Política

NUEVA DISPOSICIÓN OFICIAL

Extranjeros bajo sospecha

El gobierno refuerza el control de ingreso de turistas extranjeros con un "procedimiento para la resolución de casos sobre sospecha fundada". Se habilita a Migraciones a exigir a los visitantes pasajes, tarjetas de crédito, reservas de hotel y otras "acreditaciones".

Sábado 8 de noviembre de 2014 | Edición del día

El gobierno comenzó a reforzar el control de ingreso de turistas extranjeros con un "procedimiento para la resolución de casos sobre sospecha fundada", habilitando a los funcionarios de Migraciones a exigir a los visitantes documentación como tickets aéreos, tarjetas de crédito y reservas de hoteles en caso de suponer una eventual entrada con “otros” propósitos.

A través de la disposición 4362/2014, publicada en el día de ayer en el Boletín Oficial con la firma del director nacional de Migraciones, Martín Arias Duval, se destacó que "es necesario determinar la calidad de turista a partir de elementos objetivos identificables por cualquier observador experimentado, atendiendo a circunstancias externas y fácilmente verificables".

No es casualidad que esta medida se adopte diez días después de que el secretario de Seguridad, Sergio Berni, manifieste que "estamos infectados de delincuentes extranjeros".

La nueva norma establece un procedimiento que "deberá ser aplicado por las autoridades que realizan el control migratorio en todos los pasos fronterizos, a los fines de resolver sobre la admisión de un extranjero en caso de que exista sospecha fundada en cuanto a que su intención difiera del propósito de turismo".

"El mismo procedimiento deberá ser observado por las autoridades que otorguen Prórrogas de Permanencia en la Subcategoría Turista, así como también por las Autoridades Consulares al momento de otorgar una visa en dicha subcategoría", se explicó.

La disposición aclara que "se entiende por ’turista’ a aquel extranjero que ingrese al país con propósito de descanso o esparcimiento, con un plazo de permanencia autorizado de hasta tres meses, prorrogable por otro período similar".

"Todo extranjero que desee ingresar al país en la Subcategoría Turista deberá estar provisto de documento hábil de viaje vigente, con visado consular en caso de corresponder", se añadió.

Según se precisó, "sólo cuando hubiese duda respecto de la real intención del extranjero, en tanto que ésta pudiera diferir del propósito de turismo, el agente interviniente o, en su caso, quien evalúe la prórroga de la Subcategoría Turista solicitada, deberá recabar información acerca de", entre otros puntos, "el lugar de residencia permanente", "la actividad que desarrolla habitualmente", "el tiempo de permanencia estimado en la República Argentina", "los puntos turísticos comprendidos en su visita".

"El Inspector de control migratorio podrá solicitar al extranjero la presentación de documentación respaldatoria, con el objeto de acreditar los distintos extremos sobre los cuales fuera informado, a saber: tickets aéreos, tarjetas de crédito, pasajes locales o internacionales por cualquier medio de transporte, reservas de hoteles", se enumeró.

Según los párrafos de la norma citada y las atribuciones dadas a los agentes de control, la "sospecha fundada" pareciera ser un móvil que de ahora en más se aplicara en el país.

Como mencionamos anteriormente, no es ninguna casualidad que esto se haga efectivo después de los dichos de Berni y el tratamiento del Código Procesal Penal, que nos remonta en el tratamiento a los extranjeros a la reaccionaria Ley de Residencia de 1902.

Esté capitulo no está cerrado. Vienen por más.







Temas relacionados

Martín Arias Duval   /    Código Procesal Penal   /    Ley de residencia   /    Inmigrantes   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO