Política

DÍA DE LA BANDERA

El kirchnerismo a un lado y otro de las vallas

El acto del día de la Bandera fue todo un símbolo de un Frente Para la Victoria que proclama una “resistencia con aguante” mientras deja pasar o directamente avala las medidas macristas.

Cecilia Rodríguez

@cecilia.laura.r

Martes 21 de junio de 2016 | Edición del día

El Monumento a la Bandera amaneció vallado como raras veces en su historia. El macrismo, con la inestimable ayuda del Frente Progresista de Santa Fe, montó, más que un acto, un “acting” del día de la bandera.

Si bien no es la primera vez que se impiden manifestaciones durante ésta celebración -el kirchnerismo siempre lo hizo a fuerza de patotas sindicales- sí es la primera vez que no es abierta al público en general. Solo pudieron participar funcionarios políticos e invitados previamente acreditados.

Tras el velo de un grupo de chicos de diferentes provincias, acompañados de padres y maestros para jurar a la bandera, se intentó dejar afuera cualquier expresión de hastío popular con las medidas de ajuste, tarifazos, despidos y el cada día más inexistente segundo semestre.

La intendenta de Rosario, Monica Fein, y el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se ubicaron al lado del presidente mostrando seriedad institucional: lo que quiere decir una subordinación rayana con lo patético. El Frente Progresista, flaqueado por la deriva PRO de la UCR, cumplió con todas las expectativas macristas. Garantizó las vallas y el operativo de seguridad. A lo sumo se escuchó a algún funcionario, casi off de record, pidiendo más plata para la provincia. Pero ni una sola crítica a las políticas de ajuste. No es de extrañar. Los legisladores “socialistas” acompañaron varias medidas de Macri, como el bochornoso pago a los buitres.

Leé también Macri en Rosario: militarización y palos en un monumento vacío

La nota más llamativa la dio el Frente para la Victoria, cuyos referentes se repartieron a un lado y otros de las vallas que rodeaban la ceremonia.

Una semana antes, a través de las redes sociales, surgió una convocatoria a la plaza Pringles con el objetivo de marchar al Monumento contra las políticas de Macri. Si bien estaba firmada como “Multisectorial contra el tarifazo”, el grueso de la marcha de una cuadra lo compusieron el Movimiento Evita, con su concejal Eduardo Toniolli, y Ciudad Futura, con el concejal Juan Monteverde a la cabeza.

También participaron figuras del Frente Social y Popular, que encabeza el diputado provincial Carlos Del Frade. El Movimiento Sindical Rosarino había dicho en algún momento que participaría pero finalmente los gremios faltaron a la cita.

Del otro lado de las vallas se encontraba rozagante el senador nacional por el Frente para la Victoria, Omar Perotti. Éste había sido candidato a gobernador de la provincia por la lista que llevó a Eduardo Toniolli al concejo deliberante de Rosario. Toniolli, lejos de ser un progresista confundido, preside el PJ de Rosario. Luego de la elección provincial, Perotti encabezó la lista legislativa nacional del Frente para la Victoria, acompañando a Scioli. Por diputados, entró el principal referente de La Cámpora en la provincia. Este verdadero Frente Ciudadano, acompañado en su ala izquierda por Ciudad Futura (que también llamó a votar a Scioli) se expresó este día de la bandera de una forma muy particular. Perotti, junto a Macri. Toniolli y Ciudad Futura, en una movilización que terminó con una escaramuza con la Gendarmería.

El doble rol del kirchnerismo en su máxima expresión. En la Cámara de Senadores, el Frente para la Victoria garantiza el ajuste macrista. A la cabeza de los sindicatos, el peronismo garantiza la paz social. Como movimientos sociales y agrupaciones juveniles, lanzan algunas convocatorias para “resistir con aguante” pero siempre en el marco de un peronismo cuya política oficial es colaborar más o menos con el macrismo.

Esto lo vemos no solo en el caso del Senado sino incluso en dirigentes como Emilio Pérsico, que desactiva movilizaciones y negocia con el gobierno la organización de los comedores en provincia de Buenos Aires.

Estas agrupaciones kirchneristas proclaman una resistencia cuyo único objetivo es preservar algo de la base progresista del kirchnerismo para la vuelta del peronismo en 2019. Una vuelta que incluye a los “traidores” como Perotti y a cualquier funcionario de la calaña de José López que todavía no haya sido hallado enterrando dólares.







Temas relacionados

Ciudad Futura   /    Miguel Lifschitz   /    Omar Perotti   /    Movimiento Evita   /    Mauricio Macri   /    Rosario   /    Santa Fe   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO