Internacional

EDITORIAL DE EDITORIALES INTERNACIONAL

Grecia-Unión Europea: La tautología como política

Para el lector dominical de esta columna, que otra vez se va a ocupar de cómo toman la crisis griega algunos diarios de hoy de Alemania y Gran Bretaña, primero habría que decirle que parece que del artículo del domingo pasado a este pasaron años.

Guillermo Iturbide

Ediciones IPS-CEIP

Domingo 12 de julio de 2015 | Edición del día

La euforia por el contundente 62 % de los griegos que votaron No a las exigencias de la Troika en el referéndum se transformó en una amarga decepción, al aceptar el gobierno de Tsipras prácticamente todas las exigencias que el pueblo rechazó en las urnas, como contamos acá y acá, pero que ya habíamos anticipado como el camino más posible el mismo lunes 6.

¿Hacia un gobierno griego de unidad nacional de los partidarios del “Sí”?

Hace unos días Stathis Kouvelakis, miembro del CC de Syriza y de su “Plataforma de Izquierda”, escribía en la revista Jacobin sobre esta reversión del resultado del referendo: “Pase lo que pase en las próximas horas y días, una cosa debe quedar clara: cualquier intento de anular la voluntad popular de revertir la austeridad y el memorándum equivale a hubris en el sentido del término en la Grecia antigua. Quien se atreva a llevar al país, y la izquierda, a la entrega y al deshonor debe estar listo para enfrentar su correspondiente Némesis.” (Hubris en la antigua Grecia era la arrogancia de ofender el honor de alguien, y Némesis era la diosa que se encargaba de vengar y hacer justicia con quien lo cometiera). Hoy el mismo Kouvelakis anuncia a través de su cuenta de Facebook:
“Avalancha de declaraciones de las figuras más derechistas del gobierno y de Syriza (el ministro de Economía Stathakis, el viceministro de ingresos internos Mardas, el eurodiputado Papadimoulis) pidiendo abiertamente que se reorganice el gobierno y se expulse a Zoe Kostantopoulou, Panagiotis Lafazanis y el ala izquierda de Syriza. Mardas, ex experto del Pasok [partido socialdemócrata], muy cercano al ex primer ministro ‘modernizador’ Costas Simitis, hizo comentarios irónicos sobre Kostantopoulou y Lafazanis diciendo que están ‘perdidos en el espacio’ y los ataca por haberse inspirado en Guevara y Rosa Luxemburg (obviamente un insulto supremo para él).

En su editorial de hoy, Avghi, el diario de Syriza controlado por el ala derecha del partido, pide incluso elecciones anticipadas y una ‘recomposición de la mayoría gubernamental’. Mientras tanto, Stavros Theodorakis, el líder de Potami y gran caballo de Troya de la UE y de los empresarios, se comporta como si fuera un ministro próximo a entrar en funciones, mientras que los líderes de Nueva Democracia y el Pasok son partes constituyentes de una nueva mayoría ‘pro-acuerdo’. Los 251 votos en el Parlamento a favor de la propuesta de acuerdo se pueden ver como el acelerador para grandes realineamientos políticos. Recordemos también que en la votación el gobierno perdió el control de su propia mayoría, con 17 diputados de Syriza que no votaron la propuesta de diversas maneras y 15 más que emitieron una declaración expresando su solidaridad política con quienes rechazan el acuerdo y advirtiendo que no votarán el próximo memorando.”

El “referéndum” permanente donde deciden la política las potencias imperialistas, los bancos y las empresas.

Mientras tanto, los diarios de occidente festejan el cambio y el favor que le hizo el gobierno griego a la “unidad de Europa”.
El financiero Frankfurter Allgemeine Zeitung publica un largo artículo central de Thomas Gutschker donde se dan cuenta de todas las idas y venidas de esta semana luego del No griego. Lo interesante es que muestra ciertos roces entre la estrategia de Alemania y la de Francia, que cumplió un rol central en diseñar la nueva propuesta griega tras bambalinas, donde la política se hace a cada minuto del día y no en los referendos donde las masas tienen la ocasión de manifestarse ocasionalmente, pero con la certera posibilidad de que no se traduzca en nada concreto.

Sobre la propuesta de austeridad enviada por el gobierno griego para un tercer rescate, dice el FAZ: “Eso es todo lo que querían escuchar las ‘instituciones’, y no es ninguna sorpresa que las cosas hayan ocurrido de esa manera. Porque ahora estaban sentados en la embajada griega no solo funcionarios de Francia y de la Comisión Europea, sino también del BCE y del FMI. Incluso estaba involucrado el Eurogrupo. A puertas cerradas ocurrió algo típico de la política europea: aquellos que oficialmente tienen que evaluar una propuesta ya están trabajando en su creación, para asegurarse que los resultados se corresponda con sus criterios. En consecuencia, las tres instituciones evaluaron el viernes la propuesta griega que ellas mismas habían ayudado a formular. La tautología como política.”

Roces entre Francia y Alemania pero acuerdo en la “tortura mental”.

En este momento, mientras en Europa ya se está terminando el día domingo, The Guardian informa sobre la reunión de líderes de la eurozona con Tsipras en Bruselas, donde le presentaron un ultimátum. Esta sesión fue descripta por una funcionario de la UE como un "ejercicio de tortura mental extendido" (en inglés dice “waterboarding”, que es el tipo de tortura que en muchos países de Latinoamérica conocemos como “submarino”). Según The Guardian, el objetivo de esto es “lograr la aprobación griega para las conversaciones sobre un tercer rescate de cinco años un valor de hasta € 86 billones, los dos líderes [Merkel y Hollande] presionaron a Tsipras para tener una certeza absoluta de que honrará lo que le ofrecían.”

También, al igual que el Frankfurter Allgemeine Zeitung menciona la existencia de un documento que se ha filtrado a la prensa, donde hay exigencias alemanas que incluyen la posibilidad de que Grecia abandone el euro temporariamente, pero sin salir de la Unión Europea si se niega a los términos sobre el nuevo plan de rescate o, en caso de acuerdo, que Grecia deposite € 50 mil millones en activos como garantía para nuevos préstamos y para eventuales privatizaciones. Ambos pasajes, sin embargo, no gozan de consenso entre los líderes de la eurozona. Mañana lunes el parlamento griego debería aprobar todo este paquete, mientras que el miércoles debería aprobar también una serie de leyes que contemplen el ataque a las jubilaciones y la reforma del IVA, antes de que la eurozona se siente a negociar con Grecia un nuevo rescate por tres años.

Según The Guardian: “Los términos son mucho más duros que los impuestos por los acreedores en los últimos cinco años. Esto, según un alto funcionario, es una venganza por el rotundo no a un acuerdo en el referéndum que Tsipras organizó hace una semana. ‘Se le advirtió que un voto afirmativo obtendría mejores condiciones, pero que con un voto negativo sería mucho más difícil’”

“Pero Francia y Alemania están divididos sobre la cuestión griega, mientras que Finlandia podría negarse rotundamente a firmar hasta un tercio de rescate para Grecia. El francés Hollande se comprometió a hacer todo lo posible para llegar a un acuerdo la noche del domingo, pero Merkel dijo que no habría un acuerdo a cualquier precio. Otros países de la eurozona instaron a Alemania a abandonar sus objeciones. ‘Hay que evitar el Grexit’, dijo Jean Asselborn, el ministro de Asuntos Exteriores de Luxemburgo. ‘Sería fatal para la reputación de Alemania en la UE y en el mundo. La responsabilidad de Alemania es grande. Se trata de no evocar los fantasmas del pasado’, dijo al diario alemán Süddeutsche Zeitung. ‘Si Alemania quiere el Grexit, tendrá un profundo conflicto con Francia. Eso sería una catástrofe para Europa’. Se esperaba que el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, le dijera a Merkel en la reunión de líderes que ‘ya es suficiente’ y la zona euro no debe humillar a Grecia cuando ya entregó tanto (…) La decisión de obligar al Grexit, que nunca ha estado más cerca, sería un tremendo fracaso para Hollande y la consiguiente recriminación franco-alemana sería muy perjudicial, dicen los observadores.”







Temas relacionados

Grecia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO