Economía

DEUDA EXTERNA

Fondos buitre: gestiones a contrarreloj para evitar que caiga el acuerdo

La Corte de Apelaciones de Nueva York fijó audiencia para el 13 de abril, un día antes de que se caiga el acuerdo con los buitres. La justicia yanqui hace bailar al equipo económico de Prat Gay.

Sábado 26 de marzo de 2016 | Edición del día

La Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York convocó durante el día de ayer a la Argentina y a los “holdouts” a una audiencia para el miércoles 13 de abril, apenas un día antes de que se venza el plazo fijado por el juez Thomas Griesa para que el país cumpla con el pago de los acuerdos firmados y que disparan el levantamiento de los bloqueos.

El llamado se conoció a través de una nota encabezada por el juez Robert Katsmann que fijó el inicio de la audiencia para las 10 de la mañana hora de Nueva York (12 hora argentina) en el piso 17 del edificio de la Corte de 40 Foley Square.

De esta forma, el tribunal de apelaciones no hizo lugar a un pedido de la Argentina para que esta audiencia se celebre en la semana del 4 de abril, lo cual le hubiese dado al país el plazo mínimo necesario para realizar la emisión de bonos y el posterior pago a los “holdouts”.

Por lo tanto, ahora se abre una nueva instancia en la que la Argentina deberá decidir si continúa con los procesos de colocación de los bonos para cumplir el fallo de Griesa o si opta por esperar la decisión de la Corte de Apelaciones.

El 26 de febrero Griesa dispuso que si la Argentina derogaba las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y además cumplía con la cancelación de los convenios firmados con los “holdouts”, antes del 14 de abril, quedarían sin efecto los embargos que impiden que el país abone los títulos de deuda reestructurada.

Para liberar la "injuction" que se encuentra vigente desde junio de 2014, que impide el pago a los bonistas reestructurados, el juez consideró que el bloqueo a los pagos del país va "en detrimento del interés público", debido "al cambio de circunstancias" generado en los últimos meses a partir de la nueva administración en Argentina y la decisión de llevar negociaciones efectivas en el marco de la mediación de Daniel Pollack.

Pocos días después del pronunciamiento de Griesa, el 1 de marzo los fondos buitre solicitaron al juez que extienda por treinta días la decisión de levantar o no las restricciones fijadas contra la Argentina, de manera de permitir que los hodouts que aún no negociaron con el país puedan hacerlo y luego de que el gobierno pague a sus demandantes lo acordado en las oficinas del mediador Pollack.

Analistas jurídicos e incluso el mercado financiero descontaba que la Corte de Apelaciones fijaría la audiencia con la suficiente antelación para que la Argentina pudiera realizar la emisión de títulos, pero finalmente la convocó para un día antes de la fecha apuntada por Griesa y ahora se dispara una nueva controversia judicial.
Durante el viernes los holdouts se aprestaban a presentar sus argumentos en rechazo al fallo de Griesa por escrito que luego serán explicados en la audiencia oral.

El jueves, el Gobierno de los Estados Unidos se presentó como Amicus Curiae de la Argentina y respaldó la posición del país, solicitándole a la Corte de Apelaciones que apruebe lo actuado por Griesa.

Los hizo a través de un escrito de 23 páginas ante la Corte de Apelaciones de Nueva York, que se conoció mientras transcurría la visita del presidente Barack Obama al país.

"Los Estados Unidos tienen especial interés de política exterior en apoyar a la nueva administración de la Argentina en sus esfuerzos por revertir políticas económicas anteriores, para normalizar la relación de Argentina con sus acreedores, y fortalecer su economía. Si no se anula el pari passu esto tendría serias consecuencias para la economía argentina y para los intereses de Estados Unidos en la regiónl", sostiene la presentación del fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Nueva York, Preet Bharara.

Además subrayó que "desde la toma de posesión del presidente argentino Macri en diciembre de 2015 la Argentina ha adoptado medidas importantes para normalizar sus relaciones con sus acreedores".

En otro punto, destaca que se espera que el Senado argentino apruebe las leyes necesarias para cumplir con los fallos de Griesa el 30 de marzo.

Cabe recordar, que Griesa ya advirtió que no permitirá nuevas acciones judiciales que pudieran bloquear la emisión de los títulos con los que Argentina se hará del efectivo para pagar, decisión que puede permitirle al país seguir con el proceso a la espera del fallo de la Corte de Apelaciones.

Durante la tarde del viernes trascendió que funcionarios del Ministerio de Hacienda y Finanzas se encontraban evaluando contra reloj alternativas para acortar los tiempos de la Corte de Apelaciones. Otra de las opciones del equipo económico es solicitar un estiramiento de los plazos acordados con los fondos buitre.

La deuda externa es un juguete en manos de los fondos buitre y la justicia yanqui. Mientras el régimen político patronal de nuestro país, desde Cambiemos hasta un sector del Frente para la Victoria, pasando por el Frente Renovador, brinda todos los honores al presidente Barack Obama y se apresta a utilizar el Congreso como una escribanía que votará lo dictaminado por el desgarbado juez Thomas Griesa y los fondos buitre encabezados por Paul Singer.







Temas relacionados

Alfonso Prat Gay   /    Thomas Griesa   /    Fondos Buitre   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO