Política

POLÍTICA

El presupuesto de ajuste no puede pasar: abajo el pacto de Macri y los gobernadores

Los gobernadores peronistas negociar con Macri la letra chica de un ajuste de $ 500.000 millones, ante la mirada del FMI. ¿Qué van a hacer los sindicatos opositores? ¿Qué propone la izquierda?

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Martes 11 de septiembre | Edición del día

Reuniones, declaraciones picantes y otras de compromiso, fotos, charlas de pasillos. Este martes fue una jornada clave y no podían faltar todos los condimentos de la rosca de la política tradicional. El punto en cuestión es la aprobación del Presupuesto 2019, que tendrá la firma de Mauricio Macri pero tiene la letra de Christine Lagarde. Para eso necesita, otra vez, el apoyo de los gobernadores peronistas.

Cambiemos busca realizar un recorte que podría llegar a los $ 500 mil millones. El objetivo, tras el fracaso de las medidas de las últimas semanas, es conseguir un adelanto de los desembolsos del FMI previstos para 2019 y 2020.

El balance de la jornada, del lado del gobierno, parece positivo. Reunió a casi todos los gobernadores en el Consejo Federal de Inversiones, desde Juan Schiaretti hasta Alicia Kirchner. Más tarde logró la foto de Macri con 19 de ellos. Y coronó la jornada con una conferencia de prensa de la que participaron Rogelio Frigerio (Ministro del Interior), Nicolás Dujovne (Ministro de Economía), Juan Manuel Urtubey (PJ-Salta), Omar Gutiérrez (MPN-Neuquén) y Gustavo Valdez (Cambiemos-Corrientes).

Te puede interesar: Los gobernadores coincidieron con Macri: “Equilibrio fiscal y el esfuerzo de todos”

Allí Urtubey aseguró que “hay consenso en que el gobierno debe tener Ley de Presupuesto, que debe ser con equilibrio fiscal y que debe ser con el esfuerzo de todos”. El mismo “esfuerzo de todos” que viene repitiendo Macri para justificar cada vez que anuncia una medida antipopular.

Los ministros hablaron de un “consenso total” y destacaron que el entendimiento con la oposición llevaba un mensaje de gobernabilidad y certidumbre a los mercados.

Sin embargo, el pacto aún no está cerrado. Por un lado, sigue en discusión la letra chica de varios puntos del proyecto oficial, entre ellos los impuestos que recauda la Nación. También discuten la parte del ajuste que les tocará a las provincias. Son $ 100 mil millones que saldrán, entre otras cosas, del traspaso de la “carga” de los subsidios a la tarifa social de los servicios y el transporte, así como la eliminación del fondo sojero. ¿Cómo compartir los costos económicos y políticos del ajuste, que en muchas provincias ya está generando movilizaciones y pedidos de comida? A esto hay que agregarle la influencia de la interna peronista. Aunque “todos unidos aportaremos” a la gobernabilidad, están los que no quieren quedar muy pegados a un gobierno cada vez más impopular.

Te puede interesar: Macri y el peronismo empiezan a acordar hoy el ajuste de $ 500.000 millones para dejar contento al FMI

Pero todo indica que en las próximas semanas las diferencias con los gobernadores y los distintos bloques del peronismo se irán puliendo. En definitiva, el peronismo se conforma con aparecer como la cara del “ajuste moderado”. La clave es que Cambiemos haga el "trabajo sucio" y prepararse para 2019. Por eso cuestionan algunos puntos pero dejan en pie los grandes pilares del Presupuesto, con la idea de "bajar el gasto público". Pero el principal "gasto" hoy es el pago de intereses de deuda pública, que asciende a $ 406.548 millones en 2018 y alcanzará los $ 608.887 millones en 2019. Todos coinciden en ajustar a los estatales y docentes, a las partidas para Educación, Salud o Vivienda, y sostener los tarifazos.

Una batalla clave contra el ajuste

La votación del Presupuesto 2019 es una de las claves del programa de Macri y el FMI. Una forma de legalizar el saqueo. El Frente de Izquierda es la única fuerza que se opone al proyecto del gobierno, pero también a los pactos de los gobernadores y los bloques del peronismo de espaldas al pueblo trabajador.

Este martes, también tuvieron protagonismo los grandes sindicatos y centrales sindicales. El triunvirato participó de la reunión de los gobernadores. Al salir de allí, Héctor Daer aseguró que “nosotros vamos a analizarlo y seguramente vamos a estar en contra de un presupuesto de ajuste sobre los sectores más vulnerables”. También enviaron su mensaje los sindicatos “opositores”. Tras la reunión de Camioneros, Smata, la Corriente Federal y las CTA, dijeron que están en contra del Presupuesto 2019 y amenazaron movilizar ese día.

Por ahora solo declaraciones. Pero, ¿qué pasaría si el día de la votación del Presupuesto los grandes sindicatos paralizan el país, desde los aeropuertos a los bancos, y desde el mediodía movilizan a cientos de miles de trabajadores para rodear el Congreso? ¿Cómo harían Cambiemos y la oposición para concretar el pacto en esas condiciones? Sería imposible.

El sindicalismo de izquierda le exige a los sindicatos opositores que rompan con la tregua. Que convoquen asambleas en cada lugar de trabajo para poner en marcha un paro activo ya, de 36 horas con movilizaciones, como primer paso de un plan de lucha para evitar la aprobación del Presupuesto. Y luego continúe hasta lograr el fin de los despidos, la reapertura de las paritarias, la anulación del tarifazo, el no pago de la deuda y todos los reclamos obreros y populares.

No va más. Macri, los gobernadores y diputados están pactando a espaldas de millones para que paguemos la crisis que ellos generaron. ¿Quién los votó para eso?

Por eso el PTS en el Frente de Izquierda viene proponiendo a las organizaciones de izquierda, obreras y estudiantiles, unirse en la pelea por imponer una Asamblea Constituyente libre y soberana. Una asamblea compuesta por diputados y diputadas elegidos en todo el país, que ganen como un docente y sean revocables si no cumplen con su mandato. Una asamblea donde se discutan los grandes problemas nacionales y cómo resolverlos, donde pelearemos por el no pago de la deuda, la nacionalización de la banca y los servicios, el reparto de las horas de trabajo para que haya trabajo para todos, el aumento de los fondos para salud, educación y vivienda. Una asamblea donde cuestionaremos este régimen antidemocrático, con su presidencia monárquica, su casta judicial, su Iglesia sostenida por el Estado.

Basta de pactos. Basta de saqueos. Que el pueblo decida.

Te puede interesar: La crisis nacional y el planteo de una asamblea constituyente







Temas relacionados

Presupuesto 2019   /    Alicia Kirchner   /    Juan Manuel Urtubey   /    FpV   /    Mauricio Macri   /    CGT   /    PJ   /    Presupuesto    /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO