Economía

RUSIA: CRISIS ECONOMÍA MUNDIAL

El rublo se desmorona

Rusia tuvo su “martes negro” con una fuerte caída del rublo y su bolsa, a pesar que el Banco Central subió en 6,5% la tasa de interés en solo un día. El presidente Putin denuncia una extorsión financiera por parte de occidente, aunque descarga un paquete de medidas de ajuste sobre el pueblo ruso.

Miércoles 17 de diciembre de 2014 | Edición del día

Rusia vivió su “martes negro” luego de ver un nuevo desplome del rublo frente al dólar y al euro. En un marco de fuertes tensiones financieras el Banco Central decidió el lunes por la noche subir las tasas de interés del 10,5 al 17% en un intento de detener la salida de capitales y la devaluación del euro. Sin embargo, la autoridad monetaria no logró su objetivo. El rublo cerró ayer en 68 unidades por dólar y 91 unidades por euro, acumulando una devaluación del 25% en solo dos días. Volvió a la memoria los tumultuosos días de 1998 cuando el país se declaró en default.

Las tasas de interés de referencia que fija la autoridad monetaria rusa subieron un 11,5 por ciento en lo que va del año. Y pese a ceder un 20% de sus reservas, el Banco Central, aún no puede controlar el valor de su moneda. Aunque aún posee abultadas reservas de más de 400 mil millones de dólares como para sostener al rublo, existen temores a una corrida bancaria. Se anunciarían nuevas medidas de control de capitales, aunque la fuga continuaría en los valores actuales de 120.000 millones de dólares anuales.

Por su parte, empresas petroleras ligadas al estado, han tenido que ser rescatadas por el Banco Central al momento de hacer frente al pago de sus deudas en dólares. Este es el caso de Rosneft que recibió un auxilio por 7.000 millones de dólares la semana pasada. Y solo este mes las empresas rusas tienen vencimientos por 30.000 millones.

Petróleo dependencia y guerra fría

Al momento de indagar sobre las causas de la caída del rublo, la baja del petróleo por debajo de los 56 dólares es uno de los motivos centrales. El gobierno ruso junto a los oligarcas herederos de las empresas del Estado reconvirtió la economía post soviética hacia la extracción de petróleo y gas. Así los productos energéticos representan más del 50% de los ingresos del estado y el 13,5 de las exportaciones netas totales del país. La fuerte dependencia del petróleo pone a Rusia en aprietos cuando su precio internacional cae más del 40% en solo 5 meses.

Aunque existen otros países perdedores por la caída del precio del petróleo como Venezuela que se encontraría cerca del default con sus bonos tocando mínimos de los últimos 16 años o México, en el caso de Rusia, intervienen otros elementos causales de la inestabilidad financiera. La semana pasada, Vladimir Putin, afirmó en una conferencia de prensa que el occidente estaría librando una nueva guerra fría sobre su país. Algo que comparten analistas de todo el mundo, al señalar que detrás de la baja del precio del petróleo habría un acuerdo entre Estados Unidos y Arabia Saudita para golpear a Rusia y doblegar sus intentos de ubicarse como una nueva potencia regional. Sin ir más lejos, en el conflicto actual con Ucrania, Rusia luego de anexarse Crimea recibió un conjunto de sanciones económicas por parte de Estados Unidos y la UE que afectaron su delicada economía poniéndola al borde de la recesión.

Esto hace que el panorama de Rusia no sea nada alentador. Especialistas afirman que el PBI podría caer de 4,5 a 4,8% si los precios del barril de petróleo se mantienen en torno a los 60 dólares. La economía rusa este año estaría en recesión y se calcula que se mantenga así, al menos, hasta el 2017. Por su parte, la inflación del 9,1 en noviembre superaría los dos dígitos hacia fin de año y el gobierno ya anunció un plan de ajustes sobre el gasto público del 10%. Junto con la suba de las tasas de interés, la inflación y el recorte presupuestario afectan los bolsillos del pueblo trabajador.

A río revuelto… gana la bolsa

Las principales bolsas del mundo tuvieron subas y bajas durante toda la jornada, al calor de los movimientos del precio del petróleo, los vaivenes de los mercados rusos y el rublo. Sin embargo, terminaron en alzas dado que para algunos inversores la inestabilidad es una gran oportunidad de negocios. El CAC francés cerró con un aumento del 2,19%, el Dax alemán se anotó una subida del 2,46% y el Footsie londinense progresó un 2,41%. En España, el selectivo Ibex 35 registró hasta siete cambios de tendencia en la sesión en la que cerró con un aumento del 1,80 tras llegar a perder más de un 2% a mitad de jornada hasta caer a los 9.662 puntos. En esta agitada sesión, Repsol se ha dejado un 0,35% tras comprarla petrolera canadiense Talismán Energy por 10.000 millones de euros.

Desde que comenzó la fuerte caída del precio del petróleo este año hay numerosos análisis sobre los “ganadores” y “perdedores” entre los países. Sin embargo, el caso de Rusia muestra que la política –puede ponerse por sobre la economía- y es la que mete la cola. Lejos de un juego armónico de oferta y demanda, las sanciones económicas y la presión sobre el Rublo por parte de Occidente y países miembros de la OPEP, puede traer consecuencias inesperadas en la geopolítica mundial. Analistas de los principales diarios anglosajones instan a Putin a revertir una estrategia equivocada y a retirarse de Ucrania. Mientras tanto, el presidente ruso, apela a una fuerte ortodoxia ajustando tasas y el presupuesto afectando a la población, que aún conserva cierto apoyo al gobierno desde que el mismo se encuentra en guerra con occidente. Un apoyo que ya muchos cuestionan su duración ya que se avecinan tiempos de una economía de guerra para el pueblo ruso.







Temas relacionados

Caída del rublo   /    Rublo   /    Rusia   /    Vladímir Putin   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO