Sociedad

CORDOBA

Escándalo en la UNC: la defensa de los agrotóxicos y los aprietes a investigadores y estudiantes

El martes 14 el Consejo Directivo de la Facultad de Medicina se expidió descalificando un informe realizado por investigadores, docentes y estudiantes de la UNC y de la propia facultad sobre el impacto del glifosato en la salud humana. El estudio fue realizado en la población de Monte Maíz, localidad de Marcos Juarez, departamento sojero por excelencia.

Sábado 25 de abril de 2015 | Edición del día

A partir de la preocupación de los pobladores de Monte Maíz sobre la proliferación de casos de cáncer, 60 especialistas entre docentes, investigadores y estudiantes avanzados, encabezados por Medardo Ávila, integrante de la Red de Médicos de Pueblos Fumigados, y el doctor Eduardo Maturano, realizaron un censo en dicha localidad para investigar qué había detrás de esa intranquilidad.

De 8 mil habitantes que tiene la localidad, entrevistaron a 5 mil y los resultados obtenidos fueron terribles: los casos de tumores y cáncer encontrados son el triple de los esperables comparados con la población de Córdoba, de Argentina y en relación, también, con otros países. A su vez, en la población menor a 45 años, los casos de tumores son de un 100% superior a los parámetros normales. Estos son sólo algunos de los datos que arroja la investigación.
Las causas de que esto se produzca es el permanente contacto de los habitantes de Monte Maíz con el herbicida Glifosato, ya que los cultivos de soja llegan hasta las puertas del municipio.

Recordemos que hace días la OMS mediante el IARC, dio a conocer un informe donde establece que sobre el herbicida Glifosato hay "pruebas limitadas" de que puede producir linfoma no-hodgkin en seres humanos y hay pruebas "convincentes" de que produce cáncer en animales. En Argentina se utilizan 300 millones de litros de glifosato en 28 millones de hectáreas.

El rol de las autoridades universitarias y sus vínculos con Monsanto y el delasotismo

Apenas se dio a conocer el informe sobre Monte Maíz, una semana después del informe de la OMS, el Consejo Directivo de la Facultad de Medicina, sin conocer en profundidad los datos y mucho menos tener los resultados de otra investigación que arroje resultados contrarios, sacó una resolución desmereciendo lo hecho por los estudiantes e investigadores de la UNC. Fue un verdadero escándalo, ya que es la primera vez que un organismo político se expide sobre la validez de las investigaciones que llevan adelante los distintos claustros universitarios. Pero el asunto no termina acá. El martes 21 de abril, el decano de la Facultad de Ciencias Agropecuarias, Juan Marcelo Conrero, presentó un pedido de sumario al profesor Medardo Ávila a raíz de este informe. Para los que no conocen, Conrero fue duramente cuestionado por estudiantes y docentes al querer firmar un convenio entre la facultad y Monsanto a fines del año pasado, con el que se dio marcha atrás gracias a la lucha estudiantil. Además, son conocidos sus vínculos con el gobierno provincial y la Secretaría de Agricultura. Este decano, ligado al radicalismo, y Marcelo Yorio, decano de Medicina, y referente del delasotismo en la UNC forman parte de la alianza con el kirchnerismo universitario que dirige el rectorado, apoyados en la última elección por todas las agrupaciones estudiantiles K y los lamentables votos de Sudestada-Patria Grande.

Masivo repudio y pasos a seguir

En el día de ayer se realizó una reunión en el CISPREN, Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba, donde Medardo Ávila, al igual que el resto de los investigadores, recibió un gran apoyo de múltiples organizaciones sociales y políticas de la provincia. Allí se resolvió hacerse presentes, el martes 28, en la localidad de Monte Maíz donde se realizará una reunión entre los vecinos afectados, los productores sojeros, la intendencia y el Ministro de Agricultura de la provincia. Fue a raíz del informe que el conjunto de la población afectada obligó al intendente Luis María Trotte a presentar un proyecto en el Consejo Deliberante para que no se realicen fumigaciones con glifosato a menos de un kilómetro a la redonda de la localidad.

Por otro lado, se expondrá el informe el día miércoles 29 de abril en la UNC y el martes 5 de mayo se llamará a una movilización al Consejo Superior donde se presentará una impugnación al pedido de sumario que realizó el decano Conrero contra Ávila.

Terminemos con la UNC de las empresas

En el 2008, cuando los call center eran boom en la provincia, se conoció un estudio de la Facultad de Medicina donde se aseguraba, contra toda la experiencia de los trabajadores, que el trabajo en dicha actividad no generaba ningún perjuicio a la salud. Ese mismo año, la rectora kirchnerista Carolina Scotto, firmaba un convenio con la multinacional Arcor para construir el polo biotecnológico. La UNC se comprometía a brindarle sus conocimientos a costa del trabajo gratuito, mediante pasantías, de los estudiantes. En facultades como las de Matemática, Astronomía y Física, Ciencias Químicas o Ciencias Exactas, abundan los convenios con grandes empresas tales como Techint, Motorola y los grandes laboratorios farmacéuticos. Pero lo que sucedió esta semana es un salto. No sólo que las autoridades promueven una educación orientada a la ganancia empresarial, sino que ahora se persigue a las investigaciones independientes que atentan contra multinacionales condenadas en todo el mundo como es Monsanto.

Como consejeros directivos de la Juventud del PTS, como así también desde la banca en la legislatura provincial del PTS-FIT, nos hicimos presentes en la reunión para brindar nuestra solidaridad y nuestro apoyo como organización, comprometiéndonos a llevar adelante las resoluciones votadas, como así también presentando los repudios necesarios, tanto en el Consejo Directivo de la FFyH como en la Legislatura Provincial. Pero sólo la más amplia organización estudiantil, de manera independiente de estas camarillas que están al servicio de las empresas, puede dar vuelta este ataque y avanzar en una educación al servicio de los trabajadores y el pueblo.







Temas relacionados

Glifosato   /    Agrotóxicos   /    Universidad Nacional de Córdoba   /    Ecología y medioambiente   /    Monsanto   /    Córdoba   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO