Mundo Obrero

ENTREVISTA // PARTE I

Córdoba: la lucha de los trabajadores del INTI

Viernes 6 de noviembre de 2015 | Edición del día

La Izquierda Diario entrevistó a Julián Jones y Luis Arreguy, delegados de ATE del Instituto Nacional de Tecnología Industrial de Córdoba. En esta primera parte hablan acerca de las funciones y tareas que lleva adelante el Instituto, mostrando el alcance de su intervención y el impacto que ésta tiene en la vida cotidiana de la población. Contrariamente a la profusa propaganda del gobierno nacional sobre la independencia tecnológica y el desarrollo de la industria nacional, la situación de los trabajadores de precariedad laboral y la falta de participación en las decisiones políticas, sumado al desfinanciamiento del sector, deja al desnudo el discurso oficial.

¿Qué es el INTI, qué función cumple y cuáles son las actividades que se llevan adelante en la institución?

Julián Jones: El INTI, desde el año 1972 en adelante es “custodio” de los patrones nacionales de medida, que es uno de los roles más importantes que tiene. Cualquier medición de cualquier magnitud en el territorio del país, está referida a un patrón de referencia. Y a partir de esto llegamos a muchos lugares, más de lo que la gente cree. A partir del año 2003 también retomamos la función del control de todos los instrumentos de medición involucrados en transacciones comerciales. Por esto, por ejemplo, cuando vas a una estación de servicio, ves una etiqueta del INTI en cada surtidor, o en una balanza en un supermercado, una balanza de alta capacidad, en los tanques de alta capacidad que se usan en la exportación tanto de combustible como de aceite comestible. También abarcamos todo lo que son cintas métricas, termómetros clínicos… En fin, el abanico es bien amplio. Toda medición en sí debería tener referencia a un patrón custodiado por el INTI.

El INTI también tiene centros de investigación que se dedican a distintas ramas de la industria. Hay un centro de maderas y muebles, hay uno involucrado en construcciones que también elabora los reglamentos para construcción y diseño de edificios. Hay un centro de química, de caucho. Además está el centro de textiles del INTI, que cuenta con un scanner que permite establecer los talles de la población para distintas contexturas físicas, que sirve de base para la Ley Nacional de Talles, que ya tiene aplicación en algunas provincias. Esto y otros son ejemplos de la actividad de INTI que intervienen en la vida cotidiana de cualquier persona.

Todas estas tareas, incluso lo del control de instrumentos reglamentados de medición hizo necesario la incorporación de mucho personal, el cual entró bajo la modalidad de la Ley de Contrato de Trabajo y actualmente conforma el 80% del plantel total del INTI.

Luis Arreguy: Para la construcción de un puente, el proveedor de los materiales (una viga doble T o lo que sea) manda un pedazo al INTI para verificar que ese material cumpla con los estándares de resistencia para garantizar que el puente no falle. En una obra de extensión de las redes de gas, nos mandan una muestra del caño para verificar que el mismo va a soportar la presión, y si cumple con las normas específicas. La mayoría de las veces se desconoce que el INTI intervino en esos procesos, pero el INTI está presente allí.

JJ: Es importante porque las mediciones están garantizadas, precisamente porque son trazables a los mismos patrones que tiene el INTI. Pero además es una mirada imparcial, ya que no tiene interés en la transacción comercial, entonces un inspector que tiene que inspeccionar una obra de gas, o como dice Luis, la construcción de un puente o cualquier cosa que implique algún elemento de resistencia mecánica, puede sacar una muestra de un lote, aplicado en esa obra, lo manda al INTI y el INTI compara si realmente cumple con lo estipulado con la norma correspondiente. Los resultados que nosotros damos no tienen ningún interés con ninguna de las partes y por lo tanto, es confiable.

  •  Ustedes mencionaron algo en relación a las normas de diseño en la construcción ¿ustedes también elaboran las normas de diseño?

    JJ: En el caso de la construcción hay un reglamento que se llama CIRSOC. Esos son elaborados con participación directa del Centro de Construcciones del INTI. Otro ejemplo, en el caso de transporte, es la renovación del tendido de vías de los trenes que se está haciendo en Buenos Aires, la evaluación de durmientes, entre otros, también se hace en INTI.

  •  ¿En la industria automotriz o metalmecánica por ejemplo?

    JJ: Bueno todas las autopartes, y los neumáticos, los amortiguadores, son evaluados en el INTI.

    LA: Y también está involucrado en la parte de sustitución de importaciones. Muchas veces una autopartista y proveedores de alguna empresa que quieren fabricar piezas con cierta calidad, nos envía una muestra para que veamos la composición química y las cuestiones mecánicas para certificar la pieza. En otros casos hemos trabajado con la facultad haciendo piezas y prototipos que no se consiguen porque o son viejas, o bien, si vienen de Europa, son muy caras, entonces las hacemos acá.

    A medida que vas desarrollando el tema, van surgiendo más y más cosas en las que está metido el INTI. Lo central es como decíamos la metrología, pero desde allí se va ramificando hasta llegar hasta cosas inimaginables. Por ejemplo hay tesistas que vienen para evaluación de prótesis dentales.

  •  Con todas estas funciones y tareas que tienen tan importantes y estratégicas, ustedes como trabajadores ¿consideran que tienen participación en la definición de las políticas que se impulsan desde la institución?

    JJ: No, para nada. No participamos en nada de eso. Incluso ni la misma conducción del INTI ha participado en la definición de políticas para el sector. Casualmente desde la anterior presidencia que llegó hasta el segundo mandato de Cristina Fernández, se dio un salto muy importante por lo que les decía que implicó el ingreso de mucha gente que se puede ver en la brecha generacional. Ves gente que ya está jubilándose y otra de 43 o 44 años, entre los que me cuento, y después tenés una brecha como de unos diez años. Este grupo de gente más joven, que ingresó a partir del año 2003, se vio frenada a partir del año 2011 cuando se puede ver un viraje en la política. Además, asumió la dirección gente que no tiene idea del INTI y el rumbo que tiene que tomar, o cuáles son las tareas a desarrollar y a partir de ahí se nos hizo bastante cuesta arriba la cosa.

    En la segunda parte de la entrevista, los trabajadores desarrollan su lucha contra la precarización laboral en el Instituto.

    Entrevistaron: Matías Ragessi y Gabriel Brizuela







    Temas relacionados

    INTI   /    ATE   /    Córdoba   /    Entrevista   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO