Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Estatales: las dirigencias quieren atarles las manos a las bases

Esta semana se definirá que alcance tendrá el “bono de fin de año” para los trabajadores estatales, que muy lejos está de sanear la pérdida de los salarios.

Martes 25 de octubre de 2016 | Edición del día

Esta semana se definirá qué alcance tendrá el “bono de fin de año” para los trabajadores estatales. Bono que, según las negociaciones, no cobrarán ni los docentes (algunas provincias ya anunciaron que no tienen fondos) ni los trabajadores de la salud (hoy comienzan un nuevo paro de 72 horas en la Provincia de Buenos Aires).

El panorama de los estatales es complicado, con acuerdos salariales en las paritarias que se cobraron en tres cuotas y a la baja, teniendo en cuenta la devaluación y la inflación sólo de 2016.

Ayer el secretario general de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) Andrés Rodríguez afirmó que esta semana se producirán encuentros con distintos organismos del Gobierno nacional para “poder avanzar en el otorgamiento” de un bono extraordinario de fin de año para los trabajadores estatales.

El bono tendría un piso de $ 2.000 y después cada sector lo haría efectivo según su propia realidad.

Rodríguez descartó la posibilidad de un paro mientras se avance en la negociación. No quiere que lo acusen de “golpista” o “desestabilizador”, según sus propias manifestaciones.

Mientras tanto Hugo “Cachorro” Godoy, secretario general de la Asociación de Trabajadores Estatales (ATE), manifestó que “no nos van a conformar con un bono miserable”. Y habla de un paro para los primeros días de noviembre.

Tanto los trabajadores privados como los estatales se encuentran por estos días entrampados en la solicitud de dirigentes sindicales de un indignante bono de fin de año que para nada sanearía la pérdida del salario.

La necesidad de un paro general sigue vigente. Pero las distintas burocracias se mantienen al margen de cualquier medida que signifique la lucha por el salario y la estabilidad laboral de los trabajadores.

Es notable la clara posición entreguista de algunos dirigentes ante los pedidos de cautela del Gobierno nacional. Otros saneadores costumbristas, más verborrágicos, gritan en la tribuna mientras proponen medidas aisladas que no provocan ninguna preocupación en el macrismo.

Esta es la realidad de los trabajadores. Sean de los sectores públicos o de los sectores privados, las dirigencias quieren atarles las manos. Veremos quién gana la pulseada.







Temas relacionados

Andrés Rodriguez   /    Bono de fin de año   /    Trabajadoras y trabajadores estatales   /    UPCN   /    ATE   /    Paritarias   /    Estatales   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO