Sociedad

INSTITUTO PROVOLO

El arzobispo de Mendoza no va a la legislatura y solo dará respuestas si los senadores van a su oficina

A pesar de los escándalos de abuso de menores, el Arzobispo y los senadores actúan como si viviésemos en la clerocracia.

Martes 6 de diciembre de 2016 | 13:56

El arzobispo Francini no irá a la legislatura provincial donde estaba citado para dar explicaciones sobre los curas Corradi y Corbacho.

Estos curas están acusados de cometer abusos sobre más de 20 menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de la localidad de Luján de Cuyo.

Por esta razón, legisladores de distintas comisiones habían citado al arzobispo a concurrir al ámbito legislativo para dar las explicaciones correspondientes, entre ellas la falta de control y el silencio ante denuncias previas. Vale recordar que Corradi había llegado a la Argentina en 1984 escapando de denuncias similares en Italia.

Francini mantuvo el silencio desde la semana pasada cuando se conocieron los casos, y solo se comunicó a través del vocero De Benedectis.

Ahora comunicaron que los legisladores deberán concurrir al despacho del Arzobispo y éste no irá a la legislatura.

Este hecho generó indignación porque el planteo del Arzobispo y la sumisión de los legisladores del peronismo y el radicalismo que aceptan el chantaje es propio de la clerocracia.

No será el responsable de la Iglesia quien asista ante el requerimiento de uno de los poderes públicos del Estado sino que los legisladores aceptan las condiciones que pone el Arzobispo.

Los legisladores del FIT se expresaron mediante las redes sociales.







Temas relacionados

Instituto Antonio Provolo   /    Lautaro Jimenez   /    Pedofilia   /    Cecilia Soria   /    FIT   /    Noelia Barbeito   /    Iglesia Católica   /    Mendoza   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO