8 DE MARZO

Encuentro de mujeres y de la diversidad sexual, una vía para la rearticulación del movimiento feminista en Chile

Bárbara Brito

Docente y ex vicepresidenta FECH (2017)

Sábado 5 de marzo de 2016 | 23:03

El Gobierno estancado con un proyecto insuficiente

Hace un año que el proyecto de aborto del Gobierno se encuentra estancado en el parlamento por presiones de la Iglesia, Derecha y la DC, con Soledad Alvear a la cabeza de la ofensiva contra el aborto terapeútico bajo tres causales. Ni el Partido Comunista en la dirección del SERNAM, ni Michel Bachelet desde la presidencia, han mejorado las condiciones laborales, sexuales y reproductivas de la mujer. Tampoco Bárbara Figueroa, quien desde la dirección de la CUT ha decidido erigirse como la portavoz del Gobierno, entre los trabajadores y trabajadoras, en vez de organizar la rabia e impotencia de miles de mujeres trabajadoras sometidas a la doble explotación laboral y a la opresión de género.

Pese a esto, el Gobierno busca mostrarse como “progresista”, impulsando el proyecto de aborto terapéutico en tres causales, que cuenta con la aprobación de más del 70% de la población. Sabemos, sin embargo, que es insuficiente y que cientos de mujeres continuarán realizándose abortos clandestinos en malas condiciones. Es que el aborto no es un problema moral, sino de salud pública.

La necesidad de rearticular el movimiento feminista en Chile

Los obstáculos que nos impiden conquistar derechos básicos como el aborto libre, legal, seguro y gratuito, o la igualdad salarial por el mismo trabajo, atienden también a una historia de desarticulación y atomización del movimiento feminista tras la incorporación obligada de una perspectiva de género a políticas de gobierno, como lo fue el SERNAM. Un maquillaje para encubrir las verdaderas necesidades de la mujer y contener nuestras luchas y reivindicaciones.

Hoy, múltiples iniciativas de género y espacios feministas se vienen desarrollando, sin embargo, los esfuerzos aún se encuentran dispersos y encerrados entre las paredes de los espacios que se levantan, y el alcance de nuestras reivindicaciones está muy por debajo de lo que necesitamos para poder conquistar nuestras demandas. En Chile existe feminismo, elaboración teórica y política, marchas cada vez más masivas, mujeres más interesadas en luchar por nuestros derechos; pero aún no logramos levantarnos juntas en un movimiento feminista alrededor de una reivindicación común como puede ser el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito.

En los preparativos del 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, diversas organizaciones pusimos el esfuerzo en unificarnos para tener una gran marcha con miles de mujeres trabajadoras, estudiantes, pobladoras, inmigrantes en las calles. Desde la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile convocamos a reuniones abiertas en donde buscamos que se hicieran presentes federaciones estudiantiles y sindicales con el fin de llenar las calles, porque nuestras demandas sólo las conquistaremos con lucha y organización.

Por un encuentro de cientos de mujeres y delegaciones a nivel nacional

Quienes conformamos la agrupación de mujeres y de la diversidad sexual, Pan y Rosas Teresa Flores nos proponemos este año organizar un gran encuentro a nivel nacional que tenga base en las universidades y liceos, en los lugares de trabajo y en las poblaciones. Somos ya cientos de compañeras que buscamos reunirnos para debatir cómo levantar el movimiento feminista en Chile y luchar por un aborto libre, legal, seguro y gratuito; para levantar un espacio propio, nuestro, donde podamos compartir nuestras rabias e impotencias, nuestros problemas más cotidianos y buscar en conjunto dar la lucha por erradicar el machismo, la doble explotación y la opresión de género a la que nos vemos sometidas día a día.







Temas relacionados

8 de Marzo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO