Política

POLÍTICA

Ganancias: preparando el veto presidencial

Macri, desde Mendoza, acusó de “irresponsable” a medio Congreso. Michetti avisó que al veto solo le falta la firma. En el Senado, el PJ calienta motores.

Jueves 8 de diciembre de 2016 | Edición del día

El presidente Mauricio Macri no se demoró en salir a cruzar a la oposición, tras la media sanción en Diputados del proyecto de ley para modificar Ganancias.

“La irresponsabilidad que vimos este martes no es el camino. El camino es el esfuerzo de cada argentino, que no es sacrificio”, aseguró Macri tras llegar a Mendoza. Lo irónico del discurso presidencial es que, después de hablar de esforzarse, Macri pasará el fin de semana largo en una estancia, en la provincia de Córdoba, donde pueda jugar al golf sin mayores problemas.

“No es serio dar media sanción a una ley que propone modificaciones sin un dictamen oficial de la AFIP diciendo cuánto es el dinero con el que cuenta y cuánto es lo que se recaudaría con los nuevos impuestos. Eso nunca sucedió y demuestra muy poca seriedad por parte de todo el kirchnerismo y el peronismo”, agregó el mandatario.

Desde el mediodía del martes, la intencionalidad política de Cambiemos estuvo puesta en hacer pagar los costos políticos a la oposición de aparecer todos unidos. Ayer volvió a la carga, jugando con lo onírico. “Esta mañana, escuchando radio (...) alguien decía que había tenido como una pesadilla ayer: imágenes del jefe de Gabinete de Cristina, Sergio Massa, del ministro de Economía de Cristina, Axel Kicillof; el responsable de la Anses, Bossio; el ex gobernador de Cristina, Felipe Solá; la ex ministra de Trabajo, Graciela Camaño. Todos decidiendo sobre el impuesto a las ganancias, que no se ocuparon por más de una década”. La ironía de Macri no logra disimilar las consecuencias del golpe sufrido en la Cámara Baja.

Sin embargo, hay parte de las cosas no son como fueron “soñadas”. Ni Massa ni Bossio se hicieron presentes en la conferencia, precisamente para no aparecer pegados al kirchnerismo.

De memoria parcial, el presidente olvidó su propio spot de campaña electoral, que rezaba: “El Estado no tiene que quedarse con el fruto de tu trabajo. En mi gobierno, los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias. Ese es mi compromiso”. Implícito homenaje a Carlos Saúl Menem y su célebre frase: “Si yo decía lo que iba a hacer, no me votaba nadie”.

Piñas van, piñas vienen…

Desde la oposición patronal no tardaron en contestarle. Según Graciela Camaño, Macri olvidó mencionar "a Lousteau, ministro; Ocaña, ministra; Prat Gay titular del Banco Central y Monzó ministro de Asuntos Agrarios". El retruco de la diputada “renovadora” da en la mira. Agregó además que "no tiene memoria. Fui ministra de Trabajo en 2002, después de la crisis generada por sus socios de Cambiemos. Que siga de retiro espiritual, pidiendo esfuerzo a los trabajadores, jubilados y beneficiando a sus amigos y parientes empresarios”.

El refrán reza que entre bueyes no hay cornadas. Bueno, cada tanto, algunas hay. Las palabras de la principal espada legislativa del Frente Renovador no pueden hacer olvidar que, hasta ayer nomás, quienes se alinean con Sergio Massa eran los mejores garantes de la gobernabilidad de Cambiemos. Sin ese apoyo, no podría haber habido pago a los fondos buitre y blanqueo.

La “batalla” del Senado

Lo que vendrá a partir de ahora es la negociación en camino hacia el Senado. En la tarde de este miércoles Gabriela Michetti salió a anunciar que habría veto en caso de que la ley salga aprobada por el Senado.

Este es el panorama que parece avecinarse. Los intentos de convencer a senadores y gobernadores no parecen surtir efecto. Según diversas versiones, el Gobierno ya prepara una lista de “traidores” entre los mandatarios provinciales. En este tema, se ve que también recibieron la terminología como “herencia” por parte del kirchnerismo.

Así y todo, para Macri no es gratuito vetar la ley. Como le ocurrió con la norma contra los despidos, votada hace más de 6 meses, vetar esta norma implicará volver a quedar en el centro de los dedos que lo apunten como “un gobierno de los ricos para los ricos”. Macri buscará evitar que la verdad quede clara como el agua.







Temas relacionados

Veto presidencial   /    Ganancias   /    Mauricio Macri   /    Gabriela Michetti   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO