era estar junto a mí .Ooh, y quieto que me oigas

Dime que estaremos juntos cada día

Consigue entrar en mi vida

¿Qué puedo hacer? ¿qué puedo ser?

Cuando estoy contigo quisiera quedarme ahí

Si te soy sincero, nunca me iré …

Y si lo hiciera, conozco el camino de vuelta

Ooh, entonces apareciste tú

Ooh, ¿te he dicho que te necesito

Cada día de mi vida?

Consigue entrar en mi vida…Consigue entrar en mi vida ..

Bibliografía: Paul McCartney, Many Years from Now, Barry Miles, 1997

Shout!: The True Story of the Beatles, Philip Norman,1981

Booklet, Anthology 1996

Videografía: Beatles Anthology 2003







Temas relacionados

The Beatles   /    Mendoza   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO