Política

POLÍTICA

Elecciones CABA 2015: Mariano Recalde y Carlos Tomada bajo la lupa

El director de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde, y el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, dos precandidatos del kirchnerismo para la Ciudad de Buenos Aires bajo la lupa de La Izquierda Diario.

Sábado 11 de abril de 2015 | Edición del día

En la edición del día sábado de este diario informamos sobre la oficialización de las boletas del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) para las PASO de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires este 26 de abril, así como también presentamos sus principales candidatos a legisladores y comuneros. Brevemente repasamos la trayectoria de los mismos, todos ellos reconocidos referentes de la izquierda en el campo de la lucha a favor de los trabajadores, los derechos humanos, la juventud y las mujeres trabajadoras. Además de las candidaturas de Myriam Bregman (PTS) a jefa de gobierno porteño, José Castillo (IS) como candidato a vice jefe de gobierno porteño y Marcelo Ramal (PO) como candidato a primer legislador, mencionamos la presencia de trabajadores aeronáuticos, telefónicos, estatales, de la salud, docentes, del subte y de la juventud en la listas.

Es esta oportunidad queremos hacer un repaso por algunos de los candidatos de otras listas. En esta caso nos vamos a encargar de dos pre candidatos por el Frente de la Victoria (FVP), que dicho sea de paso es la fuerza política que más postulantes tiene en esta elección. Ambos funcionarios actuales del gobierno nacional y alta exposición. Candidatos que hablan a favor de los que menos tienen, en sintonía con las declaraciones de Cristina Kirchner contra los trabajadores que pararon en rechazo al impuesto al salario, que dicen defender el empleo y los puestos de trabajo. Joven, uno de ellos, que reivindica la militancia y el ingreso de los jóvenes de la política, claro no por pura convicción, sino a cambio de cobrar elevados sueldos en la función pública.

Algunos lectores podrán pensar que los candidatos del FIT comparten algunas cosas en común, hablan desde los mismos lugares, sin embargo compartir o tener un origen similar -ser jóvenes y venir del mundo gremial- no los hace en nada parecido. Una mirada por su trayectoria, nos ayudará a ver de qué vereda están ubicados.

Mariano Recalde: exponente de los jóvenes K en la política

Es uno de los pre-candidatos a jefe de gobierno porteño. Actualmente es el director de Aerolíneas Argentinas. Es desde su fundación integrante de La Cámpora y presentado como uno de los exponentes de esa juventud militante que gracias a Néstor volvió a confiar y meterse en política. Esta juventud, en realidad tendría a que agradecerle al “gobierno nacional y popular” inaugurado por Néstor haberse convertido en jóvenes funcionarios públicos con altos sueldos.

Recalde fue nombrado director de Aerolíneas Argentinas en el año 2009 por Cristina Kirchner. Es uno de los referente de la agrupación La Cámpora, junto a otros dirigentes como Juan Cabandié, Eduardo "Wado" de Pedro y Andres Larroque, todos ellos con sueldos bastante superiores a la canasta familiar.

Desde su asunción a esta parte ha acumulado un sinfín de denuncias, por enriquecimiento ilícito, por irregularidades en contrataciones de la línea área, por administración fraudulenta por no haber presentado los estados contables de la aerolínea, por incompatibilidad de cargos al haber cobrado en simultáneo sueldos como titular de Aerolíneas Argentinas y Austral Líneas Aéreas El abogado Enrique Piragini, denunciante en causas contra el joven K por enriquecimiento ilícito y administración fraudulenta, en declaraciones al diario Infobae aseguró que “Mariano Recalde es una prueba viviente de la corrupción del kirchnerismo, porque Aerolíneas Argentinas se ha convertido en una fuerte caja, en un barril sin fondo para el despilfarro del oficialismo”.

Lo acusan de ser uno de los funcionarios de La Cámpora más ricos. En su declaración jurada de bienes del año 2013 informó activos por $6,2 millones. Por esta razón, hoy el juez Daniel Rafecas preside una investigación sobre su situación patrimonial.

Hace unos días La Izquierda Diario junto a trabajadores aeronáuticos de la agrupación El Despegue lanzaron una encuesta para saber que opinan los trabajadores de la candidatura de Recalde. Centenares de mensajes llegaron a la redacción repudiando esa candidatura. Es de esperar que a los más de 3.000 trabajadores tercerizados que pertenecen a Aerolíneas Argentinas y que cobran $6.300 por mes les genere indignación la candidatura de esta joven "promesa" de la política.

Una de las denuncias que hacen los trabajadores, además de las malas condiciones de trabajo, bajos salarios, persecuciones, y despidos, es que Recalde utiliza a los militantes de La Cámpora para amedrentar y hostigar a los trabajadores y evitar así que luchen por sus derechos. Esto sucedió durante los días previos al paro del 31 de marzo, paro al que los trabajadores de la empresa Falcon (empresa tercerizada de Aerolíneas) adhirieron mediante asambleas en las que decidieron agregarles demandas propias como la reincorporación de un trabajador despedido, aumento salarial, y el rechazo a la tercerización, entre otras cosas.

Carlos Tomada: ¿defensor de los puestos trabajo?

Encabeza “la lista oficial” del FVP como primer legislador. Actual ministro de Trabajo de la Nación. Fue nombrado por el ex presidente Néstor Kirchner (2003-2007) y nuevamente por la presidenta Cristina Kirchner, que asumió en el año 2007. Antes fue asesor gremial de varias organizaciones de trabajadores y de la Confederación Nacional del Trabajo (CGT). Es uno de los funcionarios que más tiempo ha permanecido en su cargo. En abril de 2011, en el marco de una investigación por el asesinato de Mariano Ferreyra (PO) trascendió una escucha en la que el ministro mantiene un diálogo telefónico con José Pedraza -Secretario General de la Unión Ferroviaria (UF) e imputado por el crimen-. En él, Tomada propone a Pedraza que realice un trabajo político para “ganar” a los trabajadores terciarizados para que no se involucren con partidos de izquierda: “no son todos del PTS” se lo escucha decir en esa grabación. Además, informa de un reparto entre el jefe del sindicato ferroviario y el de conductores de trenes (La Fratenidad) para quedarse, como afiliados, con los trabajadores que ingresan a la planta permanente.

Pero a él no solo podemos achacarle que mantenga estrechos límites con sectores de la burocracia sindical, incluso con aquella responsable del asesinato de militantes políticos de izquierda. Como ministro de Trabajo es el máximo responsable de que el trabajo en negro en Argentina este alrededor del 40% y de que el 50% de los trabajadores cobre menos $ 6000, cuando la canasta familiar está valuada en $12.000. El ministro de Trabajo de la década ganada K se ve que ha hecho "muy mal" su trabajo.

En la Ciudad de Buenos Aires hay un claro ejemplo de su accionar. Es el responsable de avalar el monstruoso fraude laboral que lleva adelante la multimillonaria familia Fort en su empresa de chocolates Felfort.

Desde el año 2009, año en el que Ricardo Fort y sus lujos irrumpieron en los medios masivos de comunicación de la mano de Marcelo Tinelli, sus trabajadores realizan denuncias sobre el alto porcentaje de empleados contratados y de la existencia de trabajadores eventuales de agencia con contratos durante años. En 2011 su propia cartera confirmó que el 41% de los empleados de la fábrica Felfort eran eventuales y que tenían contratos, con distintos agencias, por un tiempo prolongado. Por estas razones decretó que La Delicia Fort S.A. estaba cometiendo “fraude laboral”, al tiempo que fijó una multa por más de $700 mil y la exigencia a la empresa de que contrate bajo relación de dependencia y por tiempo indeterminado a 279 trabajadores.

Hoy, año 2015, las cosas siguen igual. En este tiempo se acumularon las quejas contra la familia Fort, hubo cientos de despidos, decenas de denuncias de falta de higiene en la mercadería y en las instalaciones, denuncias ante el ministerio de Trabajo y el Congreso de la Nación de que continúa el “fraude laboral” constatado hace años. Sin ir más lejos, el año pasado más de 100 trabajadores fueron despedidos, entre ellos una trabajadora efectiva de 12 años de antigüedad, Carina Brzozoski, quien recientemente obtuvo un fallo de re instalación. Antes de eso hubo conciliaciones obligatorias que el ministerio dicto, pero la empresa no acató y éste no hizo nada para que se cumplan.

También podemos hacer mención al tristísimo rol que cumplió como ministro en el conflicto sindical y político más importante del año 2014, el protagonizado por los trabajadores de Lear en lucha contra esa multinacional estadounidense. Desde el comienzo de los despidos, a fines de mayo, los trabajadores acumularon varias a resoluciones judiciales a favor de su reinstalación y sin embargo el ministerio, a pesar de haber tenido que ser el garante de que se cumplan y de que los trabajadores vuelvan a sus puestos de trabajo, no lo hizo y permitió que la empresa esté en la ilegalidad absoluta. Durante todo ese lapso pareció estar más preocupado por quedar bien con los empresarios, que por mantener la fuente laboral de los trabajadores.

Por último, Patricio del Corro (PTS), legislador que asumirá su banca en diciembre del 2015 como parte del sistema de rotativo de bancas del FIT y candidato nuevamente a legislador, denunció hace 2 años al propio ministro Tomada por tener en su cartera a más de la mitad de los trabajadores precarizados. En ese momento afirmaba que el “Ministerio tiene a casi el 60% de los empleados bajo alguna modalidad trucha de contratación. Mi caso es un gran ejemplo: hace cuatro años que trabajo en el Ministerio, dos como monotributista y dos más con un contrato de renovación anual, que me deja afuera -como a muchos de mis compañeros- de derechos elementales que tenemos los trabajadores”.

Evidentemente un ministro de Trabajo que, pese a estar en sus funciones desde hace 12 años, mantiene altísimos niveles de trabajo en negro y bajísimos salarios -incluso en su propia cartera- y un joven que vive y se enriquece a costa de la función pública, poco y nada tienen para ofrecerle a los trabajadores. En cambio, los candidatos el FIT ya han demostrado su lucha incansable por la defensa de los puestos de trabajo en su acompañamiento a los trabajadores de Lear, entre otros despedidos. Sin ir más lejos, Myriam Bregman es una de las abogadas que consiguió el juicio de reinstalación de Carina Brzozoswki en Felfort. Los mismos candidatos que impulsan proyectos para que todo funcionario público cobre igual que un docente.







Temas relacionados

FIT   /    Carlos Tomada   /    Mariano Recalde   /    Kirchnerismo   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO