Mundo Obrero

Despreciable

Hacer oreos y rociar con alcohol a los obreros: el plan de Mondelez para enfrentar el coronavirus

Produjo galletitas Oreo en su planta de Pacheco durante todo el fin de semana largo para abastecer al mercado. ¿Tan esencial es en tiempos de pandemia que cada hogar argentino tenga un paquete de Oreo? Mientras tanto quiere implementar una máquina no certificada por ningún organismo para rociar con alcohol a sus trabajadores quienes trabajan en contacto con hornos.

Pamela Bulacio

Trabajadora de Kraft- Mondelez Agrupación Bordó - Leonardo Norniella de la alimentación

Viernes 27 de marzo | 21:47

Favorecidos por el decreto presidencial que dice que la industria alimenticia es esencial y tiene que seguir produciendo, la patronal yanqui sigue a toda marcha.
Cada día cientos de trabajadores de la planta tienen que viajar hacinados, esperando los colectivos por horas, totalmente expuestos ellos y sus familias a poder contagiarse. Además están obligados a ir a trabajar bajo la sutil sugerencia de que puede haber suspensiones, despidos o descuentos de salarios; tienen que someterse a las condiciones que le impone la patronal. Ahora dicen que no consiguen alcohol en gel. Por eso rebajaron el alcohol e instalaron una máquina en la entrada de la fábrica que rociaría el cuerpo del obrero. Algo dañino para la piel y también para las vías respiratorias.

Este invento no está aprobado por ningún órgano idóneo. Con ese alcohol rociado sobre su ropa y cuerpo, los trabajadores fabricarían alimentos cuyo proceso es: mezclar formulas, amasar, cocinar las masas, moldear, armar, envasar y stockear. Ese alcohol lo transportarían a los hornos que tienen quemadores. Un peligro para la vida.

El lugar donde rociarían con alcohol a los obreros.
El lugar donde rociarían con alcohol a los obreros.

¿Qué importa todo eso?: hay que producir Oreo y golosinas “para enfrentar la Pandemia”

Mientras la bronca crece, las respuestas de los representantes de los trabajadores no pasan de repetir que “hay que aportar al país en este momento” y que “de la pandemia se sale trabajando”.

En planta Pacheco dijeron que conformaron un comité de crisis: los delegados, sindicato y la empresa. Es tan de crisis el comité que permite las aberraciones como lo anterior dicho, o que no haya alcohol en gel ni barbijos especiales para evitar el contagio. El jabón liquido lo rebajan con agua y no existen los testeos para prevenir o detectar posibles contagiados. Ese comité no existe o solo se limita a decir que si a los que dice la empresa.

Necesitamos poner en pie una verdadera comisión de seguridad e higiene donde los trabajadores participemos y decidamos en asamblea.

El aporte de Mondelez a la crisis del país

Mientras empezamos a ver filas de trabajadores desocupados que esperan por sus viandas de comida y en las escuelas empiezan a racionar los bolsones de comida ya que los gobiernos empiezan a enviar menores partidas de alimentos, la industria alimenticia sigue funcionando para abastecer al mercado y seguir llenándose los bolsillos. Los vivos de los que habló Fernández ¡son las empresas! Pero amigos son los amigos…hay vivos repudiables y hay vivos amigables para el gobierno.

Mondelez en noviembre del año pasado adujo crisis y de manera fraudulenta consiguió que el gobierno los exima de pagar cargas patronales; plata que debía ir a jubilaciones Mondelez dejó de aportar. En febrero fue noticia que esta mutinacional norteamericana entró la record Guinness por batir record de ventas de galletitas Oreo a nivel mundial. Hoy en medio de una pandemia que agrava la crisis económica que ya vivíamos, sigue produciendo y aprovechando el momento, exponiendo a sus trabajadores y sin tomar medidas de recaudo siquiera.

¿Cuál es el aporte de Mondelez en esta situación? Tanto en las plantas Victoria como Pacheco sigue produciendo galletitas dulces, snacks y golosinas que no son de primera necesidad. Los trabajadores exigen que se produzcan alimentos para paliar la situación de millones bajo la línea de pobreza o si no reconvierten la producción. Sino que den asueto. La vida de los trabajadores tiene que valer más que las ganancias capitalistas.

Voces desde adentro

O:"La empresa no es dueña de mi cuerpo , esto es totalmente retrógrado ¿Cómo saben que lo que me arrojan no me da alergia,me afecta a los bronquios o los ojos? ¿Cuál es nuestro derecho? ¿Qué es lo que nos van a echar encima? ¿Hasta dónde los trabajadores tenemos que poner el cuerpo y arriesgar nuestra salud y la de nuestras familias?"

M: "yo ya vengo angustiada, exponiendo mi salud para ir y venir pero no es mi salud es la de mis viejos que ya están grandes. Encima montan esto cuando salga por esa puerta y me prenda un pucho que va a pasar no lo sé"

D: " No se usa antiparras ni ningún elemento de seguridad. Y si alguien después de ser rociado con alcohol decide fumar ¿qué pasará? Y nadie nos da bola ni nos consultan. ¿Quién certifica que eso sirve y qué es seguro?"

Es necesario por todas estas cosas poner en pie una Comisión de Seguridad e Higiene en planta. Ya no hay alcohol en gel y el Jabón líquido es rebajado, no sé compran barbijos y nos vemos obligados a usar alcohol rebajado que daña la piel.

Si estamos produciendo en estas condiciones y el contagio es comunitario como lo dicen las autoridades sanitarias necesitamos que se respete la distancia de un metro y medio entre los trabajadores en todos los lugares y test para todos. Tanto deben viajar en chárter para efectivos y tercerizados. No debe haber ningún despido ni suspensión. Que se produzcan productos de primera necesidad y que se done para que nadie en este país pase hambre.







Temas relacionados

Coronavirus   /    Mondelez-Kraft   /    Zona Norte del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO