Economía

SOCIEDAD

El decreto del Gobierno sobre telecomunicaciones: opinan especialistas

El decreto del Gobierno que congela tarifas de telefonía, cable e internet hasta diciembre y plantea otra serie de medidas, ya generó debates. La Izquierda Diario recoge la opinión de especialistas. Hoy, Alerta Spoiler entrevistó a Santiago Marino, Doctor en Ciencias Sociales, Magíster en Comunicación y Cultura y Licenciado en Ciencias de la Comunicación. Ayer en El Círculo Rojo entrevistamos a Martín Becerra.

Lunes 24 de agosto | 11:36

¿Qué dice el nuevo decreto de telecomunicaciones? Hablamos con Santiago Marino en #AS - YouTube

Acá te dejamos algunos de las definiciones de Marino en nuestro programa:

  •  Lo más importante es la definición de servicio público en competencia, para estos servicios que son esenciales para la vida cotidiana de las personas, y en este contexto particular de pandemia y aislamiento son fundamentales para la educación, el trabajo, etc. Eso le habilita al Estado a regular las tarifas, no los precios. Hay una distinción.
  •  Estamos hablando de servicios públicos en competencia porque a diferencia de la luz y el gas, si tenés una no podés tener otra. Ni lo decidís. Acá no tenés un servicio público de monopolio natural.
  •  Dada la definición de derecho humano de la comunicación, estos servicios demandan que su expansión y provisión no estén atados a las necesidades, intereses y demandas de las empresas. Vemos lo que pasa en Argentina que hay prestación muy desigualdad, abuso de posición dominante, que afectan a usuarios y usuarias y lesionan el acceso a la información en el sentido amplio.

    Te puede interesar: Martín Becerra: “Las empresas están defendiendo sus márgenes de rentabilidad, que son altísimos”

  •  Lo que tenemos ahora es que cuando las empresas quieren aumentar avisan al Estado y ya. Ahora van a tener que justificar el aumento según la composición de sus tarifas, si son insumos críticos o en dólares. Creo que ahí habrá que ajustar algunas cosas en el decreto reglamentario.
  •  Pero no estamos hablando lo que se cobra al usuario en la búsqueda de la rentabilidad, que eso implicaría incluir el precio, sino fundamentalmente la composición de la tarifa a partir de lo que cuesta ofrecer el servicio en cada región, según la infraestructura y otros elementos.
  •  Se abrió una discusión sobre un alerta si va a haber inversiones, alerta sobre la estatización y alerta sobre que se le pisan ingreso. Eso es discutible, porque lo que se establece es que el Estado pueda regular las tarifas, no los ingresos.
  •  Los argumentos del Gobierno tienen que ver con el contexto de pandemia, y quienes lo analizan políticamente dicen que no salía por votos en el Congreso, por eso decreto. El decreto no digo que es ambiguo, pero falta resolver qué define por “servicio universal”, lo mismo que la “tarifa social”, eso se había dicho cuando durante el gobierno de Nestor Kirchner se avala la fusión de Cablevisión. Tampoco queda claro qué pasara con la televisión por satélite.
  •  Hay que decir algo. Quien preside el Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones) es Ambrosini, que proviene del macrismo, fue director del Enacom durante el gobierno de Mauricio Macri, cuando Silvana Giudici era su presidenta. Ahora se invierten esos roles, Giudici será directora por la minoría. Pero Ambrosini fue aprobando las medidas que se tomaron durante la gestión de Mauricio Macri. Hay una articulación diferente que le da mayor poder al Enacom.
  •  El Enacom había resuelto en el aislamiento, y configurado en 750 pesos una “tarifa social” que incluyera un servicio básico de TV paga, una determinada cantidad de minutos de telefonía móvil y datos. Esto habría que ajustarlo y actualizarlo. Y debería cruzarse con otras decisiones de la Enacom. Como que la conexión a portales educativos no debería consumir datos. También debería incluirse que no consumiera datos whatsapp, porque en muchos sectores pobres las escuelas se comunican con las familias por whatsapp. También habría que ajustar en la legislación el tema de la “neutralidad” de lared, que no discriminen según la cara del cliente la velocidad de la conexión. Yo insisto que dado el uso social, whatsapp no debería consumir datos.

    Escuchá la entrevista a Martín Becerra







    Temas relacionados

    Héctor Magnetto   /    Telecomunicaciones   /    Telecom   /    Grupo Clarín   /    Clarín   /    Economía

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO