Juventud

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUCUMÁN

En la Universidad Nacional de Tucumán se tomó un parcial sin bancos ni sillas

Sucedió en el primer año de la carrera de Veterinaria.

Jueves 7 de abril de 2016 | Edición del día

Diferentes situaciones demuestran que la Universidad Nacional de Tucumán se encuentra una situación grave por su escaso presupuesto. En el día de ayer se sumó una nueva postal.

Estudiantes de Anatomía Veterinaria I, perteneciente al primer año de la carrera de Veterinaria, tuvieron que rendir un parcial sentados en el piso, ya que no había bancos ni sillas suficientes para todos.

La capacidad edilicia en la Facultad de Agronomía, Veterinaria y Zootecnia tiene un importante déficit para alojar a los cerca de 800 ingresantes en la carrera mencionada.

Estas consecuencias ya habían sido reflejadas por La Izquierda Diario, como en el caso de la carrera de Agronomía en la misma Facultad. Las autoridades apelan al “retiro voluntario” de alumnos, mientras se precarizan a los docentes.

Algunos buscarán las responsabilidades en los docentes o en el ingreso irrestricto. Sin embargo, la responsabilidad se reparte en entre los decanatos, rectorados y gobiernos que aprueban un presupuesto magro para la educación pública. Las responsabilidades llegan a tal punto que el ex rector Juan Cerisola será indagado por la malversación de $353 millones. La pelea por mayor presupuesto tiene que partir desde aquí.







Temas relacionados

Universidad Nacional de Tucumán   /    Tucumán   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO