Política

IMPUNIDAD DEL PODER

Espía salvado: la Corte dijo que Gustavo Arribas no debe ser investigado por coimas

Los cinco miembros del máximo tribunal fallaron a favor del jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). No será investigado por coimas en el marco de la causa Odebrecht.

Martes 19 de febrero | 18:26

Este martes la Corte Suprema de Justicia de la Nación falló por unanimidad en favor del jefe de la AFI y amigo personal de Mauricio Macri Gustavo Arribas, considerando “inadmisible” el pedido para que se reabra la causa contra él por irregulares transferencias de dinero en el marco del escándalo del Lava Jato en Brasil.

Así, la Corte ratificó el sobreseimiento de Arribas dictado en marzo de 2017 por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Con este fallo el titular de la AFI debería quedarse “tranquilo”, ya que al menos esta causa no tiene posibilidades de ser reabierta.

El recurso de queja había sido presentado ante la Corte por el procurador de Investigaciones Administrativas Sergio Rodríguez, luego de que la Cámara Federal de Casación Penal se lo rechazara con el argumento de que al momento de recibir el dinero Arribas “no era funcionario público”.

Carlos Rosenkrantz, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti desestimaron este martes la queja del fiscal Rodríguez en un fallo de menos de una carilla, con la sola mención argumento de “los términos del artículo 280 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación”.

En enero de 2017 el periodista Hugo Alconada Mon publicó en el diario La Nación que Leonardo Meirelles, un operador financiero y cambiario brasileño, condenado en su país por haber participado de la operación “Lava Jato”, le pagó “más de medio millón de dólares a una cuenta del actual titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, en cinco pagos que comenzaron un día después de que, en septiembre de 2013, se reactivara el contrato para el soterramiento del tren Sarmiento para el gigante brasileño Odebrecht”.

Semanas después Arribas diría ante la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia del Congreso que no se había tratado de U$S 600 mil si no de U$S 70.475, cobrados por la venta de “muebles” de un departamento suyo de San Pablo, Brasil.

Meirelles, el pagador, cuando fue procesado se acogió al régimen de “delación premiada” y en en ese marco aportó pruebas de miles de transferencias que hizo para Odebrecht y otras empresas brasileñas. Entre ellas estaban las realizadas a Arribas.
La denuncia penal contra el jefe de los espías del Estado nacional la había presentado nada menos que una aliada incondicional del propio jefe de Arribas, la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió.

¿Lilita le echará la culpa del fallo salvador de Arribas solo a Lorenzetti? ¿O cargará contra los otros cuatro supremos también?







Temas relacionados

Caso Odebrecht   /    Gustavo Arribas   /    Lava Jato   /    Operación Lava Jato   /    AFI   /    Corte Suprema de Justicia de la Nación   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO