Géneros y Sexualidades

VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Gran marcha de las mujeres en Córdoba

El pasado martes 25, en el Día de Lucha contra la Violencia hacia las Mujeres, se manifestaron en Córdoba más de mil personas exigiendo la declaración de la ley de emergencia de género que otorgue una salida inmediata e integral a la situación de violencia, con un presupuesto público acorde a este fin. En esta provincia, ya son 20 los casos de femicidios en lo que va del año.

Jueves 27 de noviembre de 2014 | Edición del día

En la intersección de las avenidas Cólon y Gral Paz, se dieron cita más de mil manifestantes para marchar en contra de la violencia de género. "La bronca por los femicidios que se cobran la vida de una mujer cada 30 horas", y "que el Vaticano entrometiera su doctrina reaccionaria en el Código Civil", son algunas de las denuncias que se expresaron.

Como cada año, la elección de la fecha para manifestarse en contra de la violencia hacia el género femenino no es casual: el 25 de noviembre de 1999 se declaraba, durante una asamblea en la ONU, el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En un episodio ingrato de nuestra historia sucedió que en esa fecha, pero unas décadas antes, en 1960, las tres hermanas Mirabal fueron asesinadas por la dictadura Dominicana, bajo órdenes de Rafael Leónidas Trujillo. Con ese acto a fines de los noventa, la ONU simplemente completó el ciclo de legitimación que había comenzado en 1981 en Colombia cuando se celebró el "Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe". Así fue como la fatídica fecha pasó al calendario mundial, pero hoy, 54 años después, la violencia machista y los femicidios siguen siendo moneda corriente.

Ayer, esta suerte de primavera cordobesa, mezcla de tormentas nocturnas y días calurosos donde se cuelan ocasionales alertas meteorológicos, se decidió por un cielo despejado y un clima templado para acompañar, una vez más, a las mujeres, agrupaciones sociales y organizaciones políticas que desde las 18.00 hs comenzaron a concentrarse en el centro de la capital cordobesa. Entre ellas, cabe destacar a la agrupación Pan y Rosas (Partido de Trabajadores Socialistas), el Plenario de Trabajadoras (Partido Obrero), Juntas y a la Izquierda (Movimiento Socialista de Trabajadores), Asamblea de Géneros, Frente Popular Darío Santillán y Unidos y Organizados.

A medida que el sonido se ajustaba, las pancartas se erigían en el aire y la gente se disponía a dar comienzo a la marcha, se reconocía la presencia de varias mujeres, protagonistas en dar a conocer públicamente casos de violencia de género. Entre ellas, Soledad Cuello, hermana de Yamila Cuello quien se encuentra desaparecida y sería víctima de una red de trata, habló con La Izquierda Diario sobre las actividades que cuentan con el apoyo del gobierno y que provienen de una capaña internacional. Al respecto, Soledad expresó rotundamente: "Actividad que se haga, en la que no participe la familia de la víctima, no sirve. Si salimos a la calle a repudiar es porque no tenemos respuesta de nadie, ni de la Secretaria, ni del gobierno."

La marcha se desarrolló al compás de los distintos cánticos que reflejaban la bronca frente a la desidia de los gobiernos, nacional y provincial, la ausencia del Estado y la urgente necesidad de que se garanticen soluciones efectivas para este flagelo.

Voces de mujeres: reclamos y demandas de justicia

Cerca de las 20 horas, las agrupaciones formaron un estrecho círculo en torno a las oradoras en medio de la avenida Yrigoyen, cerca de la fuente, para dar lectura del documento donde se concentraron los reclamos por lo cuales se marchó. Entre ellos, "Basta de violencia hacia las mujeres, ni un femicidio más"; "Justicia por Paola Acosta y todas las víctimas de violencia contra la mujer"; "Aparición con vida de Yamila Cuello", "Desmantelamiento de las redes de trata y prostitución sexual". También las voces de las mujeres se expresaron en las consignas: "El aborto clandestino también es violencia: Anticonceptivos para no abortar. Aborto libre, legal y seguro en los hospitales públicos"; "Separación de la Iglesia y el Estado: abajo la reforma reaccionaria del Código Civil". En este punto de la lectura del documento quedó reflejada la profunda dimensión de esta problemática que atraviesa al conjunto de la sociedad y en particular a las mujeres: en Argentina hay casi igual proporción de nacimientos y abortos por año. Es decir, más de 500 mil abortos clandestinos realizados en condiciones de total insalubridad.

El cenit de la convocatoria tuvo lugar durante la lectura de este documento, que se realizó en frente del Patio Olmos. Una a una, las distintas representantes de las agrupaciones se dieron turno para expresar su posición al respecto, también se leyeron adhesiones de quienes no pudieron estar allí. Tal fue el caso de la mamá de Facundo Rivera Alegre, Viviana Alegre, quién a través de un comunicado manifestó que el Estado es el prinicipal ejecutor de violencia y responsable por los femicidios. También se hizo presente Eugenia Cabral, que en representación de las Escritoras de Córdoba, aclaró que, por primera vez, tanto ella como sus compañeras decidieron pronunciarse públicamente en favor de la lucha de las mujeres contra la violencia.

Además, se pronunciaron familiares de mujeres víctimas de femicidios. Entre ellas, Alejandra Cardenas declaró que a su hermana Marisa Cardenas la mataron en agosto de 2011 en el Parque Sarmiento. El único imputado de la causa esta cumpliendo prisión preventiva y se trata de la ex-pareja de Marisa, padre de la pequeña Stefanía de seis años, la hija que tienen en común. El juicio al único sospechoso comenzaría hoy en el Tribunal 2, cámara IVº.

Luego fue convocada Marina Acosta, hermana de Paola Acosta. Marina estaba visiblemente emocionada e indignada cuando, al principio de su breve intervención, se dirigió en contra de la actual administración Delasotista. Momentos después, su voz se llenó de angustia, y sus ojos estaban colmados de lágrimas, cuando nombró a cada uno de sus sobrinos: Tomás, Agustín y Martina, que hoy son huérfanos de mamá. Además, Acosta expresó a este medio que tiene la esperanza de que el pedido de Jury a Oyhanarte pueda prosperar, aunque dijo que "se sabe cómo es el manejo de la corporación policial, que se tapan entre ellos". Finalmente agregó: "El caso de Paola no es aislado, y queremos que haya una condena ejemplificadora para Oyhanarte: que se lo destituya por su accionar negligente."

Por su parte Laura Vilches, quien asumirá como Legisladora provincial el próximo 10 de diciembre en representación del Frente de Izquierda, manifestó la necesidad de “que se declare ya mismo una ley de emergencia de género que otorgue una salida inmediata e integral a la situación de violencia, con un presupuesto público acorde a este fin, y cuya aplicación efectiva sea controlada y garantizada por organizaciones de la mujer, sociales y de derechos humanos”.

Hacia el final de esta importante jornada de lucha, aunque las luces nocturnas de la ciudad anunciaban que el día había terminado, aún se veían en alto las grandes banderas multicolor, las pancartas con las fotos de las víctimas y una gran cantidad de gente que escuchaba atentamente la lectura y los testimonios cargados de emoción. A su término, mientras los cánticos finales eran el telón de fondo de la desconcentración de quienes se sumaron al acto, se podía sentir en el aire que la lucha de las mujeres de hoy es, probablemente, una conquista que sólo se logra mediante lo que ellas tienen que sacar del fondo de su ser: su propia fuerza y coraje para luchar por Justicia.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO