Economía

IMPUESTO A LAS GANANCIAS

Ganancias: Peña descartó la exclusión del medio aguinaldo y sube la carga

La carga del impuesto a las ganancias subirá un 29 % en el segundo semestre por la no exclusión del medio aguinaldo.

Miércoles 8 de junio de 2016 | 12:22

El Jefe de Gabinete anticipó ayer en conferencia de prensa que no habrá cambios en el impuesto a las Ganancias en lo que resta del año porque “la prioridad es la inflación”. De esta manera, los trabajadores tendrán una nueva retención con el cobro del nuevo aguinaldo en julio, que impactará en una suba del pago del impuesto durante todo el segundo semestre, debido a un prorrateo que realiza la AFIP.

La retención podría subir hasta un 29,7 % hasta noviembre, mientras que en diciembre con el impacto del segundo cobro de aguinaldo el salto en el pago del impuesto alcanzaría un 177 % comparado con los meses anteriores. En diciembre pasado, bajo el propio gobierno de Macri se mantuvo la exclusión del medio aguinaldo en ganancias, pero tras las declaraciones de Marcos Peña en donde se descartan próximos cambios, se anticipa un fuerte impacto del impuesto especialmente hacia fin de año.

"Por ahora no está previsto eximir de Ganancias al medio aguinaldo, hicimos una reforma que fue muy importante con casi 50 mil millones de pesos que se le devolvieron a los contribuyentes. Esto es lo que hemos podido hacer en el año, sabiendo que la prioridad central es bajar la inflación", planteó el jefe de ministros.
Mientras tanto, las escalas sobre las que se aplican las alícuotas del impuesto están congeladas desde el año 2000 y anunciaron que recién se modificarían para ser aplicadas en 2017.

Para un trabajador soltero sin hijos que gana $ 30.000 de ingreso neto, en total estaría abonando anualmente en concepto de ganancias $ 37.091, esto es, un sueldo entero más un 20 %. Esto es así por el impacto durante enero a junio de una alícuota de 7,4 % ($ 2.234 por mes), más el impuesto aumentado de julio a noviembre por la inclusión del medio aguinaldo del 9,9 % del sueldo neto ($ 2.966) aunque siga cobrando $ 30.000, y luego el brutal aumento del descuento en diciembre que alcanzaría casi un tercio del sueldo neto, $ 8.216 en ganancias, debido al impacto del segundo cobro del aguinaldo en dicho mes. Esto representa un aumento del 177 % en relación a los meses previos, y un 267 % respecto de lo abonado en los primeros meses del año.

Los descuentos varían según la estructura familiar y los ingresos de los alcanzados por Ganancias. Por ejemplo, para un ingreso neto de $ 40.000 de un soltero sin hijos el incremento en junio es del 17,5% y en diciembre del 104%.

La “urgencia” que acusa el gobierno para eximir onerosamente de impuestos a los evasores millonarios que fugan capitales de la economía o para los abultados pagos de deuda externa a los buitres, no se verifica para responder a las necesidades de los trabajadores, ahogados por una estructura tributaria regresiva que los incluye en el mal llamado “impuesto a las ganancias”. En un nuevo escalón del ajuste aplicado por el gobierno de Cambiemos, ahora también se pretende incrementar la carga de este impuesto, que junto con el impacto de la inflación y los tarifazos reducen enormemente el poder adquisitivo del salario.







Temas relacionados

Marcos Peña   /    Impuesto a las Ganancias   /    Ganancias   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO