Sociedad

EDUCACIÓN PÚBLICA EN CRISIS

General Rodríguez: denuncian fuga de gas a una semana de reabrir la escuela

Se trata de un edificio donde funciona la EP 22 y la EES 3. Allí explotó una cocina en julio y ahora, a una semana de retomar las clases, denuncian otra vez una pérdida de gas.

Miércoles 19 de septiembre de 2018 | Edición del día

En General Rodríguez, trabajadores y trabajadoras de la Escuela Primaria (EP) N°22 probablemente habrán pensado lo cerca que estuvieron de pasar por lo mismo que Sandra Calamano y Rubén Rodríguez. El 4 de julio explotó una cocina por una pérdida de gas en el edificio que comparten con la Escuela Secundaria N° 3 (EES). El hecho sucedió el 4 de julio y una trabajadora auxiliar tuvo que ser trasladada al hospital con quemaduras leves.

“Hoy 19 de Septiembre docentes de la secundaria 3 volvimos a percibir olor a gas en la dirección y cocina de la secundaria. A pesar de que contamos con un grave antecedente como la explosión de la cocina el 4 de Julio del corriente, donde una auxiliar sufrió heridas superficiales, los sucesos de público conocimiento que cobraron la vida de Sandra y Rubén, y que hemos estado semanas sin clases hoy nuevamente la desidia del Estado se sigue presentando”, denuncia un comunicado de la Lista Multicolor en SUTEBA de General Rodríguez.

Te puede interesar: General Rodríguez, la localidad donde cerró el 90 % de las escuelas

Según denunciaron dos trabajadoras de la institución en un reportaje al sitio VPD Noticias, el inspector firmó la habitabilidad de la escuela que reabrió sus puertas hace tan solo una semana.

Luego de la muerte de Sandra y Rubén, la comunidad educativa de la localidad gobernada por el intendente macrista Darío Kubar, impulsó una serie de movilizaciones. Contrariando la voluntad de las autoridades municipales, se logró que funcionarios del Consejo Escolar firmaran un acta que reconocía la inhabitabilidad de la mayoría de las escuelas. En general Rodríguez, el 90% de los establecimientos educativos cerraron.

Pasó más de un mes ya de aquellos hechos. La administración de María Eugenia Vidal y las intendencias buscaron desde el primer momento que todo el mundo volviera a las aulas. Tras el crimen social de Moreno, más de 800 escuelas cerraron por problemas de infraestructura en todo el territorio provincial.

Podés leer: Vidal, lo esencial es invisible a tus ojos

Sin importar las paredes electrificadas, los techos que se caen, la primera medida que apuraron las autoridades fue cerrar las llaves de paso del gas en los edificios, para que docentes y estudiantes volvieran a clases. De esta manera el gobierno considera que las escuelas pueden funcionar, supuestamente sin peligro de explosiones, pero en medio del frío y sin los comedores escolares.

Luego de la explosión de principios de julio estuvieron varios días reparando las instalaciones. Las clases continuaron hasta el receso escolar. El primer lunes después del receso se suspendieron las clases por riesgo eléctrico. El martes 14 la directora notificó que había otra vez olor a gas en el edificio. El 19 de septiembre las docentes de EES N° 3 cerraron la llave de paso del gas porque volvieron a sentir olor. Automáticamente solicitaron la presencia de un gasista del Consejo Escolar. Esta vez pasó solo una semana desde el reinicio de las clases.

Leé también: Quieren reanudar las clases en escuela de Moreno sin garantizar mínimas condiciones

“Alrededor de las 10 de la mañana personal auxiliar manifiesta que se siente cierto olor a gas en la parte de la cocina de la secundaria y además de la dirección. Por este motivo se llama al Consejo Escolar, se da conocimiento de la situación y se apersona a eso de las 12.30 una cuadrilla que no se quiere identificar, que no son gasistas. Se acercan a la cocina, intentan ver qué es lo que sucede pero nos dicen que en 15 minutos se iban a acercar los gasistas matriculados”, relató una trabajadora docente de la escuela.

Aproximadamente media hora después llegó un señor que según informaron, se trata de un gasista de la municipalidad, Daniel Piñeyro. El comunicado de la Multicolor relata que “se hacen presentes la Sra. Directora y el Sr. Piñeyro, quiénes son acompañados por los docentes hacia la cocina y la dirección para que constataran el olor. En ese momento el Sr. Piñeyro maltrata verbalmente a los docentes y auxiliares diciendo que no había olor a gas y de manera prepotente increpa a los allí presentes por haber cerrado la llave de paso. El Sr. Piñeyro se presentaba allí con el claro objetivo de que no se evidenciara lo que venimos denunciando: que no están realizando las obras correspondientes en las instituciones escolares de la provincia”.

Otra docente de la institución relató que Piñeyro intentó impedir que los gasistas matriculados que envió el Consejo Escolar “hicieran la prueba de hermeticidad. Una compañera le empezó a preguntar por el nombre, a ver si tenía matrícula y él no le quería decir nada, lo único que le decía es que acá no había olor a gas. Finalmente los gasistas matriculados que manda el Consejo, que son los únicos que tienen idoneidad para determinar si es gas o no, determinaron en la prueba de hermeticidad que había una terrible fuga de gas”.

Más información: Vidal contra el derecho a huelga docente: quiere declarar "servicio esencial" a la educación

Vale destacar que es la primera vez que permiten que docentes asistan en el momento de hacer la prueba. Las tres veces previas no se había permitido que participaran en calidad de observadores.

Piñeyro tuvo que retirarse de la institución y según denuncia el la Multicolor de General Rodríguez se subió a un vehículo municipal con chapa patente N° AC786XL y entre otras insignias se observa “UPI Central II: Unidad de pronta intervención de General Rodríguez”.

María Eugenia Vidal y Kubar intentan negar la situación crítica de las escuelas producto del desfinanciamiento del Estado. En General Rodríguez se declaró la emergencia educativa en abril, antes de la explosión en Moreno. El caso del edificio donde funcionan la EP N°22 y la EES N°3, evidencia que el drama de la escuela pública en la provincia de Buenos Aires lejos está de solucionarse.

Cambiemos acaba de presentar un proyecto de Presupuesto 2019 que implica una fuerte ajuste sobre las áreas más sensibles de la vida cotidiana de las grandes mayorías populares, como salud y educación. La comunidad educativa viene de movilizarse en toda la provincia por condiciones de infraestructura. Docentes y estudiantes de las universidades vienen de protagonizar tomas, movilizaciones y asambleas masivas en todo el país. Fuerzas para enfrentar el ajuste macrista y defender la educación pública hay. Hace falta la organización y un plan de lucha serio para derrotar los planes de ajuste y el presupuesto de hambre de Cambiemos, los gobernadores y el FMI.







Temas relacionados

Presupuesto 2019   /    Educación pública   /    María Eugenia Vidal   /    General Rodriguez   /    Lista Multicolor   /    Suteba   /    Moreno   /    Ajuste   /    Provincia de Buenos Aires   /    Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO