Deportes

FÚTBOL DE PRIMERA

En el debut, Estudiantes goleó a Tigre en Victoria

El conjunto de Nelson Vivas no tuvo piedad ante el Matador. No fue mucho más, pero aprovechó las situaciones que tuvo, a contraste de lo que hizo Tigre. Se lo llevó 3-0 con goles de Bailone, Rodríguez y Damonte, y así pisa fuerte en el comienzo.

Lunes 29 de agosto de 2016 | 00:13

A veces, si uno no ve el partido y sí el resultado piensa que la visita se lo llevó por delante y casi no hubo partido. Sin embargo el trámite del juego fue más parejo de lo que se presupone. Se dio el famoso “un tiempo para cada uno”, lo que se suele dar en partidos empatados o con una victoria acotada.

En el primer tiempo, los de Pedro Troglio salieron mucho más motivados. Seguramente por ser el debut en casa. Hasta promediar la media hora de juego sólo se jugó en el arco de Andujar. Tigre tuvo jugadas muy claras, y se pudo haber puesto tranquilamente en ventaja. La más clara la tuvo el hombre del regreso, Diego Morales. El "Cachete" se puso la del Matador luego de 4 años y reventó el travesaño “Pincha”. Además, el cordobés remató varias veces desde afuera. Janson se animó y hasta el propio Menossi, pero nadie pudo batir a Andujar y seguía 0-0.

A partir de la media hora, tal vez por el cansancio, el local bajó los decibeles y la presión alta era cada vez menor, pero Estudiantes no se acercaba con peligro. En el minuto final de la primera mitad, de un tiro libre que no parecía peligroso desde el costado izquierdo, Bailone remató al arco luego de una serie de rebotes en un disparo previo venenoso y puso el 1-0 para el “León”. Así culminó el primer tiempo.

En los primeros 45’ Estudiantes sólo podía generar peligro por las bandas. Por el lado izquierdo, Galmarini y Lima no se combinaban del todo bien y tenía más espacios Carlos Auzqui. Por el derecho, Emiliano Papa le daba ventajas al “Tití” Rodríguez. Los centrales de Tigre, Godoy y Benítez tuvieron una correcta labor.

En el entretiempo uno no podía pensar de ninguna manera que el partido estaba cerrado. Además del acortado resultado, Tigre se había mostrado mejor que la visita y había tenido las situaciones más claras, pero todo se desmoronó en 44 segundos. Ese fue el tiempo que pasó entre que volvió a rodar la bola y la misma volvió a ingresar al arco de Gabbarini.

A Tigre le suele pasar esto. No convierte, y distracciones propias le hacen perder el juego. El segundo fue una total distracción de la defensa. Bailone (1,91 m) merodeó en el área marcado por 3 hombres y pudo colocar un centro rasante sin complicaciones. En el área eran 2 jugadores rojiblancos contra el arquero del Matador, terminó definiendo Rodríguez, casi finiquitando el juego.

Las distracciones del final del P.T. y el comienzo del S.T. fueron golpes futbolísticos y anímicos muy fuertes. Luego de eso, Estudiantes se acomodó en todas las líneas y jugó a su juego. Haciéndolo más de contra lógicamente, Damonte sentenció el juego faltando 22’ para el pitazo final.

Para intentar una remontada, Troglio sacó a Lima, atrasó a Galmarini y puso a Rincón. El colombiano tuvo un flojo partido cuando ingresó y no sacó diferencia como lo suele hacer, al igual de Lucas Janson. El Matador terminó jugando con 5 hombres de peligro en el arco rival pero no hubo buenas consecuencias.

Una lástima para Tigre, porque fue mejor que Estudiantes en varios aspectos sobre todo en el comienzo pero no le pudo dar una alegría a su gente y además se comió una goleada exagerada.

Estudiantes no tuvo un mal juego, imposible que lo tenga ganando 3-0. Pero sabe que no hizo el partido perfecto, se salvó de varias situaciones y no tiene que relajarse en la segunda fecha. Gran partido de Auzqui, Rodríguez y sobre todo Ascacibar. Tuvo un gran partido también, Bailone, quien anotó el 1-0 y aprovechó su gran estatura que superaba ampliamente a la de sus marcadores, Godoy y Oliver Benítez.

Tigre no tiene que bajarse anímicamente. Tiene mucho que mejorar sobre todo la parte defensiva, los laterales. Y no tuvo en el arco a Javi García (no lo tendrá por 6 meses), pieza fundamental. Tiene un gran plantel y lo va a demostrar a lo largo del torneo.

La buena para Tigre, volvió luego de 4 años Diego Morales y tuvo un muy buen partido. Activo cuando el equipo lo necesitó, rematando de afuera y haciendo presión alta.

El combinado de Vivas recibirá a Sarmiento de Junín en dos semanas (fecha FIFA la próxima semana) en el “Estadio único” en busca de seguir con estos resultados.

Tigre quiere su revancha cuando, también en 15 días, visite a Newell´s en el Coloso Marcelo Bielsa.







Temas relacionados

Club Atlético Tigre   /    Torneo de Primera   /    Estudiantes de La Plata   /    Fútbol   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO