Política

LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

Encuentran a un joven muerto en comisaría de Corrientes

El pasado miércoles, en la zona del barrio Mil Viviendas, una patrulla detuvo en la vía pública a Juan David Encinas, 18 años, en cuyo poder se hallaba una moto, presuntamente robada. El menor fue llevado a la Comisaría 7ma., donde dos horas más tarde apareció muerto.

Alberto Tajano

Corresponsal LID | NEA

Jueves 18 de febrero de 2016 | 19:38

En la mañana del miércoles 17, personal de una patrulla del GRIM (Grupo de Respuesta Inmediata Motorizada), de la Policía de Corrientes, detuvieron a Juan David Encinas, de 18 años, en cuyo poder se encontraba una moto, presumiblemente robada. El joven es trasladado a dependencias de la Comisaría 7ma, donde un par de horas más tarde, fue encontrado sin vida, pendiendo de un cordón de zapatillas.

La causa, caratulada como "muerte dudosa", está en la etapa de las primeras pericias, aunque según un primer análisis médico, el joven murió por asfixia por ahorcamiento, sin encontrarse signos de violencia externa. Las irregularidades comienzan en el lugar en el que fue alojado el joven, un depósito con vehículos secuestrados y chatarras.

Aunque las primeras informaciones hablaban de que David Encinas había sido alojado en una celda solo; sin embargo, fuentes confiaron que el joven fue encontrado ahorcado en el pasillo interceldas. El deplorable estado de las instalaciones donde el joven Encinas fue alojado, cuenta con más detenidos que se encuentran allí hace más de un mes, y tras el macabro hallazgo, el lugar recibió la visita del Comité contra la Tortura, autoridades de la secretaría de DDHH y el Dr José Valdez y otros integrantes del Instituto Médico Forense, dependiente del Poder Judicial.

Celdas trágicas

La comisaría cuenta con una alcaildía para menores, el sector de inteceldas donde fue hallado Encinas, fue escenario en enero del 2006, de un incendio que costó la vida de otros tres detenidos, Daniel Romero (22), Matías Martínez (16) Ricardo Pared (14), quienes fueron alojados allí por averiguación de antecedentes. En la misma celda estaba Ricardo Pared, de 17 años, detenido hacía dos meses por un supuesto homicidio. El mismo jueves 12 de ese mes, Pared protestaba porque los policías no accedían a otorgarle el permiso judicial para visitar a su hijo recién nacido, según relató su hermana “como los policías no lo dejaron salir, se tragó una bombilla de mate para protestar”, cuando los policías lo vieron con problemas para respirar, nada hicieron al respecto, por lo que los demás reclusos empezaron a hacer ruido y a quemar colchones para llamar la atención, el incendio se desató en el lugar, y alrededor de las tres de la mañana, el fuego alcanzó la intercelda donde los detenidos se encontraban esposados.

Según el relato de familiares, “los policías que estaban de turno no hicieron nada”, un comerciante del lugar rompió un candado para rescatar a las víctimas, recién una hoira después de haber comenzado el incendio apareció un móvil policial y los llevaron a los hospitales Escuela y Vidal de Corrientes.

Tres de los detenidos que agonizaban en los hospitales murieron horas después, en tanto que la causa quedó caratulada como “incendio seguido de muerte y abandono de persona en concurso real”, y engrosa el oscuro historial de la Comisaría 7ma.

Dos internos “ahorcados” en una semana

Sumada a la muerte dudosa del joven de 18 años, arrestado por efectivos de la Comisaría Séptima y encontrado muerto horas después en una celda, en la mañana de este sábado, en la Unidad Penal 1 de esta capital, apareció muerto en su celda el interno Nelson Solís, el interno, supuestamente estaba solo en su celda y se encontraba alojado en un pabellón de aislamiento.

Nelson Solís tenía 28 años y cumplía una condena de 16 años, condena de la cual ya tenía cumplidos 10 años. Se habla de “suicidio por ahorcamiento, y lo confirmó el Subjefe del Servicio Penitenciario Provincial, Rubén Roque Romero.

“El suicidio es recurrente entre las personas privadas de su libertad. La mayoría de los suicidios producidos en cárceles comisarías e institutos de menores revisten situaciones extrañas o dudosas… Los “suicidados” suelen ser personas que denuncian o protestan contra el Servicio Penitenciario”, expresa un informe realizado por el Comité contra la Tortura y la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires, el texto más adelante señala: “El ‘suicidio’ ocurrido en condiciones de detención no puede analizarse en términos individuales, y justamente a partir de esta óptica no puede eludirse la eventual responsabilidad estatal”.







Temas relacionados

Corrientes   /    Policía del gatillo facil   /    Gatillo fácil   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO