Extractivismo

Enrique Viale: “La primera manifestación fuerte en el nuevo período presidencial fue una manifestación socioambiental”

Enrique Viale, abogado ambientalista, conversó con el programa radial El Círculo Rojo sobre los problemas ambientales en Argentina, las heroicas luchas de las comunidades como vimos en Mendoza y las tensiones en el Frente de Todos.

Jueves 20 de febrero | 10:46

Abogado de formación, fue fundador de la Asociación de Abogados Ambientalistas y participó en numerosas causas contra empresas y funcionarios por daños ambientales y de salud como la que impulsa la Asamblea del Pueblo de Jáchal en San Juan contra la Barrick Gold. Es autor de varios libros como Maldesarrollo. La Argentina del extractivismo y despojo, de próxima aparición, y 20 mitos del fracking, ambos junto a Maristella Svampa.

Escuchá la entrevista completa acá

Compartimos algunos de los pasajes de la entrevista:

ECR: ¿cuáles son los principales problemas ambientales en Argentina?

Argentina tiene varias figuras extremas del extractivismo. Uno es la megaminería, que ocupa gran parte de nuestra cordillera y precordillera. En Chubut es impresionante, ahí nace la lucha contra la megaminería en nuestro país en el año 2003, con el famoso plebiscito que se hace en la localidad de Esquel, y donde sale la primera ley provincial que prohíbe esta actividad. Y de ahí surgen 7 leyes más, como la 7722 de Mendoza [...]. En Chubut hay un emprendimiento muy grande de Pan American Silver, una empresa muy lobbista que se reunió tres veces con Macri y parece que ha tenido lobby con este gobierno que tenía la promesa de un emprendimiento muy grande de plata.

Salvo el FIT, no hay partido político que no diga que Vaca Muerta es la salvación de Argentina

La fractura hidráulica –el fracking– en la patagonia es otro: el famoso Vaca muerta. Esta técnica es muy cuestionada en todo el mundo y prohibida en muchos países del todo el planeta: Francia, Bulgaria, varios Estados de Estados Unidos, Alemania, en Inglaterra se declaró hace poco una moratoria... Una técnica muy cuestionada que para nosotros es una figura compleja de confrontar porque hay una visión “doradista” [Por la ciudad El Dorado llena de riquezas] que nos va a salvar, que trasvasa cualquier barrera ideológica. Lo empieza Cristina Kirchner, con la reestatización parcial de YPF, lo continúa Macri y ahora lo vuelve a tomar como panacea el gobierno actual. Salvo el FIT, no hay partido político que no diga que Vaca Muerta es la salvación de Argentina.

En nuestro país la mayor problemática socioambiental de Argentina, por lejos, son las consecuencias del agronegocio

La soja transgénica ocupa ya 25 millones de hectáreas, que es tres veces Irlanda, tres veces Bélgica, para que entendamos. Se arrojan 500 millones de litros agroquímicos por año en nuestro país, más de 10 litros por persona. ‘Es un gran experimento a cielo abierto’ decía Andrés Carrasco, que fue uno de los primeros científicos que descubrió los efectos del glifosato [para la salud]. [...] Los agronegocios traen todas las consecuencias que significan la deforestación y el avance de la frontera agrícola. La Argentina es uno de los países que más deforestación ha hecho en los últimos años para el avance de esta agricultura sin agricultores y adicta a los agroquímicos. Argentina es el mayor aplicador de glifosato por persona del planeta, hay pocos países del mundo que tengan este tipo de agricultura. Esto también hay que decirlo porque tiene tanto poder de lobby el agronegocio que nos han hecho creer que la única agricultura posible es ésta, cuando tiene menos de 25 años. Es el año ‘96 que se autoriza la soja transgénica en nuestro país, cuando Felipe Solá era Secretario de Agricultura.
Y después tenemos las problemáticas urbanas: ríos contaminados, Riachuelo, Reconquista, etc. que afecta a millones de personas y que es muy concreto: la mortalidad infantil en la Ciudad de Buenos Aires cercana al Riachuelo duplica y a veces triplica a la del resto de la ciudad. No es solo por el Riachuelo sino también por la pobreza estructural, pero la problemática es muy concreta, no es solo una cuestión paisajística.

Te puede interesar: El crimen ambiental de la megaminería capitalista avanza

ECR: La titular de la CEPAL, organismo de Naciones Unidas, declaró hace unos días es que el modelo extractivista en América Latina está prácticamente agotado, no rinde realmente tanto como preveían ellos mismos incluso. Esto contradice el discurso de panacea de Vaca Muerta ¿vos cómo lo ves?

Eso es interesantísimo. La CEPAL es uno de los responsables de los modelos de mal desarrollo de América Latina. […] El concepto de desarrollo mismo fue impuesto por un presidente norteamericano, Harry Truman, cuando asume su segundo mandato, que divide al mundo entre desarrollado y subdesarollado. Nos pone ese mandato profundo de ser como ellos, a pesar de que no hay posibilidad ecológica de hacerlo, es decir, no hay posibilidad de que todo el planeta consuma como un estadounidense medio. Eso es una mentira, lo decía muy bien y mucho mejor contado Galeano, que el sistema mismo es una gran mentira. Nos ponen ese mandato, pero luego en la división de trabajo nos ponen como proveedores de materia prima, y en ese marco, nosotros, los países del sur, aceptamos eso pasivamente, en términos generales digo obviamente. Lo único que dijimos es que no nos digan subdesarrollados sino en vías de desarrollo.
En un libro que escribimos con Maristella Svampa que se llama Maldesarrollo es una crítica al concepto mismo de desarrollo que nos han impuesto, en la que pareciera que la única forma posible de desarrollo es una sobrexplotación de la naturaleza cuando no hay en la historia de la humanidad ningún país que haya logrado bienestar social y económico apelando a eso. Por el contrario, es la historia de África y de América Latina.

ECR: Antes hablábamos de Vaca Muerta y “eldoradismo”. Durante el gobierno de Macri se venía hablando, y ahora lo retoma Alberto Fernández, la idea de una ley que blinde las operaciones de las petroleras. ¿Cómo ves que puede delinearse ese tema?

Me preocupa un montón, me hace acordar a la década de los ‘90 cuando se hizo toda la legislación minera que establece beneficios impositivos y financieros como no tiene ninguna otra actividad, ni PyME, ni nadie, no hay nadie que tenga 30 años de estabilidad fiscal. Por ejemplo, las minas que estaban antes del impuesto al cheque no lo pagan; si se pone impuesto al combustible, no lo pagan porque tienen esa estabilidad fiscal que la confrontan con cualquier impuesto nacional, provincial o municipal. Es increíble que repitamos las mismas fórmulas que nos llevan al fracaso.

En Vaca Muerta se extraen más subsidios que hidrocarburos, es una máquina de sacar subsidios

Nosotros no vimos el proyecto de ley, pero lo que está dando vueltas, por ejemplo, es libre disponibilidad de divisas, es decir, ni siquiera van a entrar un ratito las divisas a nuestro país. Es cierto que estamos en un momento donde Argentina necesita dólares y divisas para pagar su deuda, pero eso parece que fuera una carta blanca para cualquier cosa, y eso hasta parece difícil de confrontar desde nuestro lado. Pero nosotros hacemos la crítica no solo desde el ecologismo, que no me parece para nada menor, sino también incluso en términos económicos. Digo, Vaca Muerta es un fracaso incluso en términos económicos, netamente económicos, sin hablar de los pasivos ambientales. En Vaca Muerta se extraen más subsidios que hidrocarburos, es una máquina de sacar subsidios.

ECR: Hablamos del gobierno actual y del gobierno anterior pero han sido varios los gobiernos a nivel Latinoamericano, e incluso los llamados progresistas, que sobre el tema ambiental siempre dejaron un punto bastante flojo.

Absolutamente [es un punto flojo]. Eso [está] en el libro Maldesarrollo con Maristella Svampa, que creó el concepto del “consenso del commodity” para decir que después del consenso de Washington se pasó al consenso de los commodities que es aceptar pasivamente el rol de exportador de naturaleza. Como todo consenso es indiscutible y, que además, trasvasa cualquier barrera ideológica. El gobierno de Correa tuvo grandes confrontaciones, tenía un discurso antimperialista, alojaba Assange contra el imperio, pero llevó la megaminería; luego en Sansahuarí, que es un lugar que tenía un plan para no explotar el petróleo, metió la explotación del petróleo. Con Evo Morales también hubo grandes conflictos, con las poblaciones indígenas concretamente en el llamado Tipnis, una mezcla de territorio indígena y parque nacional donde estuve el año pasado, y le quieren construir una carretera en el medio para llevar la frontera cocalera. En Brasil también con Lula, que si bien ha sacado a millones personas de la pobreza, él y luego Dilma, hizo la represa en Belo Monte que afectó territorio indígena, además de la soja y la deforestación que en Brasil avanzó como nunca. Es decir, hay grandes contradicciones de los gobiernos progresistas y una especie de punto ciego, decimos nosotros, sobretodo en nuestro país donde de todo esto no se podía discutir porque le hacíamos el juego a la derecha.”

Te puede interesar: ¿Cómo se derrotó el golpe de la megaminería, el PJ y la UCR contra la 7722?

ECR: Después de la pelea en Mendoza con las mineras ¿cómo queda la situación con las mineras después del conflicto?

La lucha en Mendoza por el agua es única, yo diría única en América Latina. La relación que tienen el mendocino y la mendocina con el agua yo no la vi en ningún lado. [...] Es impresionante, hay una relación muy especial con el agua desde muy chicos, es un desierto Mendoza.
Suárez, el gobernador de Mendoza, en las últimas mediciones dio una aprobación en la población muy baja. Había asumido hacía días con el 70 % de los votos, es increíble como dilapidó su capital político. Incluso, fue un acuerdo político con el kirchnerismo local y parte del gobierno nacional y, por ejemplo, la senadora Sagasti del Frente de Todos, que tenía una imagen muy buena, también lo dilapidó. En la [fiesta nacional de la] Vendimia no pueden salir…

Fue tanto lo que hizo lo de Mendoza que en Chubut, que ya tenía la fecha de la sesión antes de navidad para modificar la 5001, la levantaron. Y me consta que en el gobierno nacional generó un revuelo total.

Esto dio mucho valor en la gente y ahora están saliendo porque Cornejo, el anterior gobernador, había autorizado el fracking en Mendoza (que tiene una porción en el sur de Vaca Muerta) y la gente está redireccionando sus impulsos contra eso. Fue tanto lo que hizo lo de Mendoza que en Chubut, que ya tenía la fecha de la sesión antes de navidad para modificar la 5001, la levantaron. Y me consta que en el gobierno nacional generó un revuelo total, era el punto ciego donde creían que iban a poder avanzar y que no iba a pasar nada: "solo son un grupo de ambientalistas", "se enojarán un poco", "en la redes sociales algunos" y se dieron cuenta que esto es mucho más allá. Tal es así que la primera manifestación fuerte en el nuevo período presidencial fue una manifestación socioambiental, es un cambio de época, que muchos no terminan de entender y otros quedaron en off side como el ministro de ambiente actual, que luego se corrigió con mejores declaraciones pero no sabían cómo actuar ante esto. Eso es un problema de los progresismos en América Latina claramente.







Temas relacionados

Ecología y medioambiente Suplemento   /    Fracking   /    Megaminería   /    Ecología

Comentarios

DEJAR COMENTARIO