Juventud

JUVENTUD

El intendente de Tres de Febrero usa las amenazas de bomba en las escuelas contra la juventud

Es uno de los distritos bonaerenses donde comenzó la oleada de amenazas anónimas en las escuelas. Diego Valenzuela responsabiliza a los estudiantes. En Quilmes ya separaron a un docente sin prueba alguna.

Facundo Pilarche

Congresal Suteba | @facupilarche

Sábado 14 de octubre de 2017 | Edición del día

Marcha en repudio a la separación del docente en Quilmes

Hace varios meses, estamos asistiendo a un inusitado fenómeno en las instituciones educativas. Silencioso hasta hace unos días, que es cuando se acercan las elecciones. En el Gran Buenos Aires, las amenazas llegaron a más de tres mil, mayoritariamente escuelas públicas, aunque en la última etapa se sumaron las privadas.

El ambiente está enrarecido, no hay posibilidad alguna de rastrear la llamada dice el Estado. Y cuando se hace, se llega a un sector social, por lo general estigmatizado de hace tiempo: los jóvenes pobres. Cuando no, a los trabajadores de la educación, como el caso del docente de Quilmes. Incluso docentes “de izquierda” se difundió desde Morón, por algunos que le gusta más la bota tipo militar, que la zapatilla para hacer gimnasia.

¿El nuevo rol de la educación?

Los estudiantes están cansados, los docentes también; es que ya siquiera tienen la posibilidad de construir conocimiento, de debatir, e intercambiar experiencias con los jóvenes. Los profes se han transformado en una suerte de “cuida chicos” de los peligros del tránsito, e incluso de las fuerzas de seguridad y tránsito local, que se creen con autoridad para decir que se puede y que no a los jóvenes y adultos porque poseen el “palito de abollar ideologías”, como dice Mafalda.

El Gobierno no quiere una escuela que enseñe a pensar, sino, a obedecer. Es la forma que tienen de avanzar con la precarización de la educación, y el famoso “Plan Maestro”.

Cambiemos y su campaña represiva

Frente a esta situación, los sectores más reaccionarios y represores se envalentonan y aprovechan la ocasión para organizar una campaña, con los medios de difusión siempre dispuestos como TN, Infobae, Clarín, C5N, etc, para atacar a los jóvenes.

Parecería que el jefe de campaña es el intendente de Tres de Febrero: Diego Valenzuela.

En un video que se difundió por las redes sociales, en un comunicado posterior, y en una nota de Clarín del 11 de octubre, se cita sus palabras donde se victimiza y muestra la hilacha. Valenzuela afirma que tienen una treintena de jóvenes identificados, pero que no pueden hacer nada porque “son inimputables”.

En su cuenta de twitter, insiste que son los pibes y que los padres tienen que responsabilizarse, sino deberán pagar multa en efectivo o ir a la cárcel. Eso sí, al final dice “hablalo en casa”.

"Hablalo en casa" ¿Y por casa cómo andamos?

Cuando los docentes impulsamos el debate sobre la gravedad que implica un caso de desaparición forzada como es el caso de Santiago Maldonado, el Gobierno a través del Ministerio de Educación, inspectores y directivos siempre serviles comenzaron una campaña de persecución a los docentes, intentando censurar el tema. Cuando no sólo es pertinente, sino que trasciende la currícula de todas las áreas y niveles. Pareciera que hay temas de los que hay que hablar y temas que no
en época de elecciones, con Cambiemos en el Gobierno, el intercambio de ideas sigue siendo el gran ausente. Y, como está visto, aprovechan cualquier situación para profundizar la política represiva y estigmatizante sobre la juventud.

La política represiva que el macrismo impulsa tiene su antecedente en la “pesada herencia” de Scioli e Insaurralde, actuales candidatos por Unidad Ciudadana y que impulsaron -al igual que Cambiemos- la baja de la edad de imputabilidad que los docentes ya rechazamos.

¡Basta de criminalizar a la juventud. No a la baja de la edad de imputabilidad!

Desde el Frente de Izquierda con Del Caño como candidato a diputado y quien suscribe, a concejal en Tres de Febrero, rechazamos cualquier campaña que busque estigmatizar y criminalizar a los trabajadores y a la juventud, y como contracara planteamos que el presupuesto en educación tiene que ascender al 35%, como un paquete de medidas que tiendan a elevar el salario básico docente acorde a la canasta familiar en un cargo, para que los docentes no tengamos que trabajar 2 y 3 cargos.

Que los estudiantes dispongan de un plan de becas para que puedan finalizar sus estudios, y que las pasantías o prácticas profesionalizantes sean pagas como cualquier trabajo. En este sentido rechazamos cualquier reforma educativa que se haga a espaldas de la comunidad educativa. Para esto, las conducciones de Suteba y Ctera tienen que ponerse a la cabeza de esta pelea en vez de llamar a votar a Scioli como diputado.

*es Congresal de Suteba por la lista Marrón de San Martin-Tres de Febrero







Temas relacionados

Secundarios   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO