Mundo Obrero

LEAR

Entre el absurdo y la Impunidad patronal

Lo que es absurdo para cualquiera es “normal” para la patronal de Lear. Contra el intento de imponer la voluntad bruta de las empresas liquidando derechos elementales conquistados por los trabajadores, se da la lucha de Lear.

Viernes 6 de febrero de 2015 | Edición del día

¿Qué pasaría si un trabajador falta durante meses a su trabajo aduciendo enfermedad y no presenta ni un certificado médico? Supongamos que en ese tiempo el médico fue a su domicilio pero no lo encontró nunca. ¿Qué pasaría? A la calle! Justa causa. Ni Justicia o más bien "Ni Indemnización". Supongamos que el trabajador les dice luego de 5 o 6 meses "está bien, yo no fui al médico, no tengo un sólo certificado, pero no me echen porque puedo ir ahora al médico aunque haya pasado tanto tiempo y aunque no esté ahora enfermo".

La empresa lo dejaría patitas en la calle. Suena absurdo. A nadie se le ocurriría que una situación así pueda suceder. Todos pensarían que el pobre trabajador está loco. Pero esto es lo que quiere hacer Lear. Igual pero al revés.

¿Qué pasaría si una persona conduce sin tener registro de conducir y lo para la policía? Normalmente, si no tiene para "adornar" al agente, el auto termina secuestrado. ¿Qué pasaría si dice que no le hagan nada y le dejen seguir manejando porque dentro de siete meses va a sacar el carnet? Lo tomarían por loco y seguro el auto quedaría en un corralón judicial.

Todo esto parece absurdo y sin embargo Lear quiere imponer este absurdo por la vía de la fuerza económica en su beneficio.

La empresa despidió de forma ilegal sin tramitar el Procedimiento Preventivo de Crisis a 240 trabajadores en Junio del 2014. La ley dice que es obligatorio antes de despedir esa cantidad de trabajadores que la empresa demuestre su crisis y presente sus balances tramitando el Procedimiento. Si no lo hacen y despiden, dice la ley, deben ser reincorporados los trabajadores y el Ministerio de Trabajo es el encargado de hacer cumplir esta orden. La empresa no hizo el Procedimiento en su momento cuando despidió y por eso la Sala X de la Cámara Nacional de Apelaciones le impuso el 16 de diciembre que los reincorporen. Sin embargo la empresa con el aval del Ministerio de Trabajo dice que si ahora, siete meses después, se presentan y hacen un trámite formal con el nombre de Procedimiento Preventivo de Crisis, listo. Entre el 29 de diciembre y el 15 de Enero se hicieron tres audiencias del Preventivo y con esto la empresa dice "ya cumplí, ahora está todo dentro de la ley". "Arreglé el pasado" dice Lear como si el obrero hubiera ido al médico siete meses después.

Lo que está en juego por eso en el conflicto de Lear es si las patronales van a tener semejante impunidad. La Justicia en esta sociedad es obviamente patronal y no hay igualdad ante la ley. Pero Lear quiere ir más allá. La impunidad total. La buscan con la ayuda del Ministerio de Trabajo que en este intento de fraude judicial histórico es "partícipe necesario". Ellos son los que convocaron al Preventivo trucho en reuniones secretas que se hicieron a escondidas de los trabajadores en plenas vacaciones. Si el Ministerio fue cómplice de Lear a lo largo del conflicto por su amistad con el SMATA ahora parecen servir a la empresa sin límite alguno. Si se impone el punto de vista de la empresa o mejor dicho su poder económico, de ahora en más van a poder echar de forma masiva y si alguien les dice algo, no importa, se hace un trámite posterior y se arregla la ilegalidad del pasado.

Contra ese intento de imponer la voluntad bruta de las empresas liquidando derechos elementales conquistados por los trabajadores, se da la lucha de Lear.

¿Porque la seguimos y la seguiremos con tanta obstinación? Por los compañeros despedidos, por los que siguen peleando y por el conjunto de la clase trabajadora.







Temas relacionados

Familias en la calle nunca más   /    Lear   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO