Sociedad

Chile

FRACASÓ EL "CAUPOLICANAZO"

Floja manifestación de la derecha en Chile

La manifestación "Esta reforma, así no la quiero" fue organizada por la Confederación de Padres y Apoderados (CONFEPA). Los organizadores esperaban más de 5 mil asistentes y que llenarían el Teatro Caupolicán en la ciudad de Santiago, pero sólo llegaron mil.

Claudia Moreno

Antofagasta, Chile

Martes 25 de noviembre de 2014 | Edición del día

El acto se realizó el sábado 22 de noviembre a eso de las 11 de la mañana. Dicha actividad se dispuso como una “manifestación de fuerza” reuniendo a todo aquel que esté en contra de la reforma bajo el eslogan Así no la quiero, criticando dicho proyecto y a la propia conducción de gobierno.

Entre las organizaciones que convocaron a la jornada estuvieron la Coordinadora de Educación Especial (Conadee), los Colegios Particulares de Chile (Conacep), la Federación de Instituciones de Educación Particular (Fide), entre otros.

El acto estuvo repleto de discursos por parte de diversos personeros de las 14 organizaciones que presentes dejaron de manifiesto su oposición al proyecto del gobierno. La presidenta de CONFEPA, Erika Muñoz, declaró que "Esta es una lucha por todos los niños de Chile. Todos se merecen una educación justa, libre y de calidad (…) que se acaben las consignas y se escuchen a las familias y sus testimonios”.

¿Sostenedores? Presentes

Los llamados "sostenedores" son empresarios que administran establecimientos educativos, recibiendo una subvención por parte del estado a cambio de mensualidades preferenciales para los alumnos.

Patricio Saavedra, empresario sostenedor del Colegio San Agustín de la comuna (barrio) El Bosque, miembro de la FIDE, indicó ante la anterior marcha convocada por la CONFEPA que le parecía clave pues “la convocan las familias que son parte de establecimientos educacionales que, de aprobarse la reforma, no podrían continuar no porque no quieran, sino porque no pueden”.

Saavedra explicó en ese entonces que el proyecto de gobierno “demonizó el lucro (…) Algunos parlamentarios quieren incluso meternos presos". El pasado sábado, durante el acto, declaró sentirse amenazado por el programa educacional del gobierno pues se vería forzado a cerrar su colegio, el cual hoy en día cuenta con una matrícula cercana a los 1600 alumnos y cobra una mensualidad de 50 mil pesos por alumno (cerca de 100 dólares).

“Tal como ha sido aprobada por la Cámara de Diputados, es una reforma que no le permite a los sostenedores (...) continuar en la educación subvencionada”, enfatiza Hernán Herrera, Presidente Nacional de la Conacep.

Los discursos en su mayoría emplazaron a Michelle Bachelet y exigieron una reunión en los días próximos para poder plantear sus desacuerdos. Recordemos que la Reforma en cuestión ya fue aprobada hace semanas en la Cámara de Diputados, y el próximo jueves 27 será votada por la Comisión de Educación en el Senado a petición de la Presidenta Bachelet.

Estudiantes ante la reforma

Hasta ahora ninguno de los dirigentes del movimiento estudiantil se ha pronunciado ante el acto. Pero si las posiciones están cada día marcándose más respecto a la reforma en las últimas candidaturas de la CONFECH.

Valentina Saavedra, la recién electa presidenta de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile, militante de Izquierda Autónoma, considera que ha recibido un mandato para “defender el carácter genuino de la reforma educacional”, impidiendo que sea “desvirtuada por los defensores del modelo de mercado de dentro y fuera del gobierno”, aludiendo a la "prioridad que es la educación pública, y la vía es el diálogo con los actores sociales. Queremos que el gobierno se abra a un debate democrático con los distintos sectores, rectores, profesores, alumnos, trabajadores de la educación, padres y apoderados, para definir los principios básicos de la educación pública, avanzando en conjunto en los temas técnicos o legislativos".

Para Alejandra Valderrama, Miembro de la Mesa Interina de la Universidad de Playa Ancha, Valparaíso, “la pasividad del movimiento estudiantil durante este año a envalentonado a la derecha y a los empresarios de la educación a salir con confianza, desde las marchas de la CONFEPA y sus dichos, hasta el triunfo de los gremialistas de la UC. Ellos quieren ganarse ser la “oposición a la reforma”, la oposición por derecha que busque moderar la reforma educacional y sepultar las demandas del movimiento estudiantil.” Agregando que, “como estudiantes debemos retomar la iniciativa, ya que igual que a los profesores, la reforma no contempla a cabalidad por lo que hemos luchado, porque nosotros no confiamos en esta reforma a la medida de los sostenedores, sino que queremos terminar con la educación de mercado”.

Por otro lado, Ricardo Sande, presidente de la Federación de la Universidad Católica de Chile, militante del movimiento gremialista, descartó que el próximo año sea de movilizaciones y dijo que espera sea de “mucho diálogo”, escuchando a todos los actores, como la CONFEPA. "Hay muchos padres que han marchado en contra de esta reforma, entonces se hace con la calle completa y eso es algo que hay que entender", dijo en referencia a la asociación de padres CONFEPA que ha marchado en contra de la reforma.

También agregó que "ha sido una oposición en la que ha faltado diálogo, acá hay dos visiones distintas de sociedad pero hay que buscar los puntos de acuerdo. Hay dos posibles caminos, diálogo entre sordos, o buscar los verdaderos acuerdos y eso ha faltado mucho y es lo que nos gustaría hacer como un actor distinto que no se veía hace muchos años y que no somos oposición, somos la voz de los estudiantes”.







Temas relacionados

Reforma educativa en Chile   /    CONFEPA   /    Derecha   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO