ROSARIO

Humanidades y Artes: las autoridades quieren dejar en la calle al cafetero

Toda persona que haya recorrido los pasillos de la Facultad de Humanidades y Artes en los últimos 33 años conoce a Marcelo Bruno, quien se desempeña como cafetero de la Facultad. En los últimos días se ha dado a conocer que las autoridades de la Franja Morada buscan dejarlo sin trabajo en medio de la cuarentena.

Martes 14 de julio | 16:57

A continuación reproducimos el petitorio que realizan estudiantes y docentes auto convocados, quiénes se dirigen al decano de la Franja Morada, Alejandro Vila. Esta carta se realiza luego de que se dé a conocer el futuro laboral incierto para Marcelo Bruno y su familia, del cual son responsables las autoridades de la Facultad, pero que ha despertado amplia solidaridad de decenas de estudiantes, docentes y graduados.

“Sr. Decano de la
Facultad de Humanidades y Artes
Prof. Alejandro Vila

De nuestra consideración
Lxs abajo firmantes, docentes y estudiantes de grado y posgrado, así como graduadxs de la Facultad que usted dirige, y de otras facultades del país y del extranjero, nos comunicamos para manifestar nuestra profunda consternación y tristeza ante la situación de quien consideramos un integrante fundamental de nuestra comunidad, Marcelo Bruno, nuestro cafetero y su familia.

Esta misiva está impulsada por acontecimientos que consideramos exceden por mucho lo imaginado y lo esperable para una persona que ha crecido cobijado bajo el ala protectora de nuestros techos y que, ahora, de pronto, se ve expulsado, en el peor momento, con una crisis total sobre la que no es necesario abundar: Marcelo, nuestro querido Marcelo, siempre servicial, siempre atento, resolviendo los problemas de TODXS NOSOTRXS, profesorxs y alumnxs durante décadas.

Porque deseamos recordar que Marcelo siempre supo cómo conectar los cañones, las computadoras, arreglar los ventiladores, los aires acondicionados, las estufas. Marcelo siempre estaba allí. Y siempre nos daba seguridad, más allá de brindarnos la calidez de su café que no sólo era eso, era una palabra de aliento, de afecto, era una compañía que se extendió por 33 años. Marcelo trabajó para la Facultad y para toda la comunidad en muchísimas tareas que quizás competían a otros, pero de las que, aún sin cargo, él “se hacía cargo”. Y siempre lo hizo con eficiencia, con una sonrisa, con la alegría de ser parte de la comunidad de la Facultad, como TODXS NOSOTRXS.

Por eso creemos que es justo que Marcelo se quede en nuestra Facultad que es más suya que de muchxs de nosotrxs. Creemos que Marcelo bien podría tener un trabajo pago, con la seguridad que ello supone y que él y su familia merecen haciendo lo que ya ha demostrado durante décadas que puede, sabe y quiere hacer, más allá de su trabajo como cafetero: auxiliarnos a docentes y estudiantes en los aspectos técnicos de las múltiples actividades que enfrentamos diariamente y que, con las circunstancias actuales, lejos de minimizarse, se incrementarán.

No podemos permitirnos perder a un miembro importantísimo de nuestra comunidad. Por sobre cualquier posicionamiento político, más allá de las diversas formas de pensar de lxs abajo firmantes, apelamos a que la permanencia de Marcelo en la Facultad, con condiciones dignas de trabajo, sea una realidad.

Confiadxs en su rápida intervención, nos despedimos a la espera de una pronta y favorable respuesta.”

Aquí podes sumar tu firma a la carta.







Temas relacionados

#Despidos   /    Facultad de Humanidades   /    Franja Morada   /    UNR   /    Santa Fe   /    Universidad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO