Mundo Obrero

EDUCACIÓN PÚBLICA

Gracias a Larreta y Acuña, una escuela “empezó las clases” infestada de ratas

Se trata del colegio Rosario Vera Peñaloza, ubicado en Alamagro, donde asisten 900 alumnos de jardín y primaria y más de mil adultos a los cursos nocturnos.

Miércoles 6 de marzo | 12:16

El inicio del ciclo lectivo de este año comenzó con casi un millón de docentes paran en todo el país y no arrancan las clases y con un aluvión de ratas en una escuela porteña del barrio porteño de Almagro.

"Infestado de ratas", así define la comunidad educativa de la escuela ubicada en Pringles 1165 el estado del establecimiento. Los padres denunciaron que la empresa concesionaria dejó las trampas en diciembre, y las vino a retirar recién el 20 de febrero.

"Estaba lleno de ratas muertas que quedaron así todo el verano", señalaron. Este mediodía realizarán un ruidazo y volanteada en la puerta de la escuela.

Tercerizaciones en las escuelas porteñas

En todas las escuelas de la Ciudad de Buenos Aires, la limpieza y desinfección están tercerizadas.

La empresa MIG se encarga del mantenimiento, y a su vez contrata a otra empresa para las desratizaciones, las cuales fueron presupuestadas para que se realicen una cada primer viernes del mes.

También la cocina y el salón donde comen los alumnos están tercerizados a otra firma (Si-Al), que se encarga de la desratización en esa zona.

Las ratas en las aulas

En muchas escuelas porteñas se han encontrado ratas en varias oportunidades, pero este verano en el Peñalosa se agravó, cuando comenzaron tareas de remoción de tierra en el predio lindero del Automóvil Club Argentino (ACA), abandonado hace 18 años tras un derrumbe que causó dos muertes.

"El año pasado ganamos el proyecto para instalar ahí en ese predio una plaza para el barrio, pero por cuestiones de jurisdicciones y negocios se echó atrás. Después, ante la presión de los vecinos, el ACA empezó a construir de nuevo las oficinas que pararon en 2001. A raíz de eso se nos vinieron todas las ratas a la escuela. La solución hasta ahora es paliativa: dejo trampa, me llevo rata muerta. Es todo lo que se está haciendo", denunció Fabia García Panelli, presidenta de la cooperadora.

Las empresas que deben ocuparse de la desratización están usando una forma bastante "innovadora" para combatir la plaga, colocan cajas con pegamento, con chizitos en el medio. Parece un chiste, pero no lo es.

Según explicaron no pueden usar otros métodos más efectivos, por la presencia de los alumnos. Pero lo cierto es que recién estas últimas dos semanas comenzaron con la desratización y durante todo el verano la escuela se llenó de ratas.

El Estado lamentables en el que se encuentran las escuelas públicas porteñas es responsabilidad absoluta de el Estado de la Ciudad de Buenos Aires, en manos de Horacio Rodriguez Larreta, y su ministra de Salud, Soledad Acuña.

Desde la cooperadora afirmaron que "el comienzo del ciclo lectivo es inminente y no queremos que arranquen las clases en estas condiciones, incluso mueren ratas en el piso, no en las trampas, así que estimamos que están comiendo cebos por fuera de la escuela; hay caca y pis de ratas por todo el establecimiento, así que lo que ellas defecaron puede contener veneno o generar enfermedades. Lo que pedimos es que el Ministerio se haga cargo".







Temas relacionados

María Soledad Acuña   /    Ctera   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Docentes   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO