Política

POLÍTICA

El gabinete de guerra de Macri y las luchas por venir

El resultado del balotaje fue más parejo de lo que muchos esperaban. La desesperada demagogia de Scioli en los últimos días tuvo su efecto.

Nicolás del Caño

Diputado nacional PTS/FIT | @NicolasdelCano

Jueves 26 de noviembre de 2015 | Edición del día

Hasta la primera vuelta no había dicho una sola palabra sobre el ajuste que preparan para el pueblo trabajador, ni sobre los planes de Macri. En gran medida porque los compartía. Que había que devaluar, “sincerar las tarifas”, endeudarse con los mercados, ponerle techo a las paritarias. Solo nosotros lo denunciamos, en los spots, en la calle y en ese debate al que Scioli no fue. Quería hacer la “gran Dilma”: ganar con el voto anti-ajuste para después aplicarlo.

Desde el Frente de Izquierda habíamos llamado a votar en blanco o nulo. Más de 600.000 personas nos acompañaron en esa primera medida de resistencia, a pesar de la polarización. Esperábamos dar un mensaje más contundente a los empresarios y al próximo gobierno. Pero hay una explicación. Esa desesperada campaña hizo que en los últimos días muchos trabajadores decidieran utilizar el voto contra Macri como una forma de rechazar el ajuste. Como otros votaron a Macri rechazando las políticas del gobierno. No compartimos esa votación al “mal menor”, pero sabemos que con muchos de ellos pronto nos volveremos a encontrar en las calles luchando por nuestros derechos.

Es cierto que el balotaje entre dos hijos políticos de Menem y este resultado nos dejan un escenario político más a la derecha. Pero también es cierto, como dije la noche del domingo, que “el triunfo de Macri no es un cheque en blanco para el ajuste contra el pueblo trabajador”. Las fuerzas de quienes no estamos dispuestos a retroceder ni entregar nuestras conquistas están intactas.

Un gabinete de guerra

Desde que Macri fue elegido, no hizo muchas definiciones sobre el futuro económico. La diferencia más ajustada de lo esperada, la falta de una mayoría en el Congreso, la relación con las cúpulas sindicales peronistas, han abierto una etapa de negociaciones para llevar adelante sus planes de gobierno.

Pero el anuncio de su próximo gabinete y sus asesores dejan claro que estamos ante un gobierno al servicio de los grandes empresarios. La Argentina capitalista será atendida directamente por sus dueños. Gerentes y ex directivos de LAN, Shell, Telecom, Monsanto y General Motors ocuparán importantes cargos. También ex funcionarios de Menem. El equipo de gobierno de Macri es un alerta que no podemos dejar pasar.

Por si alguien tuviera dudas, antes de asumir ya dijo que “los que usen piquetes como extorsión van a estar en problemas”.

El líder de la “revolución de la alegría” se empieza a sacar la careta.

¿Quién se va a oponer al ajuste?

Las cúpulas sindicales ya empezaron a acomodarse, como siempre. “Vamos a actuar con responsabilidad y garantizar la paz social” dijeron.

El peronismo sufrió un golpe durísimo que puede reabrir las internas. Por ahora Cristina y Scioli intentan dirigir la transición. El primer gesto fue cederle uno de los ministros “nacionales y populares” al gabinete de guerra de Macri. Lino Barañao seguirá en Ciencia y Tecnología.

A pesar de semejante gesto algunos sectores del kirchnerismo dicen que harán una “dura oposición a Macri”. ¿Cómo creerles a quienes colaboraron con la gestión del PRO estos ocho años en la Ciudad de Buenos Aires, y les votaron todas las leyes? ¿Cómo creerles a quienes desalojaron juntos el Parque Indoamericano matando a trabajadores sin techo?

Desde el Frente de Izquierda podemos decir con orgullo que somos los únicos consecuentes en pelear por los derechos de los trabajadores, las mujeres y la juventud. Fuimos quienes estuvimos al frente de la lucha contra la tercerización, contra el techo en las paritarias, por el pase a planta de los contratados, contra los cierres y despidos que dejan familias en la calle, contra la criminalización de la protesta, por los derechos de las mujeres, contra el gatillo fácil y el saqueo de nuestros recursos.

Este año hemos conquistado nuevas bancas en el Congreso Nacional, y ya tenemos 14 diputados provinciales del FIT en la Ciudad, Mendoza, Neuquén y Córdoba. Todas esas bancas seguirán estando al servicio de estas luchas y nuestra organización.

La resistencia ya empezó

Macri no quiere hablar de su plan pero nosotros lo conocemos y denunciamos. La situación económica internacional, con la caída del precio de las materias primas y el éxodo de los inversores a “mejores negocios”, llevará a que el gobierno y los empresarios quieran descargar el costo de la crisis sobre nuestras espaldas.

Y no estoy hablando solo del futuro. Como viene reflejando La Izquierda Diario, ya hay muchas empresas que están haciendo ajustes. Los despidos en Cresta Roja o las autopartistas de zona norte son solo un adelanto de lo que viene. En otro terreno, los trabajadores de La Nación rechazaron una editorial de los dueños del diario a favor del genocidio.

Desde la izquierda y el sindicalismo combativo tenemos una responsabilidad. Así como ellos preparan sus gabinetes y sus pactos con las cúpulas sindicales, nosotros tenemos que prepararnos para las próximas batallas. Las acciones unitarias como las que hicieron hace pocos días trabajadores despedidos en el Gran Buenos Aires, o el Encuentro Obrero que preparan los trabajadores de la zona norte, son un camino a seguir. A la coordinación entre Macri, Moyano o el empresario Ratazzi, hay que oponerles nuestra coordinación, con un programa para que la crisis la paguen los capitalistas.

Se inicia una nueva etapa de resistencia. No tengo dudas de que nos vamos a encontrar nuevamente en luchas por venir. Con quienes apoyaron al Frente de Izquierda en octubre y respondieron nuestro llamado a votar en blanco o nulo, pero también con muchos de aquellos que optaron por Scioli o Macri como el “mal menor”, nos encontraremos en las calles. Pero a la par, junto al Frente de Izquierda, seguiremos construyendo una herramienta política propia de los trabajadores, independiente de los partidos de los capitalistas. Es el único camino para luchar por una salida de fondo, un gobierno de los trabajadores.







Temas relacionados

Gabinete    /    Frente de Izquierda   /    Mauricio Macri   /    Ajuste   /    Daniel Scioli   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO