Internacional

PRIMERA MEDIDA DE LACALLE POU

El nuevo Gobierno de Uruguay presenta una ley de urgencia represiva y neoliberal

Finalmente el presidente electo de Uruguay, Lacalle Pou, dio a conocer el primer borrador de la Ley de Urgente Consideración que presentará al Parlamento al asumir en el mes de marzo. Sin grandes sorpresas el borrador condensa el programa de ajuste, antiobrero y proempresarial que la derecha quiere llevar adelante.

Viernes 24 de enero | 09:48

El misterio sobre el contenido de la Ley de Urgente Consideración que anunció durante su campaña el flamante presidente uruguayo, Lacalle Pou, llegó a su fin.

Primero fue el propio futuro presidente el que difundió el borrador a través de su cuenta de Twitter, para posteriormente, en la misma tarde y junto a Beatriz Argimón, presentarlo oficialmente a sus socios de la coalición.

Un primer repaso por su extenso contenido, muestra que no hay grandes sorpresas y que su redacción contempla los lineamientos que el Partido Nacional (y luego la propia Coalición Multicolor) venían anunciando en sus discursos, declaraciones y apariciones públicas.

De hecho el propio Lacalle ha señalado que la base de las propuestas estaban en el documento “Compromiso por el País” firmado junto a los partidos Colorado, Cabildo Abierto, Partido Independiente y partido de la Gente.

El futuro presidente por ahora se intenta mostrar negociador y ha dicho que la divulgación del documento es el puntapié para negociar y acordar una propuesta definitiva, que será la que finalmente se presente al Poder Legislativo.

El hecho de tratarse de una Ley de Urgente Consideración permite acortar los tiempos de discusión en las Cámaras y que eventualmente, si no se rechaza en el plazo legal estipulado, pueda considerarse tácitamente aprobada por el Poder Ejecutivo.

Un programa contra los trabajadores y el pueblo

El documento en su extenso articulado recorre distintas áreas programáticas, con una concepción típicamente derechista y liberal.

Tal como ya lo venían anunciando toma a la seguridad y la represión como uno de los ejes principales con propuestas que apuntan a la criminalización de la pobreza y el control social.

Garantías para la policía, normas que favorecen el gatillo fácil, aumento de penas y condenas, recortes a las garantías individuales y los derechos democráticos son las principales medidas que se plantean.

Con un discurso securitario y represivo que tiene cierto consenso en sectores de la población Lacalle intenta en poco tiempo ganarse la aprobación popular y mostrarse como un presidente de mano firme.

El documento también cercena la protesta social, al limitar el derecho de huelga prohibiendo las ocupaciones y al transformar en ley el decreto frenteamplista que prohibía los piquetes como forma de lucha histórica de los trabajadores.

En otras áreas el documento presenta propuestas de matriz neoliberal al plantear la desmonopolización de ANCAP, levantar las mínimas trabas que existían a los grandes empresarios de las comunicaciones, o terminar con algunos controles financieros para favorecer el pago “en negro” y el trabajo informal así como redundar en una menor fiscalización acerca del dinero y activos económicos.

El área educativa es una de la que tiene más extensas referencias en la Ley de Urgente Consideración, y entre otras cuestiones reduce el papel de la UdelaR, y da mayor peso a representantes de la educación privada. Los consejos desconcentrados de la educación pasarán a ser direcciones generales, desaparece el Instituto Universitario de Educación y con sus cambios con respecto a leyes actuales deja abierta la puerta a una mayor mercantilización y lógica lucrativa

La ley abarca también otros temas, como cuestiones referidas al BPS y las jubilaciones, el futuro del MIDES, propuestas para Vivienda y reformas en el Estado.

Desde La Izquierda Diario iremos analizando en estos próximos días los aspectos centrales de los cambios que se proponen en las distintas áreas.

Con este borrador se confirma lo que de alguna manera ya era evidente; la derecha viene a implementar un ajuste y recortar conquistas contra el pueblo trabajador y a favor de los empresarios.

La movilización y la organización popular son las que podrán efectivamente hacer frente a este paquete de ajuste antipopular. Actitudes como las del presidente del PIT-CNT Fernando Pereira, dándole crédito a Lacalle Pou o destacando supuestas virtudes, son el camino contrario a lo que se necesita para frenar el ataque que la Coalición Multicolor quiere llevar adelante.







Temas relacionados

Lacalle Pou   /    Uruguay   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO