Géneros y Sexualidades

NEUQUEN

Homenaje a Ivana Rosales: una vida de dolor transformado en lucha contra la violencia machista

Familiares, amigas, representantes de las organizaciones de mujeres y feministas, políticas, sindicales y sociales de Neuquén homenajearon la vida de Ivana Rosales

Julieta Katcoff

Secretaría de las Mujeres Hospital Castro Rendón

Jueves 7 de septiembre | 21:33

Pasadas las 17 horas la sala velatoria se colmó de pañuelos violetas como homenaje y despedida a Ivana Rosales, referente de la lucha contra la violencia hacia las mujeres de la provincia de Neuquén.

Ivana luego de haber sobrevivido a un atroz intento de femicidio por parte de su ex pareja Mario Garoglio en el año 2002, dedicó su vida a defender los derechos de las mujeres, a la búsqueda de la reparación de tanto dolor a través de la exigencia de justicia.

La noticia del fallecimiento de Ivana conmovió a todas las mujeres que salimos a las calles a gritar Ni Una Menos. Las marcas de odio en su cuerpo se hicieron sentir: falleció a consecuencia de un golpe producto de los cuadros de epilepsia que sufría como secuela de la violencia machista a la que fue sometida. “Un femicidio que tardó 15 años en concretarse”, decía una las referentes del movimiento de mujeres hoy mientras la despedíamos.

Te puede interesar: Falleció Ivana Rosales, referente de la lucha contra la violencia hacia las mujeres

Compañeras de lucha, amigas y familiares recordaron a Ivana como emblema de lucha contra la violencia machistas, una mujer que logro transformar el dolor en lucha y organización. También leyeron las palabras que hicieron llegar el Centro de Estudios Legales y Sociales y el Colectivo NiUnaMenos.

El Cinismo de un Gobierno que hizo oídos sordos a sus reclamos

El Gobierno neuquino de Omar Gutiérrez decretó duelo provincial ante la pérdida de Ivana, resaltando que era “una sobreviviente de la violencia de género que convirtió su dolor en una lucha incansable”, una clara muestra de la hipocresía de un Estado que la abandonó ante cada uno de sus reclamos, de un gobierno y una justicia que hicieron oídos sordos a su pelea y que nunca

dio respuesta a su actual y ambicioso proyecto de convertir su casa en un refugio para las mujeres víctimas de violencia.

En su página oficial, la Subsecretaría de las Mujeres dependiente del Ministerio de Ciudadanía Provincial, dice asumir “el compromiso de asumir su legado y trabajar para eliminar la violencia hacia las mujeres”. No obstante, el presupuesto del que se dispone sólo ha sido destinado a campañas de difusión como “Neuquén Te protege” mientras que las mujeres víctimas cuentan con solo dos refugios en la provincia, no hay equipos interdisciplinarios especializados en la atención de este complejo padecimiento en cada hospital público entre muchas otras tantas medidas que el Estado debiera garantizar para que las mujeres podamos paliar estas tremendas situaciones que dan la triste cifra de 27 denuncias diarias en nuestra provincia.

Transformar el dolor en bronca y la bronca en militancia

Ese es para nosotras, para la Agrupación de Mujeres Pan y Rosas, su legado, esa lucha cotidiana de quien supo transformar el sufrimiento, el dolor y la humillación en incansable militancia por los derechos de las mujeres, sin doblegarse sino dando pelea hasta el final por una vida sin violencia para nosotras.

Ivana Rosales, presente! Ahora y siempre!






Temas relacionados

violencia contra las mujeres   /    #NiUnaMenos   /    Neuquén   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO