Política

CÓRDOBA

Escenario político en Córdoba: entre candidaturas y escándalos

De la Sota formalizó su candidatura presidencial por el partido FE. Mientras tanto, el peronismo cordobés está que arde y la Policía Provincial sigue protagonizando escándalos.

Miércoles 19 de noviembre de 2014 | Edición del día

1 / 1

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota formalizó el lunes su candidatura presidencial en un acto en La Matanza organizado por el Partido FE, el partido de Gerónimo “Momo” Venegas. Desde el escenario se leyó una adhesión de Adolfo Rodríguez Saá y, aunque parezca increíble, el saludo del senador nacional de Unen, Fernando “Pino” Solanas. En su discurso, De la Sota prometió pagar el 82% móvil a los jubilados, implementar el boleto gratis para estudiantes y docentes y luchar contra la corrupción.

Desde que el mandatario cordobés anunció el 17 de octubre pasado su candidatura presidencial, las internas en Unión por Córdoba se multiplicaron. Esto fue aprovechado por Scioli y Massa, que en las últimas semanas visitaron Córdoba para afianzar sus armados.

El primero en desembarcar en la Docta fue Sergio Massa, que vino el lunes 10 de noviembre a oficializar un acuerdo con Olga Riutort. Cansada de esperar un gesto de su ex marido, la concejala capitalina es ahora la referente del Frente Renovador, aunque plantea que impulsará un frente amplio para su candidatura a intendenta de Córdoba. Unos días después del acuerdo con el tigrense, Riutort se despachó contra José Manuel: “Creo que De la Sota hará campaña hasta las primarias de agosto, pero como no tendrá chances de ser Presidente, terminará acordando algo con Scioli, que es su amigo, pese a que es el candidato del kirchnerismo”.

Scioli, mientras tanto, llegó el 15 de noviembre para apoyar la candidatura a gobernador de Córdoba de Eduardo Accastello. El actual intendente de Villa María se lanzó hace meses y viene reuniéndose con intendentes y concejales del interior de la provincia. Incluso había recibido a otros precandidatos kirchneristas como Taiana, Urribarri y Rossi, pero evidentemente el apoyo de Scioli pesa mucho más en una provincia en la que el kirchnerismo “puro y duro” nunca pudo hacer pie. El gobernador bonaerense aprovechó la oportunidad para despegarse de De la Sota, a quien criticó por su “visión apocalíptica del país y de la economía”. Sin embargo, dijo tener buena relación con el “Gallego” y con Juan Schiaretti.

El alejamiento de Riutort y Accastello de las huestes del PJ cordobés se dan en el marco de que no hay aún un candidato único a gobernador para el 2015. Tanto Schiaretti como los ministros provinciales Martín Llaryora (Comercio e Industria) y Daniel Passerini (Desarrollo Social) aspiran a ese cargo, pero De la Sota prefiere llegar a un consenso en lugar de dirimir las candidaturas en las PASO, por temor a que esto una a la oposición cordobesa.

Siguen los escándalos en la Policía

En las últimas horas se conoció un nuevo elemento en la causa en la que está imputado el Jefe de la Policía de Córdoba. Como informara La Izquierda Diario, el comisario Julio César Suárez se encuentra bajo investigación por “coacción” al periodista Abel Dante Leguizamón, de los Servicios de Radio y Televisión (SRT). La semana pasada los abogados que representan a Suárez, Ernesto José y Ernesto Alfredo Gavier, presentaron una denuncia contra el fiscal que lleva la causa, Alfredo Villegas. Se centran en un presunto testimonio falso entre las personas que declararon en la causa, específicamente un empleado de los SRT que habría dicho que escuchó a Suárez amenazar a Leguizamón por vía telefónica. El jefe de Villegas, el fiscal General Alejandro Moyano remitió la denuncia a sorteo a Tribunales II para que otro fiscal lo investigue. La fiscal Liliana Copello, a su vez lo remitió el mismo viernes al fuero Anticorrupción y Penal Económico. Ahora, ese fuero debe definir cuál de los dos fiscales Anticorrupción debe encarar la investigación: Hugo Amayusco o Gustavo Hidalgo.

Como para profundizar aún más el desprestigio que tiene la Policía provincial, el sábado pasado el agente Gregorio Carreras evadió un control policial a la salida de un boliche y resultó detenido tras una persecución. Este caso salpica a la Municipalidad de Córdoba, ya que el policía era nada menos que el chofer del intendente Ramón Mestre y conducía esa noche un vehículo afectado al municipio. Mestre se despegó rápidamente y le canceló el contrato como adicional. El Tribunal de Conducta Policial, por su parte, lo pasó a situación pasiva, con retiro del arma reglamentaria y la credencial que lo identifica como miembro activo de la fuerza. Carreras ya fue investigado tiempo atrás por el supuesto cobro irregular de adicionales, junto a otros uniformados.







Temas relacionados

Policía de Córdoba   /    Ramón Mestre   /    Eduardo Accastello   /    Olga Riutort   /    Julio César Suárez   /    José Manuel de la Sota   /    Dante Leguizamón   /    Código de Faltas   /    Daniel Scioli   /    Sergio Massa   /    Gatillo fácil   /    Córdoba   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO