Internacional

ALEMANIA ELECCIONES

El expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz será rival de Merkel en las elecciones generales

El expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz será el candidato del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) en las elecciones generales de septiembre para enfrentar a la canciller Angela Merkel, informaron este martes el diario "Süddeutsche Zeitung" y el semanario "Der Spiegel".

Martes 24 de enero de 2017 | Edición del día

El expresidente del Parlamento Europeo Martin Schulz y a la canciller alemana Angela Merkel durante un encuentro en Bélgica. Foto de archivo: EFE/Julien Warnand

Según ambos medios, el líder del SPD y actual vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, comunicó al grupo parlamentario socialdemócrata que renunciaba a ser cabeza de lista en los comicios.

"Muy buena propuesta de Sigmar Gabriel como candidato a la Cancillería y presidente del SPD: Martin Schulz", aseguró a través de Twitter Manuela Schwesig, ministra alemana de Familia, mientras la dirección del partido guardaba silencio.

La noticia se filtró a los principales medios alemanes antes de la reunión que esta tarde iba a celebrar a puerta cerrada la dirección del SPD, que oficialmente no tenía previsto anunciar a su candidato hasta el domingo.

"Si me presentase ahora, fracasaría. Y conmigo el SPD", explicó Gabriel en una entrevista al semanario alemán "Stern", que decidió adelantar su edición tras salir la noticia a los medios.

Según el propio vicecanciller, el expresidente del Parlamento Europeo, al que propone también para dirigir el partido, tiene "mejores opciones electorales".

La intención de Gabriel, según diversas informaciones, es dejar el Ministerio de Economía y asumir la cartera de Asuntos Exteriores que deja libre en febrero el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, candidato de consenso para la Presidencia del país.

Schulz, de 61 años, anunció el pasado noviembre que dejaba la Eurocámara y que se presentaría como cabeza de lista del SPD en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, desde donde seguiría luchando, dijo, por “el proyecto europeo”.

Cuatro días antes Merkel había anunciado que iba a ser por cuarta vez candidata de la Unión Cristianodemócrata (CDU) a la Cancillería, pero el SPD rechazó acelerar su calendario y mantuvo para este mes la designación de su candidato.

Dos semanas después, a principios de diciembre, Merkel fue reelegida presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) en su congreso federal de Essen, con un 89,5 % de los votos.

La canciller, que desde el año 2000 ha sido ratificada en el cargo cada dos años con resultados que oscilaron entre el mínimo del 88,4 %, en 2004, y el récord del 97,9 % de 2012, mantuvo su cargo con un discurso ultranacionalista.
En medio de la crisis de los refugiados, la “dama de hierro” teutona viene derechizando su discurso para disputarle terreno a la ultraderecha, Alternativa por Alemania.

La candidatura de Schultz, un hombre del establishment europeo, no parece representar en este marco una amenaza para Merkel. Las últimas encuestas sitúan a los socialdemócratas a mucha distancia de los conservadores.

Mientras que la CDU y su ala bávara de la Unión Socialcristiana lograrían entre el 32 y el 38 % de los votos, por debajo del 41,5 % conseguido en las últimas elecciones de 2013, los socialdemócratas se situarían entre el 20 y el 22 %, por debajo también de los 25,7 % de aquellos comicios.

Es la extrema derecha de Alternativa para Alemania (AfD), con un duro discurso populista y xenófobo, la que viene siendo cada vez más peligrosa para la continuidad de Merkel en el poder.

Su líder, Frauke Petry, fue una de las primeras en reaccionar a la elección de Schulz, candidato al que criticó en su cuenta de Twitter por ser "símbolo de la burocracia de la UE y de una Europa profundamente dividida".

Los sondeos otorgan a AfD entre el 10 y el 15 % de los votos, con lo que podría situarse como tercera fuerza tras la CDU/CSU y el SPD en el Bundestag, donde hasta ahora no ha tenido representación.

La crisis económica que se inició en 2008 sigue marcando el paso de los giros políticos, marcados por el ascenso de la ultraderecha en varios países, incluida Alemania. Pero este proceso también tiene por expresiones por izquierda. Los cientos de miles de personas que se manifestaron en Estados Unidos y varios países de Europa tras la asunción de Donald Trump como presidente, son también una muestra de los ánimos de resistencia y lucha que recorren a una parte importante de los trabajadores, las mujeres y la juventud en diversos países.

Agencias: EFE







Temas relacionados

Martin Schulz   /    Parlamento Europeo   /    Comisión Europea   /    Angela Merkel   /    Europa   /    Alemania   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO