Internacional

Chile

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

El gobierno responde a las exigencias del TC: sigue sin responder a las demandas del movimiento estudiantil

Luego de que el Tribunal Constitucional objetara los criterios para la gratuidad, el gobierno se pronuncia a favor del financiamiento a Universidades del CRUCH y de las becas para Centros de Formación Técnica e Institutos Profesionales. Un nuevo paso que no deja contento a nadie: ni a empresarios ni a estudiantes.

Dauno Tótoro

Santiago

Martes 15 de diciembre de 2015 | Edición del día

La glosa de la gratuidad para el presupuesto del año 2016 propuesta por el gobierno de la Nueva Mayoría fue objetada por el Tribunal Constitucional. Más específicamente, lo que esa institución anti democrática en la cual la derecha se ampara para defender la constitución de Pinochet objetó fueron los criterios para el beneficio de la gratuidad: ausencia de lucro, acreditación y algún mínimo grado de democracia interna.

El golpe propiciado por la derecha al gobierno de Bachelet obligó al oficialismo a pensar rápidamente nuevas fórmulas de financiamiento y criterios de entrega de este beneficio.

Es en esa línea que hoy el Ministerio de Educación, con la Ministra Adriana del Piano a la cabeza, salió a declarar que barajan como principal alternativa el financiamiento a las Universidades del CRUCH únicamente y la extensión de beneficios tipo becas para estudiantes de los Centros de Formación Técnica (CFT) e Institutos Profesionales (IP).

Pero cada paso que da, el gobierno profundiza las críticas y los cuestionamientos, por derecha y por izquierda. Por derecha porque la UDI y Renovación Nacional, acaudillando el sentir de los empresarios de la educación, critican que se deje afuera a los estudiantes “más vulnerables”. Esa palabrería no es más que la forma de encubrir el hecho de que exigen que se sigan financiando sus negocios en la educación.

Por izquierda porque el movimiento estudiantil viene luchando desde hace años ya para acabar con la lógica del Estado subsidiario y con el financiamiento a privados, porque la demanda que las calles levantaron fue la Educación gratuita 100% financiada por el Estado, sin aportes a los privados. Y a esa demanda, tan sentida por los/as trabajadores y el pueblo, el gobierno no responde, en su afán de dejar tranquilos a empresarios y a la derecha.

Pero las críticas surgen de otros sectores. Incluso el diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, cercano a la Nueva Mayoría, ha salido a criticar el rol del gobierno frente al fallo del Tribunal Constitucional.

Se vienen días convulsionados en el debate político educativo. La derecha anunció que entregarán una propuesta propia. Nada bueno pueden esperar los cientos de miles de estudiantes que han luchado años ya por obtener una educación 100% gratuita de esos anuncios.

Tanto la derecha como la Nueva Mayoría han mostrado no responder a las demandas que se han levantado desde el movimiento estudiantil. Y esta derrota coyuntural del gobierno augura días álgidos que se muestran como antesala para un año 2016 que se avecina turbulento.







Temas relacionados

Tribunal Constitucional    /    Reforma educativa en Chile   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO