Juventud

UNIVERSIDAD

Filosofía y Letras (UBA): ¿Qué hacemos frente a la ola de despidos?

Compartimos algunas reflexiones a partir de la primera sesión de Consejo Directivo del año.

Facundo Gomez

@FacundoGomezG

Lucia Battista Lo Bianco

Consejera Directiva Mayoría Estudiantil | Filosofia y Letras/UBA

Jueves 18 de febrero de 2016 | 13:22

En el día de hoy se realizó una sesión extraordinaria del consejo directivo para discutir un pronunciamiento de la facultad contra la ola de despidos que viene impulsando el gobierno de Mauricio Macri.

Si bien los ataques por parte del macrismo y los empresarios arrancaron el día 1 del nuevo gobierno, las autoridades de nuestra facultad recién ahora intentan mostrar algún tipo de “reflejo” ante la situación. Aunque en concreto su iniciativa se limita solamente a realizar un pronunciamiento que, si no es acompañado de poner el cuerpo en los conflictos en curso, se vuelve un mero papel mojado frente a la magnitud del avance neoliberal que ya empezó.

Por nuestra parte, desde la Juventud de PTS -mayoría estudiantil en Consejo y Presidencia del CEFyL- venimos desde diciembre acompañando la lucha por la libertad de Milagro Sala, apoyando a los estatales despedidos, y siendo parte del conflicto de prensa como en el Grupo 23, con el Centro de Estudiantes en la primera fila. En este sentido llevamos al consejo no solo una propuesta de declaración, sino también medidas concretas para que nuestra facultad se sume a la resistencia que vienen llevando adelante los miles de trabajadores que están sufriendo esta ofensiva macrista: propusimos que la facultad ponga sus recursos a disposición de estos y que se declare asueto y adhesión al paro estatal del próximo 24/02.

En cuanto al texto que redactamos, no solo repudiamos los despidos masivos que se vienen implementando tanto en el Estado como en cientos de empresas privadas, sino que también hicimos explícitas las condiciones sobre las cuales se apoyan el gobierno actual y los empresarios para llevar adelante esta avanzada. Concretamente planteamos: “Que estos despidos se apoyan, sobre todo en el caso de los trabajadores estatales, en una profunda precarización laboral que llega al 40% del total de la planta.” Y por otro lado, que la política represiva que viene de la mano de los ajustes “se apoya sobre la legislación vigente, como es el caso de la Ley Anti Terrorista, que vehiculiza la criminalización de la protesta social, facilitado la detención de trabajadores que pelean por sus puestos de trabajo, y la creación de causas penales a los mismos.” Claros ejemplos de esto vemos en el caso de la dirigente de Tupac Amaru, Milagro Sala, o en el de Natalia Morales, ex candidata a gobernadora por el FIT en la provincia de Jujuy.

Sin embargo nos encontramos con que las autoridades de la facultad rechazaron todos nuestros planteos, manteniendo su postura de defender al gobierno anterior incluso en lo que debería ser “indefendible” por parte de aquellos que se pretenden progresitas, y mostrando una vez más su impotencia para ubicarse como una verdadera oposición al macrismo.

Más allá de la declaración en sí, el debate en el consejo directivo entre las autoridades kirchneristas, y los consejeros de la mayoría estudiantil que militamos en el Frente de Izquierda, expresa una disputa de fondo que está abierta a gran escala: ¿Cómo resistimos y para qué? Este interrogante es el que se plantean los millones que rechazaron a Macri en el último balotaje. Desde nuestra perspectiva resulta proponemos encarar consecuentemente la pelea contra el macrismo y la defensa de los derechos de los trabajadores partiendo de reconocer que varias de las condiciones para que avance la derecha ya venían siendo planteadas previamente a su triunfo electoral: Fue durante el gobierno de Cristina Kirchner que se votó la Ley Antiterrorista que criminaliza la protesta social, fue Scioli quien incrementó primero el poder de la policía y CFK quien puso al facho de Berni al mando de las fuerzas represivas , fue la gestión de Kicilof la que devaluó en 2014, es una herencia del gobierno anterior el 35 % de trabajadores “no registrados” y que la mitad de la clase trabajadora cobre menos de $ 6500, los miles de empleados estatales precarizados, sin estabilidad laboral, vienen de los últimos 12 años. Esta es una base importante sobre la cual el gobierno del Pro se apoya para intenta avanzar con sus topadoras manejadas por los CEO’s de las grandes empresas.

El planteo de fondo que le hicimos a la gestión es que mientras ellos se siguen mostrando impotentes, nosotros nos preparamos para ser parte de esa resistencia en todos los terrenos, incluso aquellos donde el kirchnerismo dejó correr los problemas estructurales sobre los que se monto el neoliberalismo. ¿O acaso pretenden que resistamos para que vuelva lo mismo?

Creemos que es momento que los jóvenes tomemos nuestros destinos en nuestras propias manos y construyamos una alternativa superadora a los que más tarde o más temprano nos terminan condenando a una misma suerte. Esto es lo que nos proponemos desde la Juventud del PTS y es la iniciativa que venimos impulsando desde la conducción del CEFyL, estando presentes junto a los Estatales que se movilizan el próximo 24/02, junto a los trabajadores de Prensa contra el vaciamiento del Gupo 23, resistiendo ante cada intento de avance sobre los libertades democráticas como ante la criminalización de la protesta social, movilizándonos masivamente y de forma independiente el próximo 24/03 con el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia .Con los estudiantes organizados en nuestros centros, junto a los trabajadores recuperando sus sindicatos de manos de la burocracia podrida y entreguista, y los organismos de derechos humanos que se han mantenido independientes todos estos años podemos encarar esta nueva etapa con mucha más fuerza.







Temas relacionados

Facultad de Filosofía y Letras UBA   /    Despidos   /    Universidad   /    Juventud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO