Sociedad

TECNOLOGÍA

Elon Musk, el millonario que llevó Crew Dragon al espacio

El empresario del momento se destacó por sus posiciones anticuarentena durante la pandemia, es adorado por la prensa mundial y tratado de filántropo o como nuevo "Tony Stark" de Marvel, sin embargo hace años sus empleados denuncian malas condiciones de trabajo.

Martes 9 de junio | 19:00

Hace unos días fue noticia el envío al espacio de la cápsula Crew Dragon en una misión conjunta entre Space X, una de las empresas del sudafricano Elon Musk y la NASA. Las promesas del empresario son hacer del hombre, en un futuro próximo, una especie interplanetaria. Primer lugar de ocupación: Marte, con la supuesta promesa de salvar al hombre de la extinción, como cobertura de dudosos proyectos turísticos y de minería que planea llevar a cabo Musk de colonizarse el planeta rojo.

El empresario comentó a los medios que la cuarentena se trataba de una “medida fascista” y en un tuit aseguró que abría la planta de Tesla, ubicada en California, desde la cual se fabrican autos eléctricos, a pesar de las restricciones: “Tesla está recomenzando la producción hoy a pesar de las leyes del Condado de Alameda. Yo estaré en la primera línea con todos los demás. Si alguien es arrestado exigiré ser solo yo”.

No es la primera vez que al empresario eregido como el nuevo Tony Stark de Marvel pone en primer lugar sus intereses económicos antes que la salud de sus empleados, ya en el 2017 en una nota publicada por The Guardian, los empleados de Tesla daban testimonio de lesiones durante la jornada laboral. En aquel entonces la empresa contaba con cerca de 10.000 trabajadores.

Te puede interesar: La obsesión mortal de Elon Musk con las ganancias

Según los informes de incidentes obtenidos por The Guardian, “las ambulancias se han llamado más de 100 veces desde 2014 para los trabajadores que experimentan desmayos, mareos, convulsiones, respiración anormal y dolores en el pecho”. Cientos más fueron llamados por lesiones y otros problemas médicos. Para Elon Musk todo es el “futuro” menos la salud de sus trabajadores.

Otro de los proyectos futuristas de Musk apuesta a las neurociencias, con su empresa Neuralink. La promesa del sudafricano es curar enfermedades mentales o degenerativas. A través de Neuralink se podría conectar el cerebro a las computadoras, algo que Musk ya está haciendo en animales. La empresa cuenta con 90 empleados, ha recibido más de 150 millones de dólares, y su principal inversor: el Pentágono.

Detrás de su apariencia altruista sólo hay intereses económicos y políticos alineados con el gobierno de los Estados Unidos. En nombre de sus trabajadores desde aquí también le decimos: "Nuestras vidas valen más que sus ganancias".







Temas relacionados

Elon Musk   /    Ciencia y Tecnología   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO